Edmundo Orellana primer fiscal general de Honduras

Compartir

Por: Edmundo Orellana

Consecuencia de la repetición de errores históricos de nuestros políticos, que insisten en distanciarse de quienes, con sus votos, los elevan a esas posiciones de poder político, buscando afanosamente el favor de aquellos que dispensan privilegios y favores que solo el poder económico puede dispendiar, nos encontramos en una crisis más; con la diferencia de que las heridas que se abrieron son las más letales, las más profundas y las más difíciles de cicatrizar.

Son las mas letales porque las sufrió directamente el núcleo de la coalición, fragmentándose irreversiblemente, como consecuencia. Son las más profundas porque el corte fue de extremo a extremo del cuerpo de la coalición. Los victimarios fueron los, supuestamente, “más votados”, los que más confianza gozaban de sus líderes y de sus electores, provocando confusión y frustración entre sus militantes.

Con la vana pretensión de encontrar avenidas para identificar soluciones a la crisis, convocan a debates televisivos, imploran la opinión de expertos, quienes, desde sus atalayas formalistas o visiones de campanario, vierten presurosos densas elucubraciones con el afán de que sirvan de sustento material para avenir a las partes en conflicto, tornando más complejo y difuso el ambiente.

Muy conveniente. Pero no para el pueblo hondureño, verdadera víctima de este absurdo, sino para las redes de la corrupción, del narcotráfico y de lavadores de activos, que, de perdedores en las urnas, ahora se posicionan ventajosamente por la insensatez de quienes, despreciando el cariño dispensado por el pueblo en las urnas, fueron, a hurtadillas, a mendigar sus favores. Despreciaron el alto honor de representar al pueblo hondureño, para convertirse en sirvientes de las redes de corrupción.

El camino no es el debate ni la negociación. Lo que el pueblo decidió ni se discute ni se negocia. De lo que decidió, entregó las credenciales el 28 de noviembre a Iris Xiomara, quien es la única que ostenta legalidad y legitimidad para representar auténticamente al pueblo hondureño. Lo demás son opiniones. La Constitución, dijo Lasalle, es, en esencia, “la suma de los factores reales de poder que rigen en el país”. De ahí, que “los problemas constitucionales no son, primariamente, problemas de derecho, sino de poder.” El hecho objetivo, material e indiscutido es la toma de posesión, que, una vez consumada, imprime legitimidad a todo, porque viene del pueblo, de quien emanan todos los poderes. Si el poder emana del pueblo, éste es el Juez Supremo.

Por supuesto, nada será igual después del cisma. El daño es irreversible porque lograron, con su estupidez, socavar la coalición y fortalecer las redes de corrupción, que, supuestamente, se irían el 27 de enero, puesto que, en el congreso, aunque la directiva sea leal a las banderas de la presidenta, con la mayoría en su contra, difícilmente podrá cumplir con las promesas de campaña, que afectan los intereses de las redes de corrupción, ante quien, esa mayoría, está de rodillas.

El futuro nos dirá que será de nosotros con estos irresponsables jugando con fósforos sobre un polvorín. Mientras tanto, traigamos a colación, a propósito de este absurdo y del dolor que al pueblo provoca, lo que cuenta Tabori, en su Historia de la Estupidez Humana, que “entre las dos guerras en Europa Central existió un insulto favorito, que adoptaba la forma de una pregunta. Solía preguntarse: “Dígame… ¿duele ser estúpido?” Desgraciadamente, no duele. Si la estupidez se pareciera al dolor de muelas, ya se habría buscado hace mucho lo solución del problema. Aunque, a decir verdad, la estupidez duele… sólo que rara vez le duele al estúpido”.

16 comentarios en “El daño está hecho

  1. Una apreciación muy digna Dr. Orellana!
    El sentir de la mayoría de valientes hondureños, nosotros…
    Pronto, redescubriremos la medicina apropiada a esta enfermedad: la estupidez!

  2. Excelente Dr, Orellana, el verdadero poder lo tendrá Xiomara y el pueblo, ella debe ahora afincar todos sus esfuerzos hacia el pueblo, el pueblo le responderá ya llegará el momento de juzgar a esos miserables traidores, que no pierda tiempo y ni esfuerzos, ni recursos en querer dialogar o negociar que busque solo al pueblo y ya veremos Hasta la Victoria Siempre!!! El Pueblo Unido, Jamas será Vencido!!!

  3. Don Edmundo Orellana siempre acertado con sus comentarios. A mí se me hace raro porqué no dan los nombres de los corruptores. Hasta en eso tenemos que reverenciar a estos delincuentes. Yo me doy cuenta de algunos como Marcia Villeda, Carlos Flores Facusse, Yani Rosenthal, Camilo Atala y Jorge Bueso Arias.

  4. Excelente comentario. La ignorancia y la ambición de estos mal llamados “políticos” que han traicionado el mandato del pueblo, obedece sin dudarlo a su ambición por las migajas de dinero que les ofrece la corrupción saliente y la empresa privada corrupta que sigue adentro sangrando al pueblo…

  5. Abog Edmundo, leo con detenimiento sus artículos. Lo que ocurre en este caos que los grupos de poder económico, político, financiero y otros oscuros que todo mundo saben que son corruptores penetran corrompiendo a corruptos disfrazados que sigan controlando lo que como pueblo soberano les encomendamos y ya se estan evidenciando como serviles y traidores defendiendo sus intereses y ajenos al pueblo.

    1. Ni penetran ni corrompen. Son los «políticos» los que van a ofrecerse, para servir a los corruptos de siempre y de paso corromperse
      a sí mismos.

  6. No soy hondureña, pero amo amo a Honduras. He seguido de cerca a don Edmundo Orellana y admiro su capacidad de análisis que le permite hacer uns lectura imparcial de la realidad por la que transita un país que ha sido coptado por la más cruda corrupción. Mis felicitaciones por tan excelente análisis, don Edmundo,facilitandonos la interpretación de lo que esta ocurriendo.

    1. Siempre y aleccionadoras sus opiniones , qué hachazo le han pegado al pueblo por ambiciosos , es joven y sepultó su carrera política , que triste para las personas del colectivo que dirigía ya que para nosotros ya se pusieron la cruz , gracias abogado Orellana por cada uno de sus escritos y Xiomara tendrá un pueblo a su lado , un pueblo unido , jamás será vencido ????

  7. Claro está que son PN y PL los más gananciosos con esta traba, trampa, y cuánto calificativo exista, pero esa gente ya cabó su propia tumba. Cómo podrá la presidenta XC, confiar en estos ambiciosos, es un «chiste cruel»…

  8. Excelente radiografía de los problemas ocasionados por los políticos corruptos y otros sedientos de poder.
    Y los que sufren esas acciones egoístas son este hermoso pueblo que con mucho esfuerzo trata de seguir adelante buscando su bienestar para ellos y sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.