Actualidad|Noticias Destacadas

Honduras: el salto de un país que pasó del tránsito de droga a productor y se convirtió en narcoestado

Honduras de país de transito a productor de cocaína

Compartir

Tegucigalpa.- El régimen criminal que instauró el exgobernante Juan Orlando Hernández generó muchos daños a Honduras, uno de los principales fue convertir la nación en un narcoestado que dio el salto de tránsito de drogas a productor de cocaína, apuntan analistas y entes estatales de lucha contra las drogas.

La reciente encuesta de percepción ciudadana elaborada por el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC-SJ) expone que para los hondureños el principal daño que ocasionó JOH, como se le conoce a Hernández, fue el saqueo descomunal a las instituciones y el segundo convertir al país en tierra de narcos.

Desde antes de JOH, Honduras era un país de tránsito de droga siendo los departamentos de Gracias a Dios, Colón y el occidente de Honduras las rutas principales del narcotráfico, sin embargo, con la estructura criminal de Hernández a partir de 2017 la producción de cocaína y mariguana se constituyó en la nación.

Según registros de las Fuerzas Armadas, en 2017 se inicia la destrucción de plantas de hoja de coca y mariguana con un registro de 10,000 arbustos de coca y 1,928,330 plantas de mariguana; en 2018 aumentó a 112,000 arbustos de coca y 737,762 de mariguana; en 2019, 40,000 de coca y 27,678 de mariguana; para 2020, de coca 424,900 y mariguana 68,121; en 2021, de coca 531,826 y 156,629 de mariguana mientras que en lo que va de 2022, 580,015 de cocaína, superando los años anteriores en apenas medio año y de mariguana 237,300.

Noticia relacionada Legado de JOH en Honduras: narcotráfico, fraudes electorales y 500 mil kilogramos de cocaína en 18 años

En narco laboratorios, en 2014 se destruyeron 6, en 2015 1, en 2016 3 al igual que en 2017, en 2018 1, en 2019 aumentó a 4, en 2020 a 12 mientras que en 2021 fueron 20, en lo que va del año ya suman 10, mientras que en destrucción de pistas clandestinas de aterrizaje o narco pistas: en 2014 se destruyeron 52, 60 en 2015, 26 en 2016, 37 en 2017, 61 en 2018, 36 en 2019, 35 en 2020, 21 en 2021 y 13 en este año.

Sobre decomisos de droga en kilos para 2014 fue de 11,681, en 2015 se redujo a 1,928, en 2016 pasó a 883, en 2017 2,093, 1,585 en 2018, 1972 en 2019, 3,299 en 2020, para 2021 superó, kilos siendo el año con más decomisos de droga y en 2022 se contabilizan 3,875.

Desde 2014 hasta 2022 se reportan 7,062 detenciones de personas involucradas en el tráfico de drogas siendo 2020 el año con más capturas con 1,604 pese a ser año de pandemia con medidas de confinamiento, en 2020 ya se reportan 120 implicados.

“Lo que son narco laboratorios desde 2014, lo que es aseguramiento y erradicación de hojas de coca se reportó las primeras plantaciones destruidas en 2017. Se está atacando directamente a los puntos de elaboración, el departamento de Colón es donde más se reporta la mayor cantidad de plantaciones de estupefacientes y también narco laboratorios y narco pistas inhabilitadas, no podemos evitar que Honduras está ubicado en un punto estratégico es ahí que reforzamos las operaciones”, declaró en entrevista a Criterio.hn el oficial de comunicaciones de las Fuerzas Armadas, José Antonio Coello.

Coello señaló que el flagelo del narcotráfico no solo perjudica a Honduras que genera violencia y peleas de estructuras criminales sino un problema regional y transnacional, “es una lucha constante que tenemos como país”.

Noticia relacionada Alianza del crimen organizado y narcoactividad ligada a JOH repercute en ola de violencia en Honduras

Sin embargo, las estadísticas oficiales muestran que la narcoactividad desde el tráfico hasta la producción aumentó con la llegada al poder de Hernández, financiado por narcotraficantes, las instituciones del Estado fueron cooptadas y ahora es un problema heredado que se aleja de tener una solución.

“Hemos heredado un problema que se llama ser un narcoestado y ser un narcoestado implica de inmediato el secuestro institucional y la pérdida del estado de derecho. Honduras necesita ser liberada de la narcoactividad, del crimen transnacional organizado. En diez años, hemos visto como el crimen se confabuló con el Estado, esto es una realidad”, afirmó la viceministra de seguridad, Julissa Villanueva.

Villanueva indicó que se ejecutan acciones tácticas operacionales que están en proceso para enfrentar las estructuras criminales y estas “no pueden ser reveladas” porque entorpecerían el proceso.

El pasado lunes 18 de julio, la Dirección Nacional Policial Antidrogas (DNPA) encontró la plantación de arbustos de coca más grande en la historia de Centroamérica en tres montañas del Parque Nacional de Patuca, en el departamento de Olancho.

Además de grandes plantaciones se han creado narco laboratorios

Se contabilizaron alrededor de 60 manzanas de arbusto de coca, tres narco laboratorios y se descubrió pasta de coca. Son 3,764.47 kilómetros cuadrados de extensión de plantaciones de coca afectando la flora y la fauna del parque. Se estima que los elementos policiales estarán más de siete semanas en el lugar para poder cortar de raíz las plantas, ya que no se usará productos químicos para su erradicación.

Noticia relacionada JOH fue extraditado, pero dejó montada una estructura criminal en las instituciones del Estado

“Honduras siempre fue un territorio de trasiego de droga y en última instancia de cultivadores de mariguana, pero no pasábamos de ahí, después pasamos a ser también consumidores porque ya los narcotraficantes no pagaban con dinero, sino que pagaban con una cierta cantidad de droga que se quedaba en el país”.

“Lo que nunca pensamos ser era productores de coca, hoy hay laboratorios de producción de droga que no tienen nada que envidiarles a países como Colombia y otros países sudamericanos y eso es un asunto sumamente grave porque quiere decir que los cárteles de droga en Honduras se han fortalecido y eso trae mayor violencia. Una herencia que nos dejó el gobierno de la dictadura, doce años dirigiendo el narcotráfico, utilizando las estructuras del Estado para proteger narcotraficantes y traficar droga a los Estados Unidos y es una herencia dañina”, lamentó el exfiscal y actual diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Jari Dixon Herrera.

Gracias a Dios, Colón y Olancho son los departamentos de Honduras donde se han ubicado más narco pistas, narco laboratorios y plantaciones de coca y mariguana, sin embargo, en Copán, Santa Bárbara y Lempira también son zonas que se han desmantelado operaciones de la narcoactividad. 

Desde 2014 a la fecha, Honduras ha extraditado a 31 de sus ciudadanos, incluido un exjefe de la Policía Nacional, Juan Carlos Bonilla alias “el Tigre”, también narcopolíticos como el exalcalde del municipio de El Paraíso, Copán, Alexander Ardón; los excongresistas Juan Antonio Hernández alias “Tony” hermano de JOH, también el exdiputado del Partido Liberal, Fredy Nájera y el propio expresidente Hernández.

Lo anterior, solo es el reflejo que el narcotráfico penetró la política de Honduras y muchos de los políticos se inmiscuyeron en la actividad criminal convirtiendo a Honduras en un narcoestado como lo afirma el propio juez de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Kevin Castel. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.