Exigen investigar asesinato de miembro del Copinh en Río Blanco, Intibucá

Compartir

Tegucigalpa. – El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) exigió se investigue el asesinato de Wilmer Alexis Domínguez Madrid, residente de la comunidad de Río Blanco, Intibucá, occidente de Honduras.

Wilmer Domínguez es hermano de la defensora de la tierra, el territorio y recursos naturales, Rosalina Domínguez, quien en 2019 recibió amenazas por cultivar tierras próximas al proyecto de Agua Zarca, según denunció en ese momento la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos.

Copinh remarcó a través de un tuit que el asesinato de Wilmer Domínguez “se suma a la serie de agresiones y ataques en contra de la comunidad lenca por la defensa de su territorio”.

La organización señaló que Domínguez fue encontrado sin vida cerca de la comunidad de Valle de Ángeles, vecina de Río Blanco, “con graves señales de agresión con machete en su cuerpo”, un día antes “desapareció desde horas de la mañana”.

La organización exigió que el Ministerio Público a través de su oficina en la ciudad de La Esperanza, Intibucá, y la Fiscalía Especial de Etnias, investiguen y encuentren a los culpables, de quienes aseguran la comunidad ya tiene indicios sobre su identidad y nexos al proyecto Agua Zarca, promovido en su momento por la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA).

El expresidente de DESA, David Castillo, fue declarado culpable de ser coautor del asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, quien se opuso a la instalación del proyecto Agua Zarca, por amenazar el río Gualcarque, ser una concesión ilegal y encontrarse en territorio de la comunidad Lenca de Río Blanco.

De interés:  Por fraude acusan a ex funcionarios  y ejecutivos de DESA por hidroeléctrica Agua Zarca

Casi un año después, el Tribunal de Sentencias en Tegucigalpa anunció este jueves que el próximo miércoles 18 de mayo, a la 1:30 de la tarde, se hará lectura a la sentencia del expresidente de DESA.

El Copinh hizo un llamado a las autoridades nacionales y locales para resolver los trámites administrativos y reconocer el título comunitario de Río Blanco y de esta manera evitar la profundización de las conflictividades por el territorio.

Una fuente de la comunidad de Río Blanco confió a Criterio.hn que el crimen fue cometido de “forma brutal” y con saña por el gran número de heridas en la cabeza, espalda, rostro y piernas.

“Pedimos a las autoridades que investiguen este crimen porque no podemos seguir viviendo en esta situación, donde continúan asesinando a personas de las comunidades”. Agregó que desconocen cuál fue el motivo detrás del crimen, pero se conoció que Domínguez se encontraba desarmado (no llevaba machete) al momento de su muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.