Primos guatemaltecos ligados a Tony Hernández se declaran inocentes

Tomado de: ProHondurasNetwork

El día de hoy se realizó una conferencia en el caso de Ronald Salguero, uno de los supuestos socios de Juan Antonio Hernández en el tráfico de drogas que operaban desde Guatemala y servía como enlace entre narcotraficantes en Honduras y miembros del cartel de Sinaloa. Durante el juicio de Tony se establecieron vínculos entre los Salguero y el cartel Hernández, señalando que estos fueron testigos de la entrega del millón de dólares provenientes del cartel de Sinaloa que fueron invertidos en la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández.

Según información obtenida por Pro-Honduras Network los primos Ronald Enrique Salguero Portillo y Otto Rene Salguero Morales se entregaron a la DEA en el mes de marzo de 2020, y desde esa fecha se encuentra recluidos en la misma cárcel que se encuentra Tony Hernández. Ambos acusados se declararon inocentes de los tres cargos que enfrentan e irán a un juicio rápido, la próxima audiencia se estaría realizando el 9 de julio y en ella se discutirán las evidencias que tiene la fiscalía en su contra, entre las que se incluyen dispositivos electrónicos y llamadas interceptadas, entre otros.

En la acusación del pasado 17 de diciembre de 2019 el fiscal federal de Manhattan Geoffrey S. Berman, señalo que los acusados conspiraron con varios funcionarios corruptos hondureños a quienes sobornaron para facilitar la importación a los Estados Unidos de grandes cantidades de cocaína para el cartel de Sinaloa. Supuestamente proporcionaron personal de seguridad, armado con ametralladoras y juegos de rol, para los envíos de drogas. 

Además, la agente especial a cargo de la DEA, Wendy Woolcock, dijo: “Después de la reciente condena del excongresista hondureño Tony Hernández, los cargos de hoy son una prueba más de que incluso los narcotraficantes bien conectados tendrán que rendir cuentas. Estos presuntos delincuentes no se detendrán ante nada para proteger sus envíos de veneno, a menudo recurriendo al soborno, la intimidación e incluso la violencia. La DEA se compromete a hacer todo lo posible para combatir la amenaza del narcotráfico y evitar que estas sustancias peligrosas inunden nuestras comunidades y dañen a los estadounidenses “.

En la acusación también se asegura que al menos aproximadamente en 2004, Beltrán Beltrán, Salguero Morales, Salguero Portillo y Félix Rodríguez trabajaron juntos y con otros, incluido, el excongresista hondureño Juan Antonio Hernández Alvarado “Tony Hernández” y el liderazgo del Cártel de Sinaloa de México: para transportar grandes cargamentos de cocaína. Los acusados ​​y otros narcotraficantes recibieron los envíos de cocaína en Honduras a través de rutas aéreas y marítimas, que generalmente se enviaban desde Colombia y Venezuela. Para protegerse de la interferencia oficial, y para facilitar el paso seguro de la cocaína a través de Honduras, Guatemala y México para que las drogas puedan importarse a los Estados Unidos, los acusados ​​y otros facilitaron el pago de sobornos a funcionarios públicos, incluyendo a Hernández Alvarado y otros políticos hondureños. Los acusados ​​y otros también proporcionaron seguridad armada para las drogas, incluidas las personas que portaban ametralladoras y lanzagranadas propulsadas por cohetes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.