Pandemia aumenta factores de riesgo que enfrentan mujeres migrantes  

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 

Tegucigalpa. La Facultad de Ciencias Sociales de Honduras (Flacso-Honduras), organizó en conjunto con organizaciones internacionales un foro virtual con expertas internacionales en migración femenina quienes analizaron las condiciones de las mujeres migrantes, ahondando en los factores de riesgos que enfrentan en su tránsito migratorio.  

De acuerdo con Carmen Paola Zepeda, experta en migración femenina de la Organización Internacional de Migración (OIM), desde antes de la pandemia, los flujos de migración femenina presentaban altos riesgos caracterizados por violentar los derechos de las mujeres en las rutas migratorias, cuestión que tras los efectos de la pandemia de la Covid-19 se ha agudizado.  

“Durante el tránsito las mujeres se enfrentan a la irregularidad migratoria: redes de tráfico de trata de personas, limitado servicio de salud, violencia generalizada y transporte adecuado”, enumeró.  

Y “una vez que las mujeres llegan al país de destino se encuentran con los riesgos de estigmatización, la precariedad de inserción laboral, obstáculos de regularización migratoria, violencia generalizada y al interno de estos países transporte inadecuado”, explicó.  

La especialista de la OIM explicó además que la condición de vulnerabilidad en las rutas migratorias ha repercutido fuertemente en la condición de las mujeres tras la presencia de la pandemia donde se identifica el difícil acceso al derecho de la salud por parte de las mujeres en su tránsito migratorio.   

Durante la emergencia sanitaria que está afectado directamente a las mujeres “estamos recopilando información tratando de evidenciar el impacto de la Covid-19 en las mujeres migrantes”, acotó.  

Sin embargo, “ya podemos mencionar algunas de ellas como la precariedad laboral –ya que- sabemos que los primeros empleos que se han perdido son empleos vinculados a las migrantes”. Por lo que “la explotación y el impacto socioeconómico sobre estas mujeres a partir de la Covid también es bastante difícil”, detalló Zepeda.  

“Igualmente, la sobrecarga en las tareas del hogar, la xenofobia, discriminación y estigma, y además el incremento de la violencia de género por el tema de confinamiento”. 

“Asimismo, el tema de la inseguridad sanitaria porque sabemos que el acceso al sistema de salud cuando es un migrante irregular es bastante complejo”, añadió la experta.  

De acuerdo con los reportes mundiales realizados en 2019, se registraba una cifra de 272 millones de migrantes, en cuya cifra “el 48 por ciento son mujeres”, precisó Zepeda.  

Nota relacionada Estudio a mujeres migrantes retornadas a Honduras revela abusos sexuales por parte de “coyotes”

En el contexto de las difíciles condiciones que enfrentan las mujeres en el trayecto migratorio, “uno de los aspectos más importantes es relativo a fortalecer el reconocimiento de derechos y la protección a la población migrante es la ratificación de los tratados internacionales, en particular aquellos que resguarden a las mujeres”, sugirió Zepeda. 

Gretchen Kuhner, directora general del Instituto para las Mujeres en la Migración A.C. también presente en el desarrollo del foro reflexivo sobre las condiciones de las mujeres, amplió que el fenómeno migratorio femenino que, en los últimos años caracterizados por un alza en los flujos migratorios, las mujeres han pasado a ser un sujeto con notoria presencia en la migración, lo que ha aumentado el nivel de riesgo. Sobre todo, porque “más familias encabezadas por mujeres que están huyendo de la violencia”, indicó.  

“El perfil migrante típico ha cambiado en los últimos 5 años con una mayor presencia de familias encabezadas por mujeres que huyen de la violencia en Centroamérica y buscan mejores oportunidades de vida para ellas y sus hijos”, contextualizó la directora general del Instituto para las Mujeres en la Migración A.C.  

Para el caso, Gretchen Kuhner explicó que, aunque es difícil medir con precisión el fenómeno, se observa que en el registro del Instituto Nacional de Migración de México (INM), “la participación porcentual de las mujeres en los eventos de detención, entre 2014 y 2019 creció 10 puntos”.  

Asimismo, las solicitudes de asilo han aumentado desde el 2013. Precisamente, solo en 2019 las solicitudes de asilo fueron de “1,068,482 solicitudes de asilo cuando en 2014 solo habían 2,100”, precisó Kuhner.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.