Global.

La extorsión: enemigo común de los países del triángulo norte de Centroamérica

La FNA debe profundizar en la investigación y captura de los cabecillas de la extorsión

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Los Países del triángulo norte de Centroamérica: Guatemala, Honduras y el Salvador no solo comparten el mismo idioma, fronteras terrestres y problemas sociales similares, también comparten las mismas actividades delictivas como la extorsión.

Los expertos en seguridad consideran que mientras solo se capture a los cobradores la extorsión seguira su rumbo galopante
Los expertos en seguridad consideran que mientras solo se capture a los cobradores la extorsión seguirá su rumbo galopante

En los últimos días,  varias empresas han procedido a cerrar debido a que ya no soportan en la cobro de los extorsionadores, entre ellas hay farmacias, empresas de transporte, gimnasios y otras que son asesinadas por las maras y el crimen organizado con el famoso “impuesto de guerra”.

Esta acelerada aparición de grupos de extorsionadores no es exclusivo de Honduras,  es una actividad compartida con los países del triángulo norte que se conforma junto a Guatemala y El Salvador.

En Honduras se le denomina “impuesto de guerra”, en El Salvador se llama “renta” y no importa el nombre que se le dé, la realidad en todo esto es que son centenares de personas que han sido asesinadas por no pagar el canon y muchos negocios han cerrado porque ya no pueden seguir trabajando para el crimen organizado o para los mareros.

Autoridades de los tres países coincidieron en algún momento que cerrar las comunicaciones desde y hacia los centros penales, mermo un poco la actividad, pero esa medida fue un poco transitoria y los reclusos siguen usando celulares y «laptos» a lo interno de los reclusorios.

La actividad consiste en que los dueños de negocios deben pagar una cuota mensual o semanal, caso contrario los propietarios son asesinados por los mareros.

La Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) de Honduras informó que el país donde más se paga es en El Salvador, seguido por Honduras y Guatemala ocupa el tercer lugar.

Los datos proporcionados por la FNA indican que en El Salvador se pagan más de 390 millones de dólares anuales. En Honduras se pagan alrededor de 200 millones y en Guatemala un poco más de 61 millones de dólares.

La FNA debe profundizar en la investigación y captura de los cabecillas de la extorsión
La FNA debe profundizar en la investigación y captura de los cabecillas de la extorsión

De acuerdo a los datos manejados, en Honduras se han cerrado más de 40 mil negocios en las últimas dos décadas y se han perdido un poco más de 130 mil empleos directos.

La FNA ha realizado algunas capturas de los cobradores del famoso impuesto de guerra pero no se ha llegado a los cerebros de esta actividad criminal y mientras esto no se haga la extorsión seguirá viento en popa como hasta ahora.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.