Ambiente y Extractivismo|Noticias Destacadas

Juventud declara fracaso de conferencia climática COP26 y exige acción inmediata

fracaso de conferencia climática COP26

Compartir

Tegucigalpa. Las calles de Glasgow, Escocia, son el escenario de diferentes movilizaciones que declaran el fracaso de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26), y exigen acción inmediata que resulte en un cambio real y significativo.

Entre las consignas cantadas por los participantes se escuchó la canción: «Berta no se murió, Berta no se murió, Berta se hizo millones, se hizo millones, Berta soy yo». Compartió vía Twitter el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh). Esto en relación a la ambientalista asesinada por la defensa del territorio indígena Lenca, Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016.

Agregar tuit: https://twitter.com/COPINHHONDURAS/status/1456680275631616007?t=3SJNR21N67YUm2U9ykpd0A&s=19

Algunos de los llamados a la acción más enérgicos y urgentes provienen de jóvenes manifestantes que afirman que el mundo que están heredando se tambalea al borde de una catástrofe climática, reportó The New York Times.

Durante una de las manifestaciones organizadas por «Fridays for Future Scotland», un grupo fundado por jóvenes ambientalistas, Greta Thunberg declaró la COP-26 como un fracaso. «No es un secreto que la COP26 es un fracaso. Debería ser obvio que no podemos resolver una crisis con los mismos métodos que nos metieron en ella».

La BBC informó que en su discurso aseveró: «Necesitamos recortes anuales drásticos e inmediatos de las emisiones como nunca antes se había visto en el mundo». Aseguró que quienes están en el poder seguirán viviendo en una burbuja de fantasías donde el crecimiento es eterno en un planeta finito y donde según ellos las soluciones aparecerán de la nada.

Todo esto mientras el planeta «está literalmente en llamas» y quienes «viven en el frente siguen soportando la peor parte de la crisis climática». Sumado a esto describió la cumbre como una «celebración de dos semanas, de negocios como siempre y bla, bla, bla» para mantener los mismos negocios y «crear lagunas para beneficiarse a sí mismos».

LA HIPOCRESÍA DE HONDURAS EN LA COP26

Un ejemplo de este actuar es el presidente de Honduras, Juan Hernández. Su discurso en la cumbre climática contradijo violaciones de derechos humanos contra ambientalistas, y la aprobación de grandes beneficios a favor de la agroindustria a gran escala, uno de los principales contaminantes, como indica la propia Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

O el alcalde de la capital hondureña y aspirante a la presidencia por el Partido Nacional, Nasry Asfura Zablah, quien recibió el premio «Climate Positive», otorgado por Green Cross de Reino Unido. Esto  pese a que sus cartas de presentación incluyen la tala de árboles, construcción de una ciudad pensada para vehículos, privatización del agua, aprobación de proyectos inmobiliarios en zonas protegidas, un proceso legal no concluido cortesía del Poder Judicial y la criminalización de ambientalistas.

No se pierda: Privilegios fiscales: el entreguismo de la economía hondureña 

El coordinador de la Alternativa de Reivindicación Comunitaria y Ambientalista de Honduras (ARCAH), Christopher Castillo, dijo a Criterio.hn que la presencia de Hernández y Asfura «refleja la falsa actividad […] de la COP26 en materia de investigación. No solamente es invitar a los gobiernos o representantes de los gobiernos, sino que deberían tener también una postura y un análisis integral, informado, responsable, técnico, científico y verídico de qué están haciendo estos gobiernos y no solamente darles la voz para que posteriormente laven la cara de los gobiernos, en este caso de una dictadura».

Por su parte, el coordinador del Comité Municipal de Defensa de los Bienes Comunes y Públicos de Tocoa, Juan López, declaró a Criterio.hn que el desarrollo verde implica un proyecto global de mentirle a la humanidad, en el que se «mueven enormes cantidades de dinero para financiar tal desarrollo». Sin embargo, al ser «un desarrollo desde la óptica de grandes capitales», con base en la extracción de la materia prima y pétrea del planeta, «caminamos hacia una destrucción ambiental que desencadena una confrontación social como ya en el país es evidente».

La defensora del territorio y coordinadora de la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh), Miriam Miranda, resumió a la perfección el cinismo del actual gobierno, quien en sus palabras aprovecha la COP26 para hacer campaña y dar discursos verdes; mientras criminaliza a ambientalistas, y prohíbe la protesta social.

Agregar tuit: https://twitter.com/baraudawaguchu/status/1455587999966715919

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.