El fenómeno trumpista y la irracionalidad

 

Por: Filiberto Guevara Juárez (médico)

Han pasado ya siete días, desde que cayó el telón en el teatro de las elecciones generales en EE. UU.. Es por eso, que después de ver lo que sucedió y leer tanta información y desinformación, ya podemos ir viendo con más claridad la realidad de lo que sucedió y de lo que actualmente sucede en esa gran nación del norte y primera potencia mundial. Así pues, es tiempo ya, de revalorar todo a la luz de la razón y el sano juicio.

Veamos pues: ya se contabilizaron los votos de las elecciones generales del martes, 3 de noviembre, del presente año (2020), casi en su totalidad. Y, aún con todos los pequeños inconvenientes, muy normales de un proceso electoral complejo como en los EE. UU., ya se vislumbra un claro ganador: el ex- vicepresidente, Joe Biden. Hasta hoy, solo queda por aclarar, lo que realmente terminará sucediendo en los Estados  de Arizona y Georgia, donde  el Sr Biden, lleva una leve ventaja menor del 0.5% en ambos, lo cual obliga por ley, a un nuevo  conteo automático, que lógicamente favorecerá al que al final saque la mínima ventaja, sea el candidato Biden, o el candidato Trump, lo cual ya carece de importancia, porque el candidato del Partido Demócrata, Joe Biden, ya sobrepasó el número “mágico” de 270 votos electorales. Lógicamente, una vez certificada la elección en cada Estado, en los primeros días de diciembre del presente año, se reunirá el Colegio Electoral, para declarar ganador al candidato demócrata, Joe Biden.

Es en ese momento, que el candidato republicano, Donald Trump, y sus seguidores trumpistas, tendrán que afrontar una nueva realidad, porque por el momento, viven una pesadilla e irrealidad al no aceptar lo sucedido. Eso, es hasta cierto punto normal. No obstante, debido a que el Sr Trump, por una u otra razón, que sólo él bien sabe, el asunto de la transición de poder se ha complicado bastante, pero, como EE. UU., es un país con una fuerte institucionalidad republicana y un sólido Estado de Derecho, terminará imponiéndose la racionalidad y el derecho del Sr Joe Biden a convertirse en el cuadragésimo sexto (46°) presidente de los EE. UU.

Ahora bien, es curioso ver cómo un improvisado en política, como el Sr Trump, ha creado todo un fenómeno sociológico y político, en esa gran nación del norte de América, porque según el último cómputo oficial, más de 72 millones de personas, votaron por él. Lo curioso del caso, es que el Sr Trump, con su retórica confrontativa logró dividir apasionadamente a la nación estadounidense, al grado tal, que, según información de fuentes fidedignas, muchas familias estadounidenses se dividieron apasionadamente en sus opiniones, al grado tal, que en algunas familias se ha alterado su convivencia social.

Nota relacionada El Trumpismo después de Trump

Debe llamar mucho la atención, que, por el Sr Trump, votaron personas de todas las ideologías políticas, credos religiosos, ateos, agnósticos, razas, edades, nivel cultural…etc. Lo más curioso es que a todas luces el Sr Trump, es un mentiroso  obsesivo y compulsivo, un bribón y tramposo y amoral, no obstante, muchas personas moralmente  correctas, paradójicamente, son fervientes seguidores de él, y  unos pocos, han llegado hasta un fanatismo peligroso, al grado tal, que en algunas ciudades de EE.UU, han tomado las armas, reclamando por un supuesto fraude electoral masivo que no existe, alentados por una retórica confrontativa del Sr Trump, que según recientes declaraciones de su esposa Ivana Trump, es un mal perdedor y está dispuesto a dar la pelea hasta las últimas consecuencias. Algunos ingenuamente, le creen todas las patrañas o mentiras al Sr Trump.

Ha contribuido a ello, que muchos religiosos fundamentalistas, han hecho creer, que el Sr Trump, es la reencarnación del rey Ciro, de la antigua Persia, donde actualmente se encuentra la república de Irán y que está llamado por Dios, a cumplir con una misión divina muy especial. Lo anterior es a todas luces, una idea irracional y absurda. Algunos hasta son de la absurda opinión, que se desatará una guerra civil en los EE. UU., para defender el supuesto derecho del Sr Trump, a seguir siendo presidente de los EE. UU.

No obstante, el tiempo, que todo lo aclara y lo cura sicológicamente, hará ver claro a la mayoría de las personas, que el Sr Trump, es un fraude en sí mismo. Todo se terminará de aclarar cuando al despojarlo de su poder, el Sr Trump, enfrente al menos, cinco juicios pendientes con la justicia estadounidense, siendo los más graves, los relacionados con inflar y desinflar activos financieros con el objetivo de pagar menos impuesto al Estado, y el otro tiene que ver con unos pagos secretos al margen de la ley. Será hasta entonces, que la mayoría de las personas, perplejamente, irán abandonando al gigante con pies de barro, que es en realidad, el Sr Trump, porque el mejor amigo de la verdad es el tiempo, y su peor enemigo es el prejuicio.

San Pedro Sula, 11 de noviembre, de 2020.

Un comentario en “El fenómeno trumpista y la irracionalidad

  • el noviembre 11, 2020 a las 6:56 pm
    Permalink

    «Es en ese momento, que el candidato republicano, Donald Trump, y sus seguidores trumpistas, tendrán que afrontar una nueva realidad, porque por el momento, viven una pesadilla e irrealidad al no aceptar lo sucedido.»

    QUEEEEEEEEE? Acaba de perder Carolina del Norte y Alaska Biden y lo dieron a Trump. Le quitaron Georgia, Arizona, Nevada, Wisconscin, Michigan y Pennsylvania y esta en «pendiente». A la hora sale evidencia de fraude en los 50 estados.

    Pesadilla? Porfavor.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.