Fiscalía de Israel imputa a Netanyahu por fraude y corrupción

Varios casos de corrupción contra el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, recibieron un nuevo impulso tras las elecciones adversas para él y su partido Likud.

El primer ministro israelí ha sido acusado de soborno, fraude y abuso de confianza en tres casos en curso, conocidos como los casos 1.000, 2.000 y 4.000, según anunció el 21 de noviembre el fiscal general, Avichai Mendelblit. Así, Netanyahu se convirtió en el primer ministro de Israel en funciones en ser acusado de soborno.

Noticia Relacionada: Netanyahu renuncia al no poder conformar nuevo gobierno en Israel

Una copia de la acusación fue enviada al presidente del Parlamento nacional, el Knéset, lo que permitió a Netanyahu solicitar inmunidad ante persecución penal de acuerdo con la ley israelí, según la declaración del fiscal general.

El contenido de la acusación fue revelado a partir de las 18:30 (hora local) por varios medios de comunicación hebreos, especialmente por el portal de noticias Walla, implicado en el Caso 4.000.

La acusación sostiene que Netanyahu hizo favores que equivalen a soborno a Shaul Elovitch, el magnate propietario del portal Walla, a cambio de que el portal cubriera favorablemente noticias sobre Netanyahu y su familia.

Se trata de la primera vez en que un primer ministro israelí es procesado mientras ejerce sus funciones desde el establecimiento del estado en 1948.

La imputación agrava la situación de incertidumbre en el país. El primer ministro ha anunciado que está misma noche, a las 20:30 horas, responderá públicamente a la imputación.

La confusión que reina en Israel se agrava en un momento en el que el país no ha digerido los ajustados resultados electorales de septiembre y podría encaminarse a unas terceras elecciones consecutivas.

Ni Netanyahu ni el líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, han sido capaces de formar una coalición que cuente con el respaldo de la Knéset.

En principio, la continuidad de Netanyahu podría dificultar la formación de un gobierno estable, pero el primer ministro no ha dado ninguna indicación de que se quiera apartar de la política, más bien al contrario.

Si Netanyahu decide continuar en la política pese al procesamiento, las posibilidades de formar una coalición de gobierno en las próximas semanas son prácticamente inexistentes, puesto que Gantz difícilmente aceptaría pactar con un imputado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.