Noticias Destacadas|Política y Democracia

Renace facción de diputados insurgentes de Libre que mantiene postura contra presidente del Legislativo

Renace facción de diputados insurgentes de Libre

Al parecer la firma del pacto frente al coordinador no se esta cumpliendo y los diputados de Libre siguen empleitados o divididos

Compartir

Tegucigalpa.- Al parecer la disolución de la facción de diputados insurgentes del oficialista Partido Libertad y Refundación (Libre) fue una falsa apariencia al renacer posturas contra la Junta Directiva del Congreso Nacional que preside el congresista Luis Redondo, del Partido Salvador de Honduras (PSH), inclusive se anuncia una “bancada independiente”.

Los diputados electos bajo el partido rojinegro, Beatriz Valle y Edgardo Castro, conocido como “el Chele”, exhibieron el renacer de la facción de congresistas disidentes que, en enero pasado, crearon una crisis política que fragmentó el Poder Legislativo en dos facciones y desestabilizó el inicio del gobierno de la presidenta hondureña Xiomara Castro.

Beatriz Valle, diputada de Libre por Francisco Morazán

Valle mantiene su postura que Redondo preside el Poder Legislativo de manera de facto por directrices del coordinador del Partido Libre, esposo y asesor de Castro, José Manuel Zelaya Rosales, a quien señala que desde Casa Presidencial lo tiene maniatado para evitar que el PSH, al mando del designado presidencial, Salvador Nasralla, tenga poder político.

Noticia relacionada Buscan declarar nula junta directiva de Luis Redondo en el Congreso Nacional

“El periodista Raúl Valladares me llamó y me escribió un par de mensajes empujando a que buscáramos votos para Jorge Calix a instancias de Zelaya quien siempre tuvo pleno conocimiento de lo que estábamos haciendo para luego tildarnos de andar con el crimen organizado mientras instalaban la Junta Directa de facto, que así permanecerá porque al legalizarla da demasiado poder a Luis Redondo, quien es el nuevo tramitador de Casa Presidencial. Mucho poder a Luis Redondo significa mucho poder para Salvador Nasralla”, expuso.

Para entender de manera clara a qué se refiere Valle sobre los votos para Cálix, antes de las elecciones generales de noviembre de 2021, Castro, en ese entonces candidata presidencial, pactó una alianza de hecho con Nasralla candidato presidencial del PSH quien declinó a su aspiración para unirse a la planilla del Partido Libre con la finalidad de derrotar al conservador Partido Nacional.

El acuerdo se centró en Nasralla apoyaría la candidatura de Castro y, en caso de ganar las elecciones, un diputado del PSH sería ungido como presidente del Congreso Nacional.

Castro ganó las elecciones de manera contundente y puso fin a doce años de gobierno del Partido Nacional, el Partido Libre logró ganar 50 escaños dentro del Poder Legislativo mientras que el PSH tiene 10, sin embargo, 22 diputados rojinegros desconocieron el acuerdo y promovieron al diputado Cálix para ser el presidente del Congreso.

Esto generó que en paralelo se instalaran dos Juntas Directivas, una que preside Redondo y la otra Cálix quien contó con el respaldo de los diputados del Partido Nacional y la mayoría del Partido Liberal a quienes siempre señaló de ser parte del crimen organizado y el narcotráfico y que al final se convirtieron en sus mejores aliados.

Noticia relacionada Congreso de Honduras recurre a prácticas que utilizó el Partido Nacional para aprobar leyes 

Por su parte, Redondo contó con el apoyo del PSH, los restantes diputados del Partido Libre, la presidenta Castro, y algunos liberales y el voto del congresista de la Democracia Cristiana (DC).

Las autoridades del Partido Libre determinaron expulsar a los disidentes y Redondo tomó posesión de la sede del Legislativo mientras Cálix sesionaba desde la virtualidad como lo hizo de manera arbitraria el Partido Nacional con la llegada de la pandemia del SARS-CoV-2.

Mientras la crisis se mantuvo por varios días, Zelaya Rosales, desde Casa Presidencial, logró llegar a acuerdos con Cálix quien declinó a sus pretensiones, los disidentes retornaron a las filas rojinegras y los diputados conservadores nacionalistas y liberales no les quedó más que regresar al Congreso y sesionar al mando de Redondo.

No se conoció cuáles fueron los acuerdos bajo la mesa a los que llegaron los diputados de Libre con Zelaya Rosales aunque algunos fueron nombrados en otros cargos públicos, no obstante, Valle mantiene la división y asegura que revelará todo lo relacionado a lo oculto detrás de la crisis del Legislativo y otras interioridades políticas.

“Aquí por decir la verdad dicen que uno es controversial, pero lo que hay es escasez de personas que la digan y por eso se sorprenden. Yo voy a ir contando todo lo vivido en estos 24 años, todo. Así que estén pendientes. No quedará piedra sin levantar”, advirtió.

La congresista es víctima de ataques y amenazas contra su integridad por denunciar las situaciones internas del Partido Libre, además aseguró que está expulsada y ya no forma parte del ente político.

Noticia relacionada Concluye mandato del considerado peor Congreso Nacional en la historia democrática de Honduras

UNA BANCADA INDEPENDIENTE

El diputado Castro, anunció que se conformará una bancada de diputados independientes afines a Libre al expresar que “no son mandaderos” de Zelaya Rosales arremetiendo contra Redondo.

“Nosotros no somos enemigos de Libre, sino del proceder en el Congreso Nacional y de la actitud que en algún momento viene desde Casa de Gobierno. Luis Redondo es el nuevo mandadero de Casa de Gobierno”, pronunció.

Según las declaraciones de Castro, la facción de insurgentes se mantiene lo que renace no solo la división sino una posible nueva crisis en el Congreso que es promovida desde el Partido Nacional que no reconocen a Redondo como presidente del Legislativo pese a que sesionan y aprueban leyes.

“Si nos quieren expulsar pues bienvenido sea, pero nosotros no seguiremos siendo el hazme reír del país viendo lo que está pasando y los otros apoyando algunas sinvergüenzadas en el Congreso”, añadió Castro.

Ni el jefe de bancada del Partido Libre ni el coordinador general Zelaya Rosales se han pronunciado sobre las posturas de Valle y Castro que podrían debilitar la alianza con el PSH que favorece las pretensiones del gobierno de Castro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.