Emprendedurismo en Honduras frenado por la extorsión

Emprendedurismo en Honduras frenado por la extorsión

Compartir

 

Redacción: Viena Hernández

Tegucigalpa. – La extorsión lidera por encima de cualquier operación policial o militar, mientras los intentos de superación de los hondureños son sepultados cada día, la desbordante criminalidad provoca la quiebra de los negocios y la falta de respuesta, provoca sospechas en la población sobre la posible colusión de la Policía y los militares con el crimen organizado.

En varios informes sobre migración de hondureños a Estados Unidos destacan que la criminalidad, las amenazas a muerte y la extorsión están entre los principales motivos que los obligan a huir de su país.

La población ha manifestado en diversas ocasiones la falta de credibilidad en las fuerzas de seguridad del Estado, lo cual genera abstención a la hora de interponer una denuncia por extorsión.

En el 2021 la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas recibió 1,850 denuncias por extorsiones.

Existen hondureños emprendedores que han perdido todos sus ahorros en la lucha por impulsar un negocio, pero en ese arduo camino terminan cerrado sus puertas a la generación de empleo y despidiendo a sus actuales empleados, donde incluso sus familias son perjudicadas.

Los negocios presentan altas pérdidas por pagos obligados al crimen organizado.

Lea también: Transporte en Honduras continúa acechado por la extorsión

EXTORSIÓN MUEVE MILLONES DE LEMPIRAS

A muchos les ha tocado pasar por las adversidades de Miguel Rodríguez, quien contó a Criterio.hn que abrió un negocio de comidas típicas en la salida al sur de la capital de Tegucigalpa, pero a las dos semanas de iniciar la venta de comida, empezó a recibir visitas de tres extorsionadores de diferentes pandillas, quienes exigían a través de amenazas hasta 5, 000 lempiras, por semana el propietario debía pagar hasta 15 mil lempiras mensuales.

Debido a la falta de actuación para detener este crimen, la empresa privada incluso ha asegurado que la extorsión ha empezado a extenderse a lugares como los centros hospitalarios de atención primaria y secundaria en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Según compartió la empresa privada, estudios que han realizado revelaron que el crimen organizado por concepto de extorsión absorbe al menos 3,000 millones de lempiras.

Lea también: Programas sociales impulsados por el Poder Ejecutivo funcionan a manera de extorsión política

El negocio de Rodríguez se vino abajo con rapidez y al cabo de cinco meses tuvo que cerrar, pues no solo debía pagar los impuestos al Estado, los altos gastos que requiere mantener un negocio y los servicios básicos para funcionar, ahora también debía cumplir con el pago de extorsión al imperioso crimen organizado.

Los extorsionadores se las ingenian con facilidad y tienen distintas formas de operar, el director general de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez, apuntó que a través de las redes sociales buscan los contactos de empresas.

Resulta increíble que estás llamadas se hacen desde el interior de los centros penales, utilizando la amenaza para generar temor y lograr sus propósitos, según contó el titular de la Policía.

Sánchez manifestó que les importa más llegar a las cabezas de las estructuras que a los mandaderos de la extorsión, por lo cual se mantienen en la investigación de dichos grupos a través de la trazabilidad del dinero para dar con su destino, donde incluso la banca privada permite el movimiento de esos millones.

La Policía prometió llevar a cabo fuertes operativos para desmantelar estas bandas criminales, sus mandaderos y los líderes.

Lea también: Detienen motorista de jueza por delito de extorsión

El vicepresidente de la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos del Petróleo (Ahdippe), Juan Carlos Segovia, explicó la forma engorrosa y negligente en que son tomadas las denuncias por extorsión.

En primer lugar, no es claro dónde se debe interponer la denuncia, porque el denunciante es enviado de un lado a otro, pero una vez que la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) la recibe, piden que el propietario del negocio se presente, lo cual genera temor y por lo general obliga a pausar u abandonar el proceso de investigación.

Entre la población, las opiniones son diversas y cuestionan que, quienes no cuentan con seguridad privada en sus empresas son quienes más sufren de este flagelo, además, aunque genere movimiento de millones de lempira en los bancos este es dinero es obtenido de manera ilícita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.