Honduras va a elecciones con 14 partidos, pero nueva Ley electoral hará que muchos desaparezcan

La democracia es un sistema político que orbita en relación a las mayorías. Lo contrario sería que los partidos con una gran masa de militantes se hiciesen a un lado y dejaran a las minorías tomar las decisiones. No, esto es política

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Honduras podría quedarse únicamente con tres partidos políticos una vez finalizado este proceso electoral de 2021, eso debido a que la nueva Ley Electoral hace cambios en cuanto al pago de la deuda pública. La creación de partidos pequeños ha sido un negocio y una jugada para traficar credenciales, dice el abogado Raúl Pineda Alvarado.

El profesional del derecho agrega que el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu-SD), en su máximo esplendor, obtuvo apenas 30 mil votos. Eso nos permite hacer un pronóstico de la corta vida que le espera a estos nuevos institutos políticos.

Raúl Pineda Alvarado

Los partidos políticos inscritos para las elecciones de 2021 son el Partido Liberal (PL), Partido Nacional (PN), Libertad y Refundación (Libre), Democracia Cristiana (DC), Partido de Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu-SD), Unificación Democrática (UD), Partido Anti Corrupción (PAC), Alianza Patriótica Hondureña (APH), Frente Amplio (Faper), Va Movimiento Solidario (Vamos),Partido Nueva Ruta de Honduras (PNRH), Liberación Democrática de Honduras (Lidehr), Salvador de Honduras (SDH) y Todos Somos Honduras (TSH).

Los partidos (Lidehr), del candidato Lempira Viana; Salvador de Honduras, de Salvador Nasralla y Todos Somos Honduras, de Enrique Yllescas, fueron inscritos ayer 7 de septiembre.

“El único partido fuerte de esos pequeños es el de Salvador Nasralla, pero este depende de la persona física de Nasralla. Él es el partido”, dijo Pineda Alvarado.

Agregó que los otros partidos pequeños tienen una masa crítica de seguidores y su creación se dio cuando se hacían partidos de conveniencia. “Son los partidos que surgieron para negociar credenciales y beneficiarse de una deuda política de 10 millones promedio que se daba independientemente del número de votos que sacasen”, afirma.

“Todo eso desaparece en el nuevo esquema electoral y todo nos hace pensar que, para los próximos años en Honduras, las fuerzas políticas serán básicamente tres: Libre, Nacional y Liberal”, explica Alvarado.

Sobre la integración de las mesas, Alvarado dice que la nueva Ley no es perfecta, sin embargo, impedirá que los partidos pequeños puedan traficar credenciales. Aunque aclara que sí van a traficar representación.

“Todos los partidos que salen tienen su origen en los partidos tradicionales, no hay uno que no tenga su raíz en otros ya existentes. La nueva Ley tendrá la ventaja de que la deuda política ya no va a ser en función del 15 % del más votado sino en función de los votos que saquen y de la salvaguarda de la huella digital”, sostiene el jurista.

La nueva Ley Electoral no presenta grandes transformaciones por no se contempló una segunda vuelta y no se estableció lo referente al período presidencial. Sin embargo, Alvarado cree que tiene cosas interesantes que indican que las próximas elecciones van a ser diferentes.

Sobre las declaraciones de la diputada del Pinu-SD, Doris Gutiérrez, quien piensa que los tres partidos mayoritarios están únicamente repartiéndose el poder, el abogado Alvarado piensa que “es comprensible lo que ella dice, pero la democracia es un sistema político que orbita en relación a las mayorías. Lo contrario sería que los partidos con una gran masa de militantes se hiciesen a un lado y dejaran a las minorías tomar las decisiones. No, esto es política”.

Lamentablemente el sistema democrático opera bajo el modelo de una mayoría que sin tener que convertirse en una dictadura, es la que impone la pauta y la que toma las decisiones. La mayoría está representada hasta el momento en tres partidos grandes. Probablemente si se dan alianzas, el partido pequeño de Salvador Nasralla con el Partido Liberal, pueden convertirse en una fuerza importante, concluye el jurista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.