Morbius, el vampiro más aburrido de la historia

Compartir

Por: Óscar Urtecho

Hablemos de Morbius, la última película de superhéroes basada en un cómic de Marvel.

Si algo tienen estas historias es una cuidadosa dosificación de las acciones que le ofrece de todo al espectador, que vive en apenas unas horas (menos de dos por lo general) emociones múltiples. A esto se agrega la creación de personajes fáciles de entender pero complejos, inverosímiles y cercanos a la vez, pues a pesar de sus superpoderes tienen conflictos enormemente humanos.

De todo esto carece Morbius, que es un producto más aburrido que la ceremonia de los Oscar antes de la cachetada de Will Smith. Esto es una verdadera tragedia si se considera que es una película creada para entretener y habla muy mal de la calidad del guion, cuyos autores ya poseían en su prontuario delictivo cinematográfico una joya como Dioses de Egipto.

También: Dennis Arita: “En la ficción, todos toman cosas de todos, no hay por qué avergonzarse de eso…”

La historia

 

La historia es sencilla: Michael Morbius (Jared Leto), un bioquímico ganador del Nobel, sufre una rara enfermedad en la sangre. Para curarse emplea el ADN de unos vampiros. Logra su cometido, pero se infecta con una forma de vampirismo que le da fuerza, velocidad y sed de sangre.

Morbius puede controlarse y usar sus poderes para el bien, pero su amigo Milo, también infectado, no tiene la misma voluntad y comienza una serie de asesinatos sin sentido, como la película en general.

Los personajes

Analicemos a los personajes. Todos son irrelevantes. Salvo el protagonista y su amigo el antagonista, los demás son menos importantes que el decorado, y a pesar de eso logran ser francamente repelentes. Es el caso del agente federal interpretado por Tyrese Gibson (¿otro delito cinematográfico reciente? Sí: protagonista de Rápido y furioso 9), que habla, calla, dice “lo admiro”, come, sonríe y hasta corre con una inexpresiva mirada de matón enojado.

 

El interés femenino del protagonista, la doctora Martine Bancroft, lo acompaña siempre sin que se sepa con claridad para qué, muere, resucita y ni el propio Morbius parece interesarse por lo que le pasa.

La actuación de Jared Leto es tolerable como Morbius, aunque a veces parece que se siente en una obra de Shakespeare (una bruja de Macbeth tal vez) y no que está en una película de superhéroes. Los efectos especiales, además, lo convierten en una especie de Neo (Matrix), pero realmente son tan mediocres que le roban a la película la espectacularidad que tienen las cintas de superhéroes.

Buffy la Cazavampiros

Matt Smith (Milo) es el único que sonríe creíblemente en esta película, hasta parece que se divierte con su papel. Sin embargo, su actuación hace que Morbius recuerde más a Buffy la Cazavampiros que a una película de superhéroes.

La primera vez que se le ve transformarse de su condición enfermiza a supervampiro, caminando hacia fuera de la cárcel donde está recluido Morbius, es un claro guiño a Keyser Söze (Los sospechosos de siempre), pero este coqueteo impotente con el buen cine no aporta nada relevante sino una inconsistencia más al tono de la película.

¿Hay algo peor?

A pesar de todo esto, lo peor de esta película quizá sea el guion. Tiene huecos tan inocentes como que el doctor Morbius, famoso por rechazar el Premio Nobel en la ceremonia de entrega, viaja a aguas internacionales junto a su fiel asistente (innecesaria) para hacer experimentos y hallar la cura de su enfermedad.

 

Todo se va al diablo cuando la cura convierte ipso facto al enclenque doctor con aspecto de hippie en un vampiro robusto que mata a todos en el barco. Estos personajes son necesarios solo para morir con los colmillos de Morbius en su cuello (aunque el director de la película se cuida de no mostrar sangre para que los niños puedan pagar entradas para ver la película). La asistente innecesaria, sin embargo, sobrevive.

¿La magia del guion? El federal enojado y su chistoso compañero llegan al barco, tienen acceso al manifiesto, encuentran a la asistente del famoso doctor, miran su laboratorio, pero la brillantez que les dieron los escritores no les permite sospechar que por ahí anduvo Morbius.

Nadie te reconoce si no quieres…

El famoso doctor aparece de repente sano y musculoso en el hospital donde siempre ha trabajado enfermo y en muletas. Este guion extraordinario hace que nadie le diga siquiera “¡Caramba, doctor, qué bien camina usted en estos días!, ¿está haciendo ejercicio?” Es cierto que no se puede exigir realismo en una película de superhéroes, pero al menos debe tener cierta lógica que evite que parezca hecha por un (una o une) adolescente distraído.

 

Conclusión

Morbius es una de las peores películas de superhéroes de los últimos tiempos, tan mala que perfectamente podría competir con Gatúbela (Halle Berry, en 2004), ese Batman y Robin de 1997 donde George Clooney y Chris O’Donnell presumieron sus pezones con trajes ajustados o la abominable Linterna Verde (2011) que Ryan Reynolds perpetró antes de descubrir el humor negro en Deadpool.

Por: Óscar Urtecho

Fanático del cine serie B y las baleadas. Lector enajenado como el Quijote. Rebelde siempre y sin causa muchas veces. Psicólogo social, investigador, editor y crítico literario diletante, ensayista y columnista de opinión. Ha publicado trabajos académicos y de investigación en forma de libros y en revistas científicas de España, Colombia, Chile y Argentina, entre otros países, pero lo que realmente disfruta es compartir textos en La Otra Orilla, sin otra pretensión que establecer un diálogo con otros (y otras) que disfruten lo mismo: la literatura, el arte y la cultura en general.

Cultura Portátil: Una traición a la espectacularidad del cine de superhéroes

2 comentarios en “Morbius, el vampiro más aburrido de la historia

  1. Excelente crítica !! Creo que es el error de muchos directores seleccionar actores que no dan la talla para el personaje !! Me gusto la manera de cómo expuso cada detalle de la película !! Lo felicito!! ??

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.