Noticias Destacadas|Opinion

La fiscalía como herramienta de persecusión político-sectaria del régimen de JOH 

Compartir

Por: Carlos Zelaya Herrera

Sin desconocer las limitantes que pudo encontrar, la labor del ex fiscal Edmundo Orellana Mercado,  al frente del Ministerio Público en su gestión de 1994-1999, nos hizo creer en una entidad defensora de los intereses colectivos del pueblo catracho. 

Es justo y necesario hacer ese reconocimiento, en particular por ser Honduras un país de tanta singularidad jurídico-constitucional en la que conviven la ilegitimidad del régimen y su tendencia hacia la dictadura cívico-militar-corporativo-transnacional y empresarial.

Sin embargo, el irrespeto a la ley, la violación de nuestra Carta Magna como parte de un Estado cooptado como lo es Honduras, tienen de rodillas al país, a su sociedad y abierto un espacio en el imaginario colectivo de que los órganos operadores de justicia sirven a los intereses sectarios del régimen y cuidan los intereses de empresario y corporaciones, locales y extranjeras; que no funcionan al tenor de la independencia y la majestad que deben tener.

Cosas como estas templan la consciencia y alertan de la conducta de ciertos actores sociales que inciden directamente en dar y recibir justicia, tal como vemos en este régimen autoritario nacionalista, con muchos abogados y abogadas complacientes con el abuso de poder e incumplir sentencias definitivas del Poder Judicial, por Ministros y titulares de entes públicos.

De primera mano se sabe de casos en los que la arrogancia de los fiscales ante jueces, acusados y testigos, junto a la falta de documentación en expedientes de juicios que llevan los fiscales del Ministerio Público, o van mal dirigidas o carecen del suficiente sustento probatorio y aun así quieren que los jueces se las acepten. 

A diferencia de los nuestros, te enteras de las actuaciones de los abogados Thelma Aldana e Iván Velásquez, junto al equipo de abogados del Ministerio Público de Guatemala, así como del propio jefe y colaboradores de la Comisión Internacional Contra la Corrupción e Impunidad en Guatemala, (CICIG).

Tan solo ver sus aciertos, lucha y valentía con las que pusieron tras las rejas al binomio presidencial de Otto Pérez y Roxana Baldeti, además de procesos por corrupción contra el ex gobernante Alfonso Portillo y más recientemente aún, el juicio de financiamiento ilícito electoral que tiene al borde de la destitución y castigo al actual mandatario Jimmy Morales, que ya lleva en hombros el encarcelamiento de un hijo y de un hermano suyo por compras irregulares con fondos públicos.

Ahora el pueblo guatemalteco se siente acompañado, se llena de emoción y alegría porque sabe que tiene ángeles que lo protegen de los malos pseudopolíticos, como los que nos desgobiernan hoy y que allá, a diferencia de Honduras, puede salir masivamente a las calles a exigir justicia y el fin de la corrupción y la impunidad. 

Ahora vemos a nuestra patria para apreciar el resultado para la sociedad del Ministerio Público, el desempeño y conducta de los profesionales que ahí laboran te enteras y con decepción se vé que el fruto corresponde a la raíz donde se forman, tal cual es la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, (UNAH).

Un reducto tradicional de la derecha catracha, cimiente del Partido Nacional y del Frente Unido Universitario Democrático, (FUUD), que ya en la década de 1980 albergó a agentes del Escuadrón de la Muerte 3-16 y a miembros de la extinta y sangrienta contrarrevolución nicaragüense, entre otras entidades de esa naturaleza. 

Un pasado que se relaciona con las atroces agresiones a derechos individuales y colectivos de la hondureñidad que vemos hoy, los casos son innumerables y como estas están las violaciones a la Constitución de la República en el fallo de la reelección presidencial y la ratificación de la Ley de las Zonas Especiales de Desarrollo, (ZEDE), que cercena el territorio y violenta la soberanía nacional.

2 comentarios en “La fiscalía como herramienta de persecusión político-sectaria del régimen de JOH 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.