El emperador y su gobernador, amor simbiótico de Juan y Donaldo

Efemérides de julio

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

No va a salvar a Juan la foto con Trump. Tampoco el dinero que le va a entregar pese a las restricciones del Congreso los va a salvar, ni el equipo militar, porque de nada sirven los acorazados contra la indignación popular y la catástrofe económica provocada por la política económica. De modo que la coyuntura no podrá sortearse con unos cuantos milloncitos que regala el gringo. Más va a costar la inútil defensa de Toñito

Pudiera ser una afición subconsciente. Quizá D. Trump tenga una fascinación especial por los dictadores. Abraza al norcoreano, invita a Duterte a la Casa Blanca. Como es según dice un negociador estuvo dispuestísimo a dar un apretón de manos por un compromiso de JOH para detenerle los cubanos que son especialmente molestos porque reciben refugio automático al pisar suelo americano.

Entre los presidentes que fueron de los estados Unidos. Aunque ese país dice estar fundado sobre una serie de principios de democracia y derechos humanos, y dedicado a promoverlos como causa universal, al llegar a ser una potencia regional primero y mundial sin duda desde los 1930s responde a los resortes del poder. Más aún después de pronunciada la guerra fría, el gobierno de ese país ha sido inclemente con muchas causas populares democráticas y baluarte de las mas crueles tiranías alineadas.

Cansa repetir la frase célebre que destila el real politik sobre nuestro hijo de puta. Diré si que las fotos cariñosas de y los elogios mutuos entre Trump y JOH, que el sector oficialista circula como garantía no sorprenden a ningún historiador, ni se ocupa ser tanto. ¿Quién no recuerda -siendo viejo- las fotos de Reagan con Ríos Mont, de los Bush con Noriega, de L B Johnson con el Sha Muhammad Reza Pehlevi y con Castello Branco, el cóndor y antes de eso de IKE con Somoza y Batista, todos generales al final y casi ad nauseam, llegando hasta la famosa y creo, la más ilustrativa? La del gran F. D. Roosevelt con Papa Stalin en Yalta, que explica el origen del principio realista al que tampoco podemos escapar, la obligación de atender a la contradicción principal, en palabras de gran dictador Mao. Es decir, la idea, por lo demás incontrovertible, de que hay algo y alguien peor y de que, entretanto no prevalezcas, tienes que aliarte con todos los que puedan ser tus amigos. Agregaré que, aunque esas fotos valen y despejan las pocas dudas que pudo haber sobre una contradicción, no es cierto que ese apoyo de Trump le garantice nada a JOH. Estados Unidos siguió prevaleciendo hasta nuestro tiempo, pero no les fue igual de bien a esos aliados al final. Y a varios les fue especialmente mal en la horca el bazucazo, el paredón, juicio y cadena perpetua.

JOH no va a caer del poder porque se condene mañana a Tony su hermano en Nueva York como no caen los falsos profetas un día después de que sobreviva el mundo a su profecía de Apocalipsis fallida. Sus creyentes renovarán su fe en él, ¿culparan a Mel?  Pero el prestigio que pretenden salvar las campañas de oración fundamentalistas y alegatos de inocencia habrá caído un peldaño mas en e ridículo. Y el presidente de Honduras habrá sido oficialmente mencionado como conspirador en un juicio por narcotráfico.

Pero el amor se finca lo he dicho en semejanza de condiciones y de situaciones. JOH y Trump se parecen en muchas cosas, pero en primer lugar en que ambos son mentirosos patológicos, mienten en forma cínica. Antier Trump declaró que había que dispararles a los migrantes a las piernas para que pudieran ser capturados en la frontera y también y que había que poblar el río fronterizo con víboras y cocodrilos para impedir que cruzaran sus aguas a nado. Lo reportó la prensa más prestigiosa, entre otros el New York Times. Le dijeron que era ilegal y convocó a la prensa para declarar que no era cierto que nunca había dicho esas cosas. 

 Ambos están en alitas de cucaracha y quizás un poco más Trump simplemente porque, aunque los vitupere no controla a los medios de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.