Por qué los gringos no son arrogantes con Corea del Norte e Irán

Cuando la vida es un martirio

Por: Oscar Miguel Marroquín

Parece que los señores imperialistas no son arrogantes con todo el mundo, solamente con aquellos países pobres y desfavorecidos en tecnología militar, en los últimos años la política exterior y el poderío militar de los Estados Unidos ha perdido arrogancia, Corea del Norte trazó una línea roja retando a los norteamericanos  a cruzarla, del lado de los coreanos esa línea significa poderío nuclear, es decir, el presidente norcoreano mantiene en sus manos el botón que podría desatar una guerra nuclear contra los Estados Unidos, quizá sea esa la sola razón por la que el imperio no se atreve a cruzar la línea.

Desde el año 2003 Corea del Norte no pertenece al Tratado de No Proliferación Nuclear TNP, en el idioma gringo se escribe de la siguiente manera (NPT, Nuclear Non-Proliferation Treaty). Diversos gobiernos de los Estados Unidos han buscado incansablemente la forma para que Corea abandone el programa nuclear, sin haber logrado resultado alguno, la respuesta del presidente norcoreano Kim Jong-un ha sido una sola: “NO ABANDONAREMOS NUESTRO PROGRAMA NUCLEAR”.

Este programa parece estar derritiendo la arrogancia imperial.

Pero aún hay más, desde marzo del año 2003 Estados Unidos no ha parado de gastar una millonada de dólares en la industria militar, con la finalidad de machacar a fuerza de bombas a países como Irak, Afganistán, Libia, Siria, Yemen y otros; nadie sabe a ciencia cierta cuántos millones de personas han muerto producto de estas acciones militares, tampoco se sabe cuáles son las pérdidas materiales, lo que sí se sabe es lo que cuentan las cadenas de televisión al servicio del imperio: “Estados Unidos bombardea posiciones terroristas”. En su mayoría estos “terroristas” son niños, mujeres o ancianos que mueren bajo las bombas y naturalmente con el visto bueno de la Organización de las Naciones Unidas ONU.

En el último párrafo, vemos como el imperio tiene sobrada arrogancia para cruzar la línea.

Pero no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista, ahora resulta que la República Islámica de Irán cuenta desde hace varios años con su propio programa nuclear, esto llevó a Estados Unidos y Europa a firmar en el año 2015 el acuerdo en Lausana, Suiza, para que Irán disminuya drásticamente el enriquecimiento de uranio.

Nota relacionada Corea del Norte se reserva el derecho de derribar aviones militares de Estados Unidos

La pregunta es ¿Por qué mediante un acuerdo y no por la vía militar? Dado que Irán también es considerado por los Estados Unidos como un país terrorista.

Quizá en el particular caso de Irán el concepto de “terrorista” no toma ninguna fuerza porque, la República Islámica de Irán no es en realidad terrorista, sino que tiene un programa nuclear que hace la diferencia entre los países que ha bombardea los Estados Unidos y que no cuentan con recursos nucleares para trazar una verdadera línea roja a la arrogancia del poderío militar norteamericano.

En conclusión, la arrogancia de los Estados Unidos se derrite como el hielo frente a los países que poseen dignidad y formas de cómo defenderse. 

2 comentarios en “Por qué los gringos no son arrogantes con Corea del Norte e Irán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.