Exigen Ley de Etiquetado Responsable para contrarrestar aumento de enfermedades crónicas

Las enfermedades asociadas a una dieta insana, impactan en la economía de Honduras. El 17% del presupuesto de salud se invierte en atender diabetes, hipertensión y otras enfermedades crónicas no transmisibles

Tegucigalpa, Honduras. – Organizaciones advierten que Honduras tiene altos niveles de obesidad y sobrepeso, problemas alimenticios que en los últimos años han generado una carga extra al ya precario sistema de salud, debido al desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión, diabetes, cáncer, entre otras.

El estudio “Alimentación Insana en Honduras”, señala que 5,400,000 hondureños sufren de sobrepeso, es decir el 52% de la población y que el 20% de los hondureños tienen obesidad y otro porcentaje presenta problemas de desnutrición, debido a la mala alimentación y la falta de información

Wendy Cruz, coordinadora de la Vía Campesina en Honduras. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

“Estamos decidiendo qué comemos, pero, de una forma no razonable” señaló Wendy Cruz, coordinadora de la Vía Campesina en Honduras.

Ante este panorama de salud pública, las organizaciones sociales que trabajan con agricultores, campesinos, campesinas e indígenas, exigen la actuación urgente del Estado a través de la Ley de Etiquetado Responsable, a fin de prevenir la mala alimentación, mediante el acceso a información clara para que consumidoras y consumidores estén advertidos sobre los alimentos con exceso de sal, azúcar y grasa de los alimentos procesados.

En ese sentido, Wendy Cruz, dijo a Criterio.hn “queremos un etiqueto frontal que nos diga los niveles de sal, de grasas, porque necesitamos educarnos, necesitamos prevenir los problemas de salud”.

Según el estudio, el 17% del presupuesto de salud se invierta en atender diabetes, hipertensión y otras enfermedades crónicas no transmisibles.

De interés: Proteger la salud pública de las grandes multinacionales alimentarias

COMIENDO MENTIRAS

El Movimiento Hondureño por la Alimentación y la Salud (MAYS), a través de la campaña “Comiendo Mentiras” busca sensibilizar a la población hondureña y a las autoridades gubernamentales, entre ellos a los diputados y diputadas del Congreso Nacional, sobre la importancia de informarse antes de consumir un alimento.

Con la campaña “Comiendo Mentiras”, se busca alertar la ciudadanía hondureña sobre la falta de información de lo que se consume. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

MAYS, denunció que, en Honduras la información nutricional de los alimentos procesados es confusa, engañosa o difícil de entender, imposibilitando la toma de decisiones informadas para lograr una alimentación y nutrición saludable.

De acuerdo con Gloria Pérez, del Comité para la Defensa del Consumidor Hondureño (CODECOH), señaló a Criterio.hn que han recibido una serie de denuncias sobre alimentos y bebidas carbonatadas elaborados con ingredientes adulterados y prohibidos como el bromato de potasio –sustancia utilizada para mantener el pan esponjoso, dorado, suave, con volumen y evitar así que se endurezca—.

Sobre el Bromato de potasio, en 1983 la Agencia Internacional de Investigación para el Cáncer reconoció el efecto cancerígeno.

Gloria Pérez, del Comité para la Defensa del Consumidor Hondureño (CODECOH). Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

En ese sentido, Gloria Pérez, expresó a Criterio.hn que con la campaña “hacemos un llamado a los diputados para que aprueben la Ley de Etiquetado Responsable, que no sólo la aprueben, sino que multen a las empresas y lleven presos a quienes juegan con la salud de los hondureños”.

Con la campaña “Comiendo Mentiras”, se busca alertar la ciudadanía hondureña sobre la falta de información, misma que debe incluirse de manera clara en el etiquetado de los productos alimentarios procesados.

En ese sentido, se propone en que las etiquetas se plasmen octágonos negros en la parte frontal de los empaques con frases como “Alto en Sodio”, “Alto en Grasas” y “Alto en Azúcares”.

En países como Chile, Israel y México, implementan la medida del etiquetado responsable como una obligación –tanto del Estado como de los socios comerciales— de cuidar la salud de las personas.

Lea: Grupos campesinos demandan apoyo en producción sostenible y soberanía alimentaria

REPOTENCIACIÓN DEL AGRO UNA SOLUCIÓN PARA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

En Honduras, con el paso del tiempo la agricultura ha quedado de lado, y los productos ultra procesados son la principal fuente de alimentos de los hondureños, que conlleva a problemas serios de salud, como obesidad, sobrepeso o malnutrición.

A criterio de Francisco Tomás, coordinador general de la Cooperación Española, es prioritario repotenciar el agro que, por las condiciones ecológicas del país, es favorecedor y diverso.

Francisco Tomás, coordinador general de la Cooperación Española. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

“Nos empobrecemos cuando consumismos una dieta alimenticia restringida que no aprovecha todo el potencial que tiene la producción nacional”, dijo a Criterio.hn, Francisco Tomás.

En ese sentido, Wendy Cruz, señaló que el principal problema es la falta de inversión por parte del Estado y la falta de políticas públicas encaminadas a fortalecer las capacidades de producción de los campesinos y campesinas.

“Han abandonado a los pequeños y medianos productores para producir alimentos saludables y nos han encasillado a consumir productos ultra procesados”, enfatizó la coordinadora de la Vía Campesina.

Segú las organizaciones campesinas, sólo el 1.47 % del Presupuesto General de la República está destinado a actividades agrícolas

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), señala que, en la región, el gasto público en la agricultura cayó en las últimas dos décadas del 3 % a un promedio del 1.5 %.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte