Mujeres lencas en Honduras exigen que crisis por Covid-19 no derive en un retroceso 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- En el marco de la pandemia por Covid-19 y frente a los desafíos que enfrentan las mujeres indígenas lencas para la sostenibilidad de la vida y los derechos económicos, la Tribuna de Mujeres Contra los Femicidios Gladys Lanza, exige al Estado de Honduras acciones urgentes de atención.

El reclamo fue realizado durante el foro virtual “Situación de la Mujer Indígena Lenca en tiempos de COVID-19” y contó con la participación de las lideresas que conforman la Coordinadora de Mujeres Campesinas de La Paz (Comucap), la Organización Intibucana de Mujeres Las Hormigas y la Unión de Empresas y Organizaciones de Trabajadores del Campo, Regional Indígena y Campesina La Paz (UTC La Paz).

Merly Domínguez, miembra de UTC La Paz, explicó que la economía de la mujer lenca está basada en la provisión, sostenibilidad, distribución y la reproducción de la vida, haciendo que la participación igualitaria de las mujeres en la toma de decisiones sea indispensable, sobre todo en momentos de crisis.

El desempleo, el cierre general de escuelas y centros para la comercialización de víveres, así como el cuidado general del bienestar familiar en caso de enfermedad, provocó un impacto negativo en la carga económica, física y emocional de la mujer lenca.

Domínguez reclamó que la crisis por la Covid-19 no debe derivar en un retroceso por incumplimiento a los derechos económicos de las mujeres y que se garantice el acceso al mismo, siguiendo la aplicación de políticas públicas integrales que realmente incorporen las necesidades de la mujer al presupuesto local y nacional.

“Nuestra lucha como mujeres debe ser que estos programas realmente funcionen y que el Estado cumpla con esa responsabilidad”, exigió Domínguez. Además relató que los ofrecimientos de créditos a las mujeres no son más que promesas, porque al momento de solicitarlos las mujeres lencas no pueden acceder a ellos por las garantías que piden las instituciones.

Asimismo, denunció que las mujeres lencas son utilizadas por las instituciones gubernamentales para decir que se está incorporando el tema de género o que se está trabajando en función de las mujeres porque son piezas muy importantes; pero la realidad es que llegan con una bolsa de fertilizante, toman la foto y se marchan.

“Es una enorme brecha en la que es necesario incorporar el acceso a tierra, agua, crédito, insumos y tecnología […] Sabemos que hay presupuestos asignados pero en la práctica no llegan a nuestras manos”, manifestó Domínguez.

Finalmente, urgió la visibilización del trabajo no reconocido ni remunerado como parte integral del funcionamiento económico y familiar. “Sabemos que las mujeres estamos en todos los espacios de la vida, en la educación, en la salud,  en la producción y en la reproducción”; por lo que es necesario que hombres y mujeres compartan responsabilidades y ambos asuman el papel de cuidadores y responsables de la familia, de la sociedad y del desarrollo y desde este contexto impulsar y fortalecer la construcción de la economía feminista. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.