Global.

Muere policía en enfrentamiento con pobladores en Nicaragua

La población se enfrentó con la policía.

Compartir

Por: La Prensa/Nicaragua

redaccion@criterio.hn

Producto de los enfrentamientos entre pobladores y policías en la Mina El Limón, departamento de León, Nicaragua, falleció el oficial Kevin Esaú Valle Carrasco, confirmó Aminta Granera, jefa de facto de la Policía.

La población enardecida le metió fuego a la  delegación policial.
La población enardecida le metió fuego a la delegación policial.

Además, agregó que resultaron lesionados 31 personas, de los cuales 23 son policías y 8 civiles. Según Granera, el policía falleció producto de golpes y un equipo técnico de investigación fue enviado al lugar para determinar “responsabilidades individuales y trasladar a las personas a los tribunales de justicia”. A la fecha no hay detenidos pero la Policía tiene control de la situación, sostuvo Granera.

Ramon Useda, coordinador del Consejo de Desarrollo Comunitario de la mina, dijo que lamentan el hecho que el agente policial haya fallecido en las protestas. “Sinceramente esa no era nuestra intención. Ustedes son testigos de que retuvimos a 15 antimotines y los regresamos a través de la Iglesia católica. Creemos que esto ocurre porque mandan a los oficiales sin entrenamiento y sin chequeos médicos, ya que tenemos conocimientos de que murió de un infarto”, dijo Useda.

Esta mujer policía se desmayó por los golpes que recibió de los manifestantes.
Esta mujer policía se desmayó por los golpes que recibió de los manifestantes.

QUEMAN DELEGACIÓN POLICIAL

Horas antes de la muerte del agente, la delegación de la Policía Nacional en la zona fue incendiada por pobladores. Además, unos 15 antimotines fueron retenidos por la población tras las protestas en la mina, administrada por B2Gold. Los heridos fueron trasladados por los mismos comunitarios hacia el Centro de Salud de la comunidad.

Los ciudadanos se organziaron desde horas muy tempranas del día para realizar la viiolenta protesta.
Los ciudadanos se organizaron desde horas muy tempranas del día para realizar la violenta protesta.

Desde la madrugada de este 6 de octubre, pobladores iniciaron a instalar barricadas en algunas calles de la comunidad, donde mantenían protesta exigiendo el reintegro de tres sindicalistas que fueron despedidos. Los enfrentamientos comenzaron a eso de las 9:30 a.m.

Pobladores y trabajadores de la mina se enfrentaron con piedras y palos a la Policía, que en respuesta lanzaron gases lacrimógenos. Tras los hechos, también tres camionetas de la empresa utilizadas por los antimotines fueron destruidas.

Un bus de la policía fue incendiado por los ciudadanos.
Un bus de la policía fue incendiado por los ciudadanos.

De igual forma, un bus que también trasladaba a los agentes fue destruido, junto a una camioneta de la Policía. Luego de diez días de protesta, la empresa minera B2Gold ha planteado cerrar de manera temporal sus operaciones en la zona.