Nación.

Militarismo, pobreza y explotación en celebración de independencia

Desde Argentina donde está estudiando Salvador reclama y pide justicia para el asesinato de su madre.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Militarismo, pobreza y la galopante explotación que viven los pobres de Honduras marca la celebracion del 195 aniversario de independencia en Honduras ha escrito Salvador Zuniga Caceres, hijo de Berta Cáceres, en su pagina de Facebook. 

salvador-zuniga-caceres

Se elogia la cultura militarista, se enfatiza en el sentido nacionalista, se habla que el ejemplo máximo de patriotismo es cantar el himno nacional, sin embargo mientras eso sucede la mayor parte de la población continúa viviendo en pobreza extrema, bajo las mayores condiciones de explotación, sin acceso a los servicios más básicos, con un sistema de salud decadente, los batallones del ejército siguen amenazando y asesinando a las comunidades.

No existe independencia para los pueblos, la libre determinación sobre la construcción de nuestra historia en libertad sigue siendo una utopía como lo es desde hace más de 500 años.

Nosotros soñamos y nos pensamos como parte de un mundo sin fronteras, como parte de las redes de la vida, siendo conscientes de nuestra histórica resistencia, que continúa y continuará.

El colonialismo es una realidad actual que las comunidades viven cotidianamente, que se evidencia también con las maquilas con la militarización, con tener en Honduras una de las más grandes bases militares de Estados Unidos.

Por eso entendemos este día como un día más de luchas, para recordar a quienes por luchar por esa verdadera independencia han sido asesinados y asesinadas.

Luchamos ahora porque sabemos que esa verdadera independencia surgirá de quienes viven esta realidad lamentable de represión y explotación, luchamos también porque tenemos esperanza y alegría.

Este día también continuaremos exigiendo justicia por asesinato en impunidad de Berta Cáceres, porque de ella aprendimos y aprendemos mucho, la invocamos en este día de resistencia y de esperanza.

Seguimos en pié y caminando con más fuerza, desde las cordilleras, desde los ríos, desde La Esperanza, hacia la verdadera independencia que es posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.