Actualidad|Noticias Destacadas

Migrantes exigen atención y preferencia para niñez en tránsito por Honduras

exigen atención y preferencia para niñez en tránsito por Honduras

Compartir

 

Redacción: Viena Hernández

Tegucigalpa. – Luego de la publicación del reportaje de Criterio.hn, sobre la situación real de los migrantes en tránsito por Honduras contada en sus testimonios, las reacciones han sido múltiples, puesto que el trabajo in situ ayudó a poner en evidencia las falencias y negligencias que sufren estas personas en su paso por Honduras.

El pasado 2 y 3 de agosto, en su visita a Trojes y Danlí, El Paraíso, este medio digital constató que los migrantes de paso por Honduras, sufren todo tipo de malos tratos, discriminación, cobros irregulares y, hasta ahora, continúan pagando USD 261 (L 6,381.84) por persona por sanción administrativa para obtener un salvoconducto, pese a que se hizo una extensión de la amnistía migratoria del 3 de agosto al 1 de diciembre.

En la delegación del Instituto Nacional de Migración (INM) ubicado en Trojes y en la de Danlí, no encontramos un tan solo empleado de la Secretaría de Derechos Humanos (SEDH) o de otra entidad del Estado para ayudar a los migrantes.

En Trojes, únicamente encontramos a un oficial de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), en atención a un grupo nutrido de migrantes y sus hijos.

Recientemente, la DINAF compartió a través de su página de Twitter que, con la ayuda de Unicef Honduras, culminaron el 12 de agosto un taller de formación de equipo técnico y multidisciplinario de migración que mantiene presencia en fronteras del país.

El encargado de temas de migración integrante de la Dinaf, Luis Mejía, manifestó a Criterio.hn que el objetivo de mantener presencia de oficiales de la infancia en los puntos fronterizos y cerca de los puntos ciegos de Honduras, sobre todo en los municipios de Trojes, El Paraíso y Choluteca.

Su labor es identificar niñez migrante no acompañada o que quienes viajan acompañados no estén siendo víctimas de trata de personas. En su visita a estos lugares, han encontrado niños que estaban siendo utilizados para la mendicidad.

En Guasaule, frontera con Nicaragua, cuentan con dos oficiales, en el municipio de Trojes tienen cuatro. La niñez vulnerada es canalizada a un sistema de protección de la Dinaf, a través de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) realizan retornos de niños migrantes, los casos más recientes fueron el de una niña de Ecuador y otra de Venezuela.

Se han brindado al menos 400 atenciones a la niñez y juventud migrante, todos los casos son distintos, unos más complejos que otros. Hay casos de niños de 12 a 14 años que viajan solos, cuando la situación es esta, se le hace una entrevista para conocer la motivación de abandonar su país y si desea seguir la ruta migratoria o regresar a su nación.

“Cuando están solos procedemos a brindarles automáticamente la protección Los retornos asistidos son complejos son entre cinco y seis casos los que se han hecho este año, procedemos a hacer una entrevista de acuerdo al protocolo para conocer si viajó con alguno de los padres o un grupo de personas”, apuntó el representante de la Dinaf.

Lea también: Migrantes desmienten ser beneficiados con amnistía migratoria

MIGRANTES EXIGIERON ATENCIÓN PRIORITARIA PARA LA NIÑEZ

Durante la visita de Criterio.hn a Trojes y Danlí, los migrantes denunciaron que no había preferencia de parte de las oficinas de Control Interno de Migración para la atención a niños. Además, mencionaron que no contaban con la ayuda de los derechos humanos para exponer y denunciar las múltiples violaciones a los derechos que van acumulando.

Los migrantes denunciaron que los niños sufrían más que los adultos tanto física como psicológicamente por los peligros de la ruta migratoria, por la falta de alimentos, la insolación, la deshidratación y, al ser más vulnerables, son expuestos a violaciones, agresiones, secuestros y otros delitos.

Por otro lado, Mejía comentó que la Dinaf y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), firmaron un convenio para la contratación de personal de atención a centros de niños migrantes y la dotación de comedores infantiles.

Esto es parte de la atención a la niñez migrante retornada y será para especializar el Centro Belén ubicado en San Pedro Sula, Sedesol se comprometió con la contratación del personal fortalecer la capacidad del centro.

“Es un centro de atención a personas migrantes con fondos de Cancillería, pero el de San Pedro Sula es especializado en niñez y Dinaf da la atención especializada a los niños”, apuntó Mejía.

Los entes han prometido que los comedores infantiles son un agregado anexado en el convenio en el área de protección para los niños, se instalarán en Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.