Logo Cirterio.hn blanco
“No soy culpable”, dice JOH

Material vinculado a caso de JOH no podrá ser transportado ni transmitido fuera de EE UU

El material contenido en el Código 18 § 3500 contiene información sensible, aseguró el juez federal que conoce el caso del expresidente Juan Orlando Hernández

Tegucigalpa, Honduras.- El juez federal Kevin Castel ordenó a la defensa del expresidente hondureño, Juan Orlando Hernández (2014-2022), alias JOH, no transportar ni transmitir, fuera de los Estados Unidos, ningún material que esté apegado al Código 18 § 3500 del marco normativo estadounidense.

A través del documento 503-1 de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, con fecha 5 de enero de 2023, el juez Kevin Castel respondió a una solicitud que efectuó la Fiscalía de ese mismo distrito, dirigida por el fiscal Damian Williams, quien expresamente pedía “restringir la difusión de material producido de conformidad con el Código 18 § 3500”.

juez Castel
Juez federal Kavin Castel

El material contenido en el Código 18 § 3500, respondió efectivamente el juez federal, contiene “información sensible sobre la asistencia a la aplicación de la ley por parte de terceros en investigaciones delicadas en curso en Honduras y en otros lugares”. Además, señaló “actos reales que constituyen amenazas de violencia contra víctimas cuyas identidades no son públicas actualmente”.

Además de que ordenó que el material no sea transportado ni transmitido fuera de los Estados Unidos, Kevin Castel también prohibió a la defensa legal del expresidente hondureño, encabezada por Raymond Colón, mostrarlo o difundirlo ante cualquier persona que no sea el acusado, Juan Orlando Hernández, o su defensa legal en Estados Unidos.

LEA: Fecha de juicio de JOH se mantiene y juez convoca a audiencia el 10 de enero

Asimismo, le prohibió al propio Juan Orlando Hernández, quien enfrenta tres cargos por delitos de narcotráfico, poseer o ver cualquier material contenido en el Código 18 § 3500, sin la presencia de su defensa legal, y también les ordenó a ambos devolver al Gobierno de los Estados Unidos, o destruir, todo el material contenido en el Código 18 § 3500 al término del juicio o tras concluidas las apelaciones.

Raymond Colon, defensor de Juan Orlando Hernández

En última instancia, el juez federal facultó a la defensa legal de Juan Orlando Hernández para solicitar autorización a la Corte del Distrito Sur de Nueva York, con notificación al Gobierno de Estados Unidos, con el fin de proporcionar materiales a personas cuyo acceso a ellos están prohibidos, siempre y cuando la Corte determine que ello será necesario en la preparación de la defensa del caso.

FECHA INICIAL DE JUICIO SE MANTIENE

Aunque en los últimos días la defensa legal de Juan Orlando Hernández solicitó una reprogramación del juicio, con la venia de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, el juez Kevin Castel desestimó la solicitud y ratificó que el mismo iniciará el 24 de abril de 2023, tal cual se acordó durante la audiencia preliminar, celebrada el pasado 15 de noviembre de 2022.

JOH, EL NARCO QUE USURPÓ LA PRESIDENCIA

Según la justicia estadounidense, el expresidente hondureño, Juan Orlando Hernández, lideró entre 2004 y 2022 una estructura de narcotráfico que transportó más de 500 toneladas de cocaína desde Venezuela y Colombia, a través de Honduras, hacia los Estados Unidos.

Problemas heredados por JOH

Además, el también exdiputado del Congreso hondureño entre 1998 y 2014, y máximo líder del Partido Nacional durante la última década, se asoció con capos internacionales, como el mexicano Joaquín Guzmán “Chapo” Loera, y financió sus campañas políticas -que lo llevaron a la presidencia en las elecciones presidenciales de 2013- con fondos provenientes del Cártel de Sinaloa, a fin de garantizar la segura operación de esta organización criminal en Honduras.

Sin embargo, el 27 de enero de 2022, el mismo día que abandonó la titularidad del Ejecutivo hondureño, se libró una orden de captura en su contra y posteriormente, el 15 de febrero de 2022, la Policía hondureña lo capturó dentro de su residencia, en la capital Tegucigalpa, horas después de que la Cancillería oficializó una solicitud de extradición en su contra.

VEA: Diputados que expulsaron a la MACCIH se reúnen con embajadora de EE UU y dialogan sobre la importancia de la CICIH

A partir de ese momento, Juan Orlando Hernández, quien alguna vez aparentó ser el político más intocable de Honduras, fue puesto a disposición de la Corte Suprema de Justicia, presidida por su amigo personal, Rolando Argueta. Aún con todo lo anterior, a Argueta le tocó designar como juez natural al magistrado supremo Edwin Francisco Ortez Cruz, quien el 16 de marzo de 2022 autorizó la extradición de Hernández hacia los Estados Unidos, misma que se materializó un mes después, el 21 de abril de ese año.

Desde entonces, Juan Orlando Hernández permanece recluido en el Centro de Detención Metropolitana (MDC, sigla en inglés) de Brooklyn, Nueva York, a la espera de que inicie su juicio.

El 10 de mayo de 2022, previo a escuchar cómo hondureñas y hondureños residentes en Nueva York le gritaban “asesino” y “rata” a las afueras de la corte, quien alguna vez se autodenominó “El indómito de Lempira” se declaró inocente ante el juez federal Kevin Castel, por los tres delitos de tráfico de drogas y armas que se le imputan.

A pesar de lo que dice Juan Orlando Hernández, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York asegura que cuenta con 1 terabyte de medios de prueba capaces de hundirlo, hasta el día de su muerte, dentro de una celda. Entre las piezas, asegura el ente persecutor, hay grabaciones, audios, correos electrónicos, testimonios y libros de drogas.

Además de ello, la Fiscalía siempre lo ha perfilado como un coconspirador de su hermano, Juan Antonio Hernández, quien el 30 de marzo de 2021 fue condenado, también por el juez Kevin Castel, a una cadena perpetua y treinta años de prisión.

  • Luis Escalante
    Me gusta esculcar en los portales de transparencia y, con base en información pública, realizar periodismo de datos. Siempre releo mis textos y me pregunto qué opinan los lectores acerca de mi trabajo. Si me preguntasen cómo definir nuestra labor, respondería que los periodistas tenemos la obligación de visibilizar lo que otros pretenden ocultar, y que para eso estoy acá. luisescalante@criterio.hn

comparte:

Más publicaciones