Diputados cambian de discurso sobre las ZEDE para limpiar su imagen ante los hondureños

El  actuar de los legisladores se origina porque las ZEDE son un tema impopular entre los hondureños que, en su mayoría, ansían deshacerse de estos regímenes especiales que han afectado el territorio y la soberanía, pero probablemente hay muchos intereses sobre este asunto que sobrepasan las demandas de la población.

Tegucigalpa, Honduras. – La derogación de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) podría quedar en un sueño para los hondureños y hondureñas que se han opuesto a la entrega del territorio y la soberanía nacional a manos del capital extranjero.

En abril de 2022, el Congreso Nacional (CN) de Honduras derogó por unanimidad la Ley Orgánica de las ZEDE, vigente desde septiembre de 2013. Pero para que la derogatoria surta efecto se requiere que el CN la ratifique con 86 votos, es decir, mayoría calificada de los congresistas de un total de 128.

El régimen fue creado bajo la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa y cuando el Congreso Nacional era presidido por Juan Orlando Hernández, hoy privado de libertad en Nueva York acusado por delitos de narcotráfico.

Las ZEDE han menoscabado la soberanía y el territorio hondureño porque constituyen micro estados dentro del Estado hondureño con sus propias legislaciones e incluso moneda. Estas proporciones territoriales se han asentado en Roatán, Islas de la Bahía, a través de la ZEDE Próspera; en Choloma, Cortés, con la ZEDE Morazán y en San Marcos de Colón, Choluteca, con la ZEDE Orquídea.

LA FRASE

También lea: Ratificación de la derogación de las ZEDE se disuelve con finalización del período de sesiones ordinarias

¿EN QUÉ LEGISLATURA SE DEBIÓ RATIFICAR LA DEROGACIÓN DE LAS ZEDE?

Criterio.hn realiza una verificación sobre la ratificación de la derogación del controversial proyecto, tomando en cuenta que dicha ratificación se debía realizar en la segunda legislatura de sesiones ordinarias, que concluyó el 31 de octubre de 2023.

En virtud de que las ZEDE constituyen una reforma legal, lo que prosigue, luego de la derogación, es la ratificación, según lo expresa la Constitución de la República en su artículo 373, que especifica que dicho proceso debe realizarse en la subsiguiente legislatura ordinaria.

Sin embargo, a partir del 1 de noviembre el Congreso Nacional de Honduras entró a un periodo extraordinario, ya que, aunque la facción del oficialismo haya ampliado el periodo ordinario de sesiones, comprendido entre el 25 de enero al 31 de octubre, lo que tiene peso es el periodo extraordinario habilitado por la junta directiva que preside Luis Redondo.

La Real Academia Española define subsiguiente como el adjetivo de la palabra subseguir: que subsigue, y, subseguir es el verbo intransitivo que implica “seguir inmediatamente a otra”.

Pero, para Luis Redondo, la subsiguiente legislatura es a partir del 25 de enero de 2024, según lo afirmó en un foro televisivo el 1 de noviembre, donde además se justificó al decir que, aunque hubiese introducido la ratificación al pleno durante el periodo legislativo recién finalizado, esta no se hubiese aprobado porque los diputados nacionalistas estaban en contra y por lo menos, iba a necesitar dos votos de esta bancada, algo imposible de conseguir.

Sin embargo, en mayo pasado al ser consultado, en otro programa de televisión, aseguró que tenía los votos para la derogación, pero que no se realizaba debido a una estrategia legislativa de la cuál evitó dar detalles al argumentar “temas de seguridad nacional”.

“Nosotros no tenemos prisa porque la razón de ser de las ZEDE ya no existe”, expresó Luis Redondo dando a entender que bastaba con la derogación que se había efectuado en abril de 2022, cuando no es así, según la Constitución.

Sobre el tema, Criterio.hn consultó al abogado y catedrático universitario Alex Navas, quien consideró que lo argumentado por Redondo sobre la subsiguiente legislatura es “una interpretación análoga y están utilizando conceptos del derecho muy abiertos en la comprensión de nuestra legislación y nuestra Constitución”.

En ese sentido, Navas, refirió que la ratificación de la derogación de las ZEDE, debió darse en la siguiente legislatura a la que se aprobó dicha derogación, es decir, en la legislatura de 2023.

En este mismo orden de ideas, el director de Justicia y Seguridad de la Asociación de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Kenneth Madrid, expresó que la interpretación del presidente Luis Redondo “no es correcta”.

El profesional del derecho recordó que los artículos 373 y 374 de la Constitución, que hablan de periodos subsiguientes, ya fueron interpretados por el Congreso Nacional, mediante el Decreto 169-86 publicado en el Diario Oficial La Gaceta número 25,097 del 10 de diciembre de 1986.

“Ya el Congreso Nacional interpretó en el sentido de la expresión subsiguiente que aparece en el texto de los artículos 373 y 374, deberá entenderse como lo que sigue de inmediato, o sea, ya no cabe hablar de que el subsiguiente es un año intermedio”, explicó Kenneth Madrid.

Por su parte el abogado Alex Navas consideró que para evitar dicha confusión se debe recurrir a los antecedentes sobre las reformas constitucionales que se dan por año y no saltándose una legislatura. “Las legislaturas son por año, por lo tanto, me parece que la tesis que él [Luis Redondo] maneja que puede ser una subsiguiente legislatura o dentro de otra legislatura, no es correcta”, puntualizó.

Lea: Derogación de decreto 4-2022 no afectaría instalación de la CICH, como lo asegura Luis Redondo

DEROGACIÓN DE LAS ZEDE SIN VALOR

Habiendo aclarado a qué periodo de tiempo se refiere subsiguiente, como se señala en el artículo 373 de la Constitución, la ratificación de las ZEDE se debió realizar en la legislatura correspondiente a 2023.

Al no haber ratificado la derogación de las ZEDE, en la segunda legislatura, los dos analistas consultados por Criterio.hn, enfatizaron en que la derogación aprobada por los diputados en abril de 2022, “queda sin ningún efecto”.

La ratificación de la derogación de las ZEDE, es uno de los tantos temas de interés nacional que quedó en suspenso en el Poder Legislativo, con la suspensión de sesiones en el Congreso, ante la falta de consensos para la elección del fiscal general y fiscal general adjunto del Ministerio Público, cargos que finalmente fueron electos de manera interina por una Comisión Permanente.

Ahora, el presidente del Legislativo le deja la tarea al Poder Judicial debido a que aún está pendiente el fallo de un recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) sobre la legalidad de las ZEDE.

“Hay una sentencia en la Corte, si la sentencia en la Corte sale favorable, ya está ratificada, ya se terminó lo de las ZEDE, absolutamente; si la sentencia de la Corte no sale favorable, nosotros en el Congreso Nacional podemos admitir los 86 votos”, enfatizó Luis Redondo un tanto confuso es su alocución porque antes había admitido que no ha logrado reunir los 86 votos que se requieren para la ratificación.

Lea, además: La otra realidad tras la derogación de las ZEDE y el discurso “engañoso” del presidente del Congreso

OPOSICIÓN TAMBIÉN CAMBIÓ DISCURSO

La Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, comenzó a ser promovida desde el 2010 por el Partido Nacional que gobernó durante doce años consecutivos. A tal grado que, el 12 de noviembre de 2012, el Congreso Nacional, presidido en aquel entonces por Juan Orlando Hernández, asestó un golpe técnico a la Corte Suprema de Justicia luego que la Sala de lo Constitucional declarara inconstitucional las Redes Especiales de Desarrollo (RED), nombre original del proyecto, que luego, en 2013, mutó a las ZEDE.

El Partido Nacional presentó el régimen especial como una alternativa casi utópica para la problemática histórica de la falta de fuentes de empleo, que al final resultado en una falacia, ya que las pocas fuentes de empleo que se han generado hasta el momento no superan las afectaciones que se han registrado producto del despojo territorial y la soberanía.

Es así que, bajo el argumento de las fuentes de empleo, la bancada del Partido Nacional, aseguró meses atrás que no apoyaría la ratificación de la derogación de la ZEDE.

Sobre el tema, Criterio.hn intentó contactar al presidente de la bancada nacionalista, Tomas Zambrano, para consultarle sobre la postura de este instituto político en torno a la ratificación de la derogación de la ZEDE, sin embargo, no se obtuvo respuesta.

En una conversación con Criterio.hn, el 22 de septiembre de 2023, el diputado nacionalista Erasmo Portillo expresó que su bancada acordó acompañar la ratificación en la segunda legislatura “siempre y cuando el gobierno y poder Legislativo plantearan una salida o un esquema alterno a la ZEDE”.

Sin embargo, enfatizó que al no haber dicha salida “no vamos a acompañar la derogación de las ZEDE en esta segunda legislatura”.

El diputado argumentó que las ZEDE deben tener un régimen especial ya que “son un mecanismo eficaz para atraer inversiones y darle seguridad jurídica al inversionista”.

Esta oposición a la derogación, según lo expresado por Luis Redondo, recientemente, en un programa de televisión nacional, es por intereses económicos que giran alrededor de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico.

En ese sentido, reveló que la bancada del Partido Nacional le ofreció apoyo para obtener los votos necesarios para la ratificación a cambio de buscar un régimen que favoreciera a la ZEDE Orquídea, ubicada en el departamento de Choluteca, zona sur de Honduras.

“A mí me han puesto de condición, que iban a dar sus 86 votos de las ZEDE, si nosotros favorecíamos a una ZEDE que está en el sur, sólo una les interesa porque parece que los financiaron en campaña. Esa es la verdad, eso es lo que han pedido, que le demos un tipo de régimen especial a esa ZEDE, que la dejen operar o una salida y que con eso van los 86 votos”, denunció Redondo.

Ahora, al término de la segunda legislatura de sesiones ordinarias, el diputado nacionalista, Antonio Rivera, lamentó, en un medio de comunicación, que se haya terminado la legislatura en la que se debía ratificar. “La primera derogación, el año pasado la hicimos bien, hoy vence el periodo ordinario, no prorrogaron las sesiones, ya no hay tiempo” señaló.

Criterio.hn, concluye que lo afirmado por Luis Redondo sobre el periodo para efectuarse la ratificación y el discurso de diputados del Partido Nacional para justificar una ampliación al periodo de la segunda legislatura, con la intención de ratificar la derogación de las ZEDE, es FALSO.

En el caso de Luis Redondo porque subsiguiente no implica un periodo intermedio sino el siguiente y, en cuanto a los diputados del Partido Nacional porque ya se habían pronunciado en contra de la ratificación y ahora argumentan alargar el periodo ordinario con la supuesta intención de ratificar la derogación del régimen especial que hoy más que nunca ha cobrado vigencia.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte