Nación.

Negligencia del TSC permite a involucrados en “Pizarrazo” seguir laborando en Educación

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

png-pizarras

La falta de una resolución del Tribunal Superior de Cuentas (TSC),  impide al ministro de educación, Marlon Escoto Valerio,  suspender de sus cargos a los implicados en el escándalo de corrupción que salpica esa secretaría y que ya se conoce como el “Pizarrazo”.

Lo anterior fue dado a conocer por el propio ministro Escoto, que recalcó que la lentitud del TSC permite que esos empleados sigan laborando en la institución aun y cuando están señalados por ese acto doloso.

Se trata de unos cinco empleados  del programa “Ampliando Horizontes”, dirigidos por Juan Carlos Fiallos,  que según el informe del Tribunal Superior de Cunetas (TSC) y de la organización Transformemos Honduras (TH) habrían despilfarrado más de 1.2 millones de lempiras en la compra de 80 pizarrones sobrevalorados, compra de computadoras y el uso excesivo de viáticos.

Escoto Valerio, informó  que uno de los empleados de ese programa también habría cruzado fondos para la Confederación Deportiva Autónoma de Honduras (Condepah), u que además habría realizado licitaciones con la Compañía de Servicios Múltiples (COSEM), que es una de las empresas ligadas al enorme robo del  Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

En conferencia de prensa, Escoto señaló  “Cuando conocimos el caso,  hicimos las compras comparativas del Estado con la Oficina Normativa de Contratación y Adquisiciones del Estado (Oncae) y la Secretaría de Finanzas (Sefin) para tener comparación de compra con otras entidades del Estado y según el Tribunal esta licitación no las tuvo”.

Prometió que cuando tenga el documento oficial por parte del Tribunal Superior de Cuentas cerrará el procedimiento administrativo que abrieron en el año  2012, y se procederá a  la cancelación inmediata de las personas que de acuerdo al Tribunal aparecen en este informe.

En el año 2012 cuando se inició el proceso, Fiallos fue retirado del programa y reubicado en otra dependencia de la Secretaría de Educación, a la espera que el TSC presentara el informe oficial de las auditorías y la reacción del Ministerio Público, pero ya estamos en 2015 y aun no se ha hecho nada.

El ministro precisó que aquí se recogen dos hechos concretos,  uno es la adquisición irregular de los bienes mencionados y el otro es la falsificación de documentos y esos son elementos suficientes para que el Ministerio Público actúe.

Sin embargo la organización Transformemos Honduras y Transparencia Internacional recogen en sus investigaciones otra información en la que se agrega la compra sobre valorada de computadoras.

Transparencia Internacional presentara a mediados del próximo  mes de julio un primer informe de los casos de corrupción encontrados en el Ministerio de Educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.