En Domingo de Ramos Papa Francisco crítica a quienes silencian las voces disonantes

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criyterio.hn

Tegucigalpa.-Durante la celebración del Domingo de Ramos en la Plaza San Pedro, el Papa Francisco criticó a quienes—dijo—buscan cualquier medio para hacerse más fuertes y silenciar a los voces disonantes.

Ante miles de fieles católicos que se dieron cita en el Vaticano para comenzar las celebraciones de la Semana Santa, Francisco manifestó  en su homilía que “Crucifícalo” no es un grito espontáneo, sino el grito armado, producido, que se forma con el desprestigio, la calumnia, cuando se levanta falso testimonio.

“Es la voz de quien manipula la realidad y crea un relato a su conveniencia y no tiene problema en «manchar» a otros para acomodarse. El grito del que no tiene problema en buscar los medios para hacerse más fuerte y silenciar las voces disonantes. Es el grito que nace de «trucar» la realidad y pintarla de manera tal que termina desfigurando el rostro de Jesús y lo convierte en un «malhechor». Es la voz del que quiere defender la propia posición desacreditando especialmente a quien no puede defenderse. Es el grito fabricado por la «tramoya» de la autosuficiencia, el orgullo y la soberbia que afirma sin problemas: «Crucifícalo, crucifícalo»: Papa Francisco.

El Papa recordó además que “Cristo murió gritando su amor por cada uno de nosotros; por jóvenes y mayores, santos y pecadores, amor a los de su tiempo y a los de nuestro tiempo”.

Papa Francisco

MENSAJE A LOS JÓVENES

En el marco de la Jornada Mundial de la Juventud, el jerarca de la iglesia católica envió un mensaje a los jóvenes para que alcen sus voces y no guarden silencio ante las injusticias.

“Queridos jóvenes, la alegría que Jesús despierta en ustedes es motivo de enojo e irritación en manos de algunos, ya que un joven alegre es difícil de manipular”.

Noticia Relacionada: “No se dejen engañar, no se dejen robar la alegría”: Papa Francisco a jóvenes de Colombia

Hacer callar a los jóvenes es una tentación que siempre ha existido. Los mismos fariseos increpan a Jesús y le piden que los calme y silencie, apuntó el pontífice.

Asimismo expresó que hay muchas formas de silenciar y de volver invisibles a los jóvenes. “Muchas formas de anestesiarlos y adormecerlos para que no hagan ruido, para que no se pregunten y cuestionen. Hay muchas formas de tranquilizarlos para que no se involucren y sus sueños pierdan vuelo y se vuelvan ensoñaciones rastreras, pequeñas, tristes.

Queridos jóvenes: Está en ustedes la decisión de gritar, está en ustedes decidirse por el Hosanna del domingo para no caer en el «crucifícalo» del viernes… Y está en ustedes no quedarse callados. Si los demás callan, si nosotros los mayores y los dirigentes callamos, si el mundo calla y pierde alegría, les pregunto: ¿Ustedes gritarán? Por favor, decídanse antes de que griten las piedras, concluyó Francisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.