Los privilegios de la oligarquía en la pandemia

Por: Marlin Oscar Ávila

Cuándo uno lee en medios nacionales que en junio de presente año habría un tercio de la población infectada del Covid-19, sí tenemos una morbilidad actual del 8.6%, estamos diciendo que a junio habría 256 mil fallecidos. Suma por la que ahora mismo en EUA se acusa a Trump de ser el peor presidente de la historia. Los estadounidenses que han vivido en constantes guerras en los últimos 70 años, no habían sufrido tantas bajas como las que ahora tienen y siguen sumando más de dos mil cada 24 horas.

Pero el hondureño solamente ha tenido una guerra de 100 horas contra El Salvador, en estos 70 años. Sin embargo, su sometimiento a una oligarquía rancia, corrupta, impune, disfrazada de democracia, no tiene el menor escrúpulo de utilizar esta pandemia para seguir robando y enriqueciéndose a costa de esos cientos de miles de ciudadanos que esperan ser enterrados en fosas comunes como cualquier animal desechable, después de haber trabajado por menos de un salario mínimo, para enriquecer a esa oligarquía.

Los gobernantes/empresarios (ya no se distinguen) no pueden escusarse en la «indisciplina» de, al menos 3 millones de hambrientos, y en familias que buscan un pecunio para sobrevivir,. Mucho menos puede justificar esas desproporcionales cantidades de muertes a la agresividad del virus. Es su incapacidad administrativa y en el descalabro con que dejó al sistema de salud publica desde antes de la llegada de la pandemia que deben ser vistos como parte causante.

Este es el gobierno que más presupuesto ha obtenido para enfrentar el coronavirus en toda la región centroamericana, pero es el segundo peor calificado internacionalmente, después del Ecuador.

Es irónico que el partido gobernante rompa con protocolos de control en salubridad para despedir a su principal fundador de la «Cosa Nostra», pero el canciller regañe a los trabajadores desempleados ahora, de la zona norte por no guardar los protocolos establecidos. Acaso no tiene que ver el gobierno como principal responsable y el empresariado, como segundo responsable.

Según la constitución todos somos iguales ante la ley.

Ha sido evidente que el partido de gobierno seguirá gobernando a favor de su militancia, a favor de su círculo mafioso, pues es «la Cosa Nostra» la que, no solamente les une aquí en Tegucigalpa, bendecida por parte de la élite católica y la élite evangelica, pero les une con otras mafias gobernantes en Washington, Quito, Santiago, Brasilia, La Paz, Bogotá, Asunción, Lima y Santo Domingo.

Este grupo gobernante privilegiado, junto a la oligarquía golpista, aún cuenta con medios para esquivarse de aparecer en ese listado de fallecidos por COVID-19. Puesto que para ellos es un desprestigio de clase social tener que cumplir el protocolo establecido internacionalmente, de no ser velados y llevados a una fosa, posiblemente común.

Para eso crearon los medios privados de salud. Hay hospitales privados, creados para hacer negocios y ese objetivo persiste y salva a los ricos y famosos, aún ya muertos. Si tienen el capital exigido, se pueden irá a un hospital de lujo, pasar allí una cuarentena entubados, siendo visitados por sus familiares y si fallecen, su motivo puede ser un paro cardíaco (desde luego que sí se parará el corazón), o un cáncer maligno, o una bronquitis inesperada. Los privilegios de las familias oligarcas, siempre han existido. Así como los desamparados y hambrientos existen y crecen, exponencialente ahora.

Esta hipótesis de los privilegiados contagiados, tiene fundamento, puesto que para eso y otros muchos privilegios lucharon arduamente, desde el 2009, privatizando la salud y la educación, además de todo lo que les genera dividendos.
Lógico es que al no haber vuelos hacia EU y Europa, habrá que ir a los hospitales privados del país y nadie querrá ir a esos países ahora.

Desde luego, el presidente de Honduras y su familia, además de tener el hospital militar (privado) a su servicio, podrá tomar el avión hacia Cuba, Sur Corea, China o donde le parezca mejor. Ojalá y no se agrave, puesto que de él depende 9 millones de habitantes. Perdón, unos 200 mil menos a partir de junio.

7 comentarios en “Los privilegios de la oligarquía en la pandemia

  • el abril 13, 2020 a las 12:22 pm
    Permalink

    Psicológicamente somos una sociedad con muy baja autoestima e identidad ciudadana. Esto en palabras suaves. Pero si lo traducimos como bien lo dice Facundo Cabral en una de sus exponecias, somos una sociedad llena de PENDEJOS. Porqué digo esto y conste que me incluyo.
    1. Estamos siendo gobernados por una bola de PENDEJOS pues no saben hacer más que estupideces que hasta para cometer saqueos del Estado los delata lo PENDEJOS que son.
    2. Los medios de comunicación que se hacen o son PENDEJOS que le siguen las estupideces a estos mal partos de la patria que se dicen llamar padres de la misma.
    3. Las cúpulas religiosas y sus fanáticos que lejos de reprochar la actuación de sus líderes, se comportan como PENDEJOS depositando su fe en esa gama de Horates de la fe.
    4. Las fuerzas de seguridad y militar son los PENDEJOS que creen que el uniforme les da poder absoluto, sabiendo ellos mismos que sirven y los utilizan un grupito de Tarados que hacen que maten hasta sus mismos familiares.
    5. Los gremios profesionales médicos, maestros, trabajadores que siempre han realizado sus luchas dis que sociales pero que al final terminaron acomodados al recibir beneficios propios quedando como PENDEJOS del gobierno que les bajo el gas en sus demandas.
    6. Muchas ONGs que golpean el pecho en pro de las necesidades del pueblo y que se quedan cortos solo en sus análisis y enfoques sin llegar a realizar propuestas concretas de acción unificada sino que se pierden como PENDEJOS cada quien librando su cacaste.
    7. Una sociedad conformistas, que antes de identificarse como humano se hacen llamar correligionarios y lejos de defender a su prójimo empobrecidos defienden a narcos políticos corruptos y nos es por ignorancia pues es verdad a toda luz, lo hacen por PENDEJOS.
    8. Y ya para terminar nosotros los supuestamente consientes y decididos a querer aportar un cambio positivo en la sociedad, pero que igual no logramos unificar esfuerzos y nos quedamos en la retórica del comunicado o editorial que son muy buenos pero sin acción concreta para revertir el miedo que al final o posiblemente le tenemos a esos PENDEJOS que controlan el gobierno y bueno a la larga eso también nos convierte en PENDEJOS concientes si pero paralizados solo gritando de lejos sin encarar a ese miedo.

    Gracias de parte de otro PENDEJO más, que pese a esta condición desea y se embarcaria en una acción realmente unificada para sacar a los malos PENDEJOS y poner a los buenos.

    Respuesta
    • el abril 14, 2020 a las 7:30 am
      Permalink

      Realmente si somos PENDEJOS, los de La Oposicion, conociendo la historia, siguen pretendiendo creer para el 2021, en Elecciones Estilo Honduras, por el hecho de tener un representante de LIBRE. El FRAUDE de estos PENDEJOS está consumado. Al menos que dejemos esa categoría de PENDEJOS.

      Respuesta
  • Benjamin Lainez
    el abril 12, 2020 a las 10:33 pm
    Permalink

    No al robó . No al saqueo . No a la corrupción … Plomo a todo el que sea crea dueño de las arcas del pueblo sangrado en impuestos .. sin salud, sin educación

    Respuesta
    • el abril 13, 2020 a las 7:40 am
      Permalink

      Es una cruel e inimaginable que tal cual buitre espera devorar la última carne de nuestro pueblo trabajador..a expensas de un gobierno que solo está preocupado por la maquinaria agrícola? Por que sera?

      Respuesta
      • el abril 13, 2020 a las 9:27 am
        Permalink

        Excelente planteamiento. En lo personal consideró que esta crisis de salud por la que estamos pasando y sobreviviendo debe ser una oportunidad para que la sociedad y en especial el pueblo olvidado, robado y ultrajado por esa mafia que nos gobiernan salgan de una vez y sean sometidos a la justicia moral y digna de este pueblo sumido en la miseria y muriendo en cantidades por culpa de ellos. Podemos evitar el contagio del Covid pero el hambre se esta acumulando y eso explotara y es posible que hasta nos matemos unos a otros por el instinto de sobrevivencia. Este es el momento justo para cubrirse bien la boca, las manos pero sin dejar de alzar la voz y someter a esos corruptos políticos, empresarios y militares a que abandonen y permitan que personas científicas en salud, economía, sociología y seguridad asuman el manejo de esta crisis y al final surjan los nuevos líderes que conduzcan el país con equidad social y justicia. Y esos corruptos a deducirles responsabilidades penales y administrativas.

  • Benjamin Lainez
    el abril 12, 2020 a las 10:32 pm
    Permalink

    La salucion es sencilla .. cojer valor y tomar por el pelo a todo el gobierno , políticos ,militares , católicos y evangélicos ,meterles fuego y plomo … Y Que surja alguien que pueda reformar este país con verdaderos principios

    Respuesta
  • el abril 12, 2020 a las 3:02 pm
    Permalink

    Pero no es todo. La estrategia pretende eliminar los privilegios que gozan jueces, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nacion (SCJN), legisladores y altos funcionarios del gobierno federal .

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.