En Honduras se encuentra la evidencia más antigua de la presencia del hombre civilizado en Centroamérica

seichin-graffity

Geográficamente hablando, en América existe un paso obligado entre Norte y Sur, ese paso obligado es Centroamérica, una larga y estrecha franja de tierra donde es posible ir de un extremo al otro del continente, característica que desde la antigüedad le ha permitido al hombre expandir sus territorios, conocer nuevas tierras e incluso sobrevivir ante la furia de la naturaleza, todo esto luce lógico de pensarlo, pero, ¿existen pruebas de ello?.

En toda Centroamérica, la evidencia más antigua de presencia del hombre civilizado se encuentra en La Cueva del Gigante, localizada en las cercanías de Marcala, Departamento de La Paz, en ese sitio se ha encontrado arte rupestre elaborado por hombres que vivieron hace casi 11,500 años, es decir 9,480 años antes de Cristo, una fecha muy cercana al final del último periodo glacial.

La cueva del Gigante es el sitio más viejo que se ha encontrado en Honduras y de acuerdo a su descubridor, George Hasemann. Los arqueólogos los primeros habitantes de lo que hoy es no solo Honduras, sino toda Centro America pudieron vivir aquí en la Gruta del Gigante.

Además de todos los artefactos y otros restos antiguos también se encontraron dos tipos de imágenes en las paredes de la cueva: unas manos y otra pintura que se asemeja a un ganso o cisne. La mano es un icono común que se encuentra en centro, sur y Norteamérica y también es un tema común en Australia y Europa.

La cueva del Gigante está Ubicada a unos 750 metros de la cascada que se llama la Estanzuela a unos 11 kilómetros de la ciudad de Marcala. Allí mismo se pueden rentar cabañas para que los visitantes puedan pasar la noche y además hay lugares para acampar

Aún se desconoce la procedencia de las personas que vivieron en esa cueva,  pero bien podrían ser humanos que buscaban tierras más cálidas alejándose del frío del norte, esta evidencia que como dijimos es la más antigua de Centroamérica, marca el punto cero de una serie de sitios descubiertos en Honduras donde el hombre prehistórico dejó huella para la posteridad.

En la cueva se han encontrado fibras textiles, conchas de caracol, artefactos de piedra y hueso, elementos para cacería, mazorcas de maíz, frutas y vegetales, así como pinturas rupestres que representan animales, quizá algunos de ellos ya desaparecidos, algunos con apariencia de gansos y otras figuras zoomorfas, este precioso tesoro del talento pictórico del ser humano también quedó con una firma eterna ya que una de las pinturas es precisamente la figura de la mano del artista la cual quedó pintada en las paredes de la cueva

Es interesante saber que esa figura de la mano es una representación frecuente en el arte prehistórico universal ya que también en otros sitios de Europa y Australia se han encontrado representaciones similares, lo que hace pensar a muchos sobre conexiones entre ellos.

Además de la Cueva del Gigante, existen docenas de sitios en Honduras donde el hombre prehistórico ha dejado evidencia de su presencia, sitios como Oropolí en el departamento de El Paraíso; Ayasta, Yaguacire y Santa Rosa en el departamento de Francisco Morazán, y otros, todos son una riqueza artística que debemos conocer y proteger, lugares que poco a poco les iremos describiendo para su conocimiento y deleite. (Tomado de Hondurasisgreat)

 

Un comentario en “En Honduras se encuentra la evidencia más antigua de la presencia del hombre civilizado en Centroamérica

  • el febrero 19, 2020 a las 12:54 pm
    Permalink

    Muy buena nota, lo unico que falto,fueron imagenes

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.