Nación.

Hernández plantea nueva Constitución sin convocar a Constituyente

Juan Hernández

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

La pretensión de Hernández coincide curiosamente con lo planteado el pasado viernes por la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, de elaborar desde la máxima casa de estudios una nueva Carta Magna pero sin convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.

Tegucigalpa.- El presidente de Honduras, Juan Hernández,  dijo este domingo que se debe revisar todo el contrato social del país, pero sin convocar a una Asamblea Nacional Constituyente y que sean los actuales diputados al Congreso Nacional quienes se encarguen de hacer los cambios.

Ante la pregunta directa de si se trata de una nueva Constitución respondió, “claro y por qué no”. Hagámoslo de una manera seria en donde no solo estén los partidos políticos trabajando en ello, que estén los sectores sociales, económicos y particularmente,  para mí es importante que ahora se escuche la voz de los humildes luchadores de la gente que quiere salir adelante”.

Más adelante señaló que es posible que después el Congreso actual decida revisar un borrador construido con el apoyo de expertos en materia constitucional, y éstos modifiquen la Constitución, y luego si es necesario, hay que someterla al pueblo para que opine si está de acuerdo, para que el proceso se efectué en la próxima elección.

Consultado si es algo parecido a lo que planteó el expresidente, Manuel Zelaya Rosales, dijo que,  “no es necesario ir por la ruta de hacer una votación para sacar diputados para hacer una Constituyente, si tenemos diputados que pueden modificar cualquier artículo de la Constitución, respetando lo relativo al territorio”.

“Creo que se pueden sentar los diferentes sectores con sosiego de cara a lo que viene para Honduras como es un nuevo contrato social”, apuntó Hernández.

Sostuvo además,  que es posible que algunas de las figuras que están vigentes en la actual Constitución queden vigentes, pero hay otras que deben ser revisadas y citó como ejemplo que a su criterio las víctimas tienen derechos y el criminal tiene que resarcir los daños causados y aunque está en el estamento nacional, se debe ser más agresivo en ese tema.

Sobre cuándo se debe iniciar el trabajo para una nueva Constitución el mandatario apuntó que,  “el ritmo lo puede dar el proceso de diálogo”.

Justificó que aunque los líderes de la oposición han estado reclamando el diálogo, él ha estado ocupado ordenando la economía del país, construyendo los cimientos de lo que viene y que había dejado el tema político para el Congreso Nacional,  pero si es necesario su participación, está listo para entrarle.

Sobre las reformas electorales se fue por la tangente diciendo que él no quiere mezclar la elección de la Corte con temas de esta naturaleza porque ambos son válidos.

Uno es una necesidad que Honduras tiene y lo otro es legítimo, que cada quien exponga sus puntos de vista, al margen que no todos estemos de acuerdo, “pero creo que es el momento que toquemos todos los temas que quieran tocar y vayamos identificando en que estamos de acuerdo y en que no, para seguirlo debatiendo y eventualmente entendernos”, manifestó.

La pretensión de Hernández coincide curiosamente con lo planteado el pasado viernes por la rectora del Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, de elaborar desde la máxima casa de estudios una nueva Carta Magna pero sin convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.