Nación.

Pobladores de Santa Cruz, Lempira queman patrulla policial por herir a dos vecinos

Asi quedó una de las patrullas incendiadas, la otra fue consumida por las llamas.

Compartir

Exclusiva de Criterio.hn    Exclusiva de Criterio.hn     Exclusiva de Criterio.hn

Por: Redacción CRITERIO       

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Pobladores del municipio de Santa Cruz, en el departamento de Lempira, en el Occidente de Honduras, se han tomado la justicia por su cuenta, al quemar la patrulla y posta de la Policía Nacional, porque los uniformados hirieron de dos habitantes quienes disfrutaban de la feria patronal.

Asi quedó una de las patrullas incendiadas, la otra fue consumida por las llamas.
Así quedó una de las patrullas incendiadas, la otra fue consumida por las llamas.(foto de archivo)

Un vecino se prestó a auxiliarlos y llevarlos al hospital de Gracias, pero en el camino le avisaron que su casa también había tomado fuego y se regresó dejando a los heridos en el camino y no se sabe si fallecieron.

Un lector de CRITERIO nos relató lo siguiente: “Mirá, la cosa se puso fea para los policías, porque se han dedicado a acosar sin justificación a la población de ese pueblo. El día de hoy se celebraba la feria patronal y se realizó una monta de toros, allí hirieron a los dos jóvenes vecinos de la comunidad solo por andar tomados”.

“Hace como una hora me llamaron familiares que la población enardecida procedió a quemar la posta policial y a tratar de hacer justicia por su cuenta, los polis huyeron por la zona montañosa de la región”.

El municipio de Santa Cruz,  está aproximadamente a 60 kilómetros al sur de la cabecera departamental Gracias, Lempira.

Santa Cruz es un municipio netamente de la etnia Lenca con una cultura muy conservada.

Hasta hace unos años los pobladores tenían su propia policía, llamada cabos cantonales, y no permitían el ingreso de la Policía Nacional, si alguien cometía delito o una falta, eran juzgados y castigados por el Consejo de Ancianos y sí la falta era muy grave,  ellos salían a entregarlo al desvío del municipio,  que está arriba del pueblo de Erandique.

El pasado 4 de octubre de 2015, pobladores del municipio de San Marcos Santa Bárbara, también quemaros dos patrullas y la posta policial de esa comprensión municipal luego que la policía le diera muerte a un joven atropellándolo con el vehículo patrulla.

Son repetitivos los desmanes de la policía en su trato con la población y los pueblos ya no soportan esos abusos de autoridad y se toman la justicia por su mano.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.