Actualidad|Noticias Destacadas

Honduras y Nicaragua entre los más corruptos de Centroamérica, según Índice de Percepción de Corrupción

Misión exploratoria para Comisión Contra la Impunidad

Los ciudadanos respondieron al llamado y portaron pancartas con las que demostraron su descontento al gobierno, específicamente por su desmedida corrupción.

Compartir

Tegucigalpa.- Transparencia Internacional publicó este martes su Índice de Percepción de Corrupción (IPC) y Honduras (23) se encuentra entre los más corruptos de Centroamérica, superado únicamente por Nicaragua (20); mientras a nivel latinoamericano son rebasados por Haití (20) y Venezuela (14).

En los últimos nueve años bajo la administración del régimen del Partido Nacional, Honduras ha experimentado altos y bajos en la puntuación del IPC, pero a partir de 2015 la caída ha sido constante.

Nota relacionada: “Ley de Secretos” ha profundizado la corrupción en Honduras

Es importante resaltar que la puntuación a lo largo de los gobiernos nacionalistas se ha mantenido baja, siendo los dos últimos años los peores, 2020 con una puntuación de 24 y 2021 con 23. Estas son sus calificaciones más bajas desde 2013 cuando tuvieron una puntuación de 26.

De acuerdo con el informe distribuido por el capítulo de Transparencia Internacional en Honduras, la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), en los últimos díez años los niveles de corrupción se han estancado, en medio de un entorno de abusos a los derechos humanos y deterioro de la democracia.

«Los abusos de poder, la opacidad y discrecionalidad en el manejo de fondos del Estado han permitido que este flagelo no pierda fuerza, provocando violaciones de derechos humanos y sociales en ámbitos que van desde la educación hasta la salud», compartió el director ejecutivo de ASJ, Carlos Hernández, quien resaltó la importancia del fortalecimiento institucional y garantizar los espacios de participación ciudadana.

Por su parte, la presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira, compartió que «los modelos autoritarios destruyen los controles y contrapesos independientes y hacen que tomar acción contra la corrupción dependa de los caprichos de una élite. La única ruta sostenible hacia una sociedad libre de corrupción es asegurar que la población tenga la posibilidad de hablar libremente y trabajar colectivamente para pedir cuentas a aquellos en el poder».

Lea también: Todo lo dicho en Washington es cierto: Honduras retrocedió en lucha anticorrupción

En contraste a Honduras, Nicaragua, Haití y Venezuela, los mejor puntuados en el Índice de Percepción de Corrupción fueron: Estados Unidos y Chile, ambos con 67 puntos, y Uruguay y Canadá con 73 y 74 puntos, respectivamente.

Finalmente, el informe concluye manifestando que para poner fin al círculo vicioso de la corrupción, las violaciones de los derechos humanos y el declive democrático, los gobiernos deberían: defender los derechos necesarios para que el poder rinda cuentas, restablecer y fortalecer los controles institucionales del poder, combatir las formas transnacionales de corrupción, y defender el derecho a la información en el gasto público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.