¡Otra vez hospitales móviles con goteras!

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- Los hospitales móviles adquiridos por Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) siguen dando de qué hablar, no dan tregua las goteras, solo que esta vez, los pacientes enfermos por coronavirus ya están instalados, contrario a la primera vez en que se denunciaron públicamente (5 de septiembre) las falencias y filtración de agua de los contenedores instalados en San Pedro Sula, en el marco de la emergencia nacional por la pandemia.

La evidencia trascendió por medio de un video difundido en redes sociales y avalado por médicos a quienes Criterio.hn consultó sobre la veracidad de los mismos, respondiendo que las imágenes son actuales y no se trata de antiguas tomas ante un problema que ya es recurrente en estas compras manchadas de irregularidades y corrupción de conocimiento de toda Honduras y fuera del país.

En las tomas se logra observar la filtración del agua lluvia y como el personal que está laborando en estos contenedores se han dado a la tarea de colocar baldes para evitar “charcos” en el suelo. También se observan a los pacientes acostados en sus camas, mismos que no tienen ni un mes de haber sido trasladados ahí desde los hospitales públicos y carpas instaladas a la intemperie. 

En la primera ocasión en que se evidenciaron estos desperfectos tras una tormenta en San Pedro Sula, los miembros de la Junta Interventora salieron al paso asegurando que las filtraciones se produjeron debido a la cantidad de la lluvia y que se trataba de una falla menor para lo cual un equipo de expertos de Invest-h hacia las reparaciones a fin de que no volviera a ocurrir.

Pero, no solo este “hospital móvil” en el norte del país ha sido evidenciado en sus falencias; sino que también los demás contenedores que fueron trasladados a la zona sur, según denuncias recientes del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

La información del CNA, fue detallada mediante un comunicado en donde informaron que de acuerdo a la inspección que habían realizado en los nuevos hospitales móviles que ya están siendo instalados en Choluteca y Copán, encontraron una serie de irregularidades.

Entre los hallazgos es que se identificó filtraciones (goteras), que cayeron sobre equipo técnico fundamental para la atención  de pacientes con COVID-19. “Con preocupación se pudo observar deficiencia en equipo mobiliario, se identificó que los hospitales presentan filtración de agua, provocando que se mojaran algunas computadoras que ya no podrán ser funcionales para la atención de pacientes”, cita el informe.

Otro de los puntos en los que recalcó el CNA es que al igual que los centros de atención móviles de Cortés y Tegucigalpa, se comprobó que hay partes oxidadas y estructuras debilitadas, por lo que aseguraron que lo que Honduras está recibiendo del proveedor Axel López son amasijos de hierro que deben ser reparados en el país para luego simular que son hospitales de primera calidad.

Luego de hacer la inspección, esta entidad de sociedad civil denunció también que hay varios módulos heterogéneos y asimétricos, es decir que poseen defectos de fabricación a tal grado que hay daños que generan un nuevo costo a las finanzas del Estado.

Según el CNA por la compra de los siete hospitales Honduras hizo dos desembolsos uno por 63 millones 540 mil 443 lempiras con 22 centavos y 56 millones 207 mil 800 lempiras con 22 centavos respectivamente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.