Noticias Destacadas|Política y Democracia

Diputados de Libre que no respalden a Luis Redondo estarían violentando estatutos del partido

Diputados de Libre

Compartir

Tegucigalpa.- El opositor Partido Libertad y Refundación (Libre) se encuentra sumergido en un sisma interno por la designación del presidente del Congreso Nacional situación que podría generar que diputados electos del partido quebranten lo establecido en sus estatutos.

La pugna por la presidencia del Poder Legislativo se centra en el acuerdo que pactó la presidenta electa del Partido Libre, Xiomara Castro, con el entonces candidato presidencial de la Unidad Nacional Opositora por Honduras (UNOH), Salvador Nasralla, electo como designado presidencial.

Un mes antes de las votaciones y con la finalidad de derrotar al conservador Partido Nacional, Nasralla declinó su aspiración presidencial y se unió a la planilla de Castro como designado presidencial pactando que si ganaban las elecciones un diputado del Partido Salvador de Honduras (PSH) sería ungido presidente del Congreso Nacional.

Al lograse el objetivo y ganar de manera contundente, el PSH designó al diputado por el departamento de Cortés, Luis Redondo, como el elegido para presidir el Poder Legislativo, sin embargo, un grupo de diputados rojinegros se oponen a ceder el cargo al ser el partido político con más escaños dentro del hemiciclo.

Para el caso, el Partido Libre logró 50 diputados de 128, seguido por el Partido Nacional con 44, Partido Liberal 22, PSH 10 y 1 diputado la Democracia Cristiana (DC) y el Partido Anticorrupción (PAC).

Nota relacionada Partido Libre convoca a sesión de bancada ante división interna por presidencia del Congreso Nacional

Según los estatutos constitutivos del Partido Libre, en el Capítulo II, artículo 13, inciso K, el deber de un miembro del partido es “cumplir con los acuerdos y resoluciones que adopten los organismos y las autoridades partidarias”, normativa que estarían violentando los diputados disidentes. 

Una veintena de diputados rojinegros apuestan porque un diputado del partido sea nombrado presidente siendo el diputado Jorge Cálix uno de los nominados y otro como Marco Eliud Girón auto postulándose.

Tal situación ha obligado a las autoridades del ente político a convocar a una reunión en la que se definirá quién será el jefe de bancada y la línea partidaria en respaldo de Luis Redondo, aquellos que contraríen el pacto podrían ser declarados en rebeldía.

Para el diputado Jari Dixon, no respetar el acuerdo con el PSH sería el primer descalabro político de Castro y quienes no respalden el pacto incurrirán en rebeldía. “Nosotros tenemos la idea de cumplir con los acuerdos”.

A criterio del reconocido abogado y vicealcalde electo de San Pedro Sula, Omar Menjívar, es responsabilidad de los diputados rojinegros unirse como bancada y respetar los pactos que concretaron antes de las elecciones.

“Los diputados y diputadas del Partido Libre, tienen la responsabilidad de garantizar la unidad de la bancada y las alianzas correctas que permitan la gobernabilidad democrática del Congreso Nacional, en pro de las reformas que urge el país, con estricto apego a la moral pública”, manifestó.

Este viernes 21 de enero se deberá escoger una Junta Directiva provisional para que el próximo 25 de enero se juramente de manera oficial y tomen posesión del cargo las nuevas autoridades del Congreso Nacional por lo que se necesitan 65 votos para elegir al presidente, seis vicepresidentes, 2 secretarios, 2 prosecretarios y 7 miembros alternos.

Nota relacionada Acuerdos políticos pactados antes de elecciones comienzan a generar pugnas 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.