De águila, halcones y gorrión

Por: Óscar Canaca

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –En la historia de la humanidad suceden y sucedieron siempre acontecimientos que se repitieron tal cual, como si de seguir un guion o manual se tratase.

Haciendo apología de los hechos cabe destacar que, cada vez que un imperio se veía expuesto a caer (porque todos los imperios caen tarde o temprano) el mismo se encargaba de exacerbar su ira y con furibunda violencia se aseguraba de apaciguar los deseos de emancipación de algún pueblo,  región o nación, a la vez que se dogmatizaba a los medios de comunicación para que las noticias e información acerca de las consecuencias, terrible por cualquier intento de sublevación o revolución, llegase a cada rincón de los pueblos sometidos y retirar de sus mentes esas ideas locas de libertad.

Artículo Relacionado: Estados Unidos designa a un diplomático de línea dura para América Latina

 El mundo necesita de Trump

En la actualidad, el ÁGUILA ve amenazado su dominio imperial y, haciendo a un lado los modales de la diplomacia internacional y llevándolos al nivel de diplomacia de cocina, descaradamente acomete con furia ya no solo contra cualquier país sometido que ose intentar emanciparse, sino también contra las mismas instituciones internacionales, tales como la ONU, CPI, OMC y otras, encargadas de velar por ”cierto orden actual de las cosas” (llámese orden mundial) al ver que dichas instituciones se han vuelto de poca utilidad para sus intereses imperiales.

Para seguridad de los pueblos y la paz del globo, el mundo se ve necesitado de poderes multipolares en detrimento de un único superpoder imperial representado en cualquier país. Es por ello que el mundo requiere minar el poder imperial del águila y que mejor para lograr ese cometido que hacerlo a través de POTUS (President of the United States) aunque parezca contradictorio, ¿no?

Desde que se erigió como superpotencia, todos los presidentes de USA han tenido una mentalidad imperialista sino peor, algunos más diplomáticos que otros, pero todos ocultando de su lengua sus deseos e ideas reales, utilizando para ello “la palabra adecuada, la sonrisa perfecta” que dan sus discursos arreglados y captan para sí a muchos incautos que ven en el sueño americano el estilo de vida que creen debe haber en el cielo.

Tanto los Nixon, los Reagan, los Bush padre e hijo, los Clinton y los Obama Hussein (no Saddam) han coincidido en sus discursos perfumados merecedores del nobel de la paz aunque en el fondo todos piensen en matar seres humanos por recursos….Trump NO es peor que ellos pero a diferencia de los anteriores su pedigrí de esclavista moderno, NO le permite ser consecuente y, por lo contrario, suelta en su lengua lo que en su cerebro mercantilista se genera no sin antes, con sus descarados discursos cargados de misoginia, odio racial y supremacismo blanco, hacer dudar a los que antes bendijeron cada actuar del modelo de democracia a seguir y hoy se ven, incluso, abusados por el águila (aunque siempre han sido abusados y tratados como simples peones del ajedrez mundial) y en esas dudas se abren ojos y mentes de algunos gobiernos socios de USA que ya no ven bien lo que parecían bondades del modelo de democracia occidental.

La cabeza actual del águila por fortuna (irónico, pero por fortuna), en esta ocasión es el Ricky Ricón de la historieta de Alfred Harvey y Warren Kremer  convertido en adulto y comerciando más que gobernando, a la cabeza del águila y como buen especulador también echa mano de los halcones de siempre. El POTUS actual intenta hacer crecer el poder de su mayor inmobiliaria (llámese La Casa Blanca) a través de la especulación en los mercados y de su diario trinar (Twitter) como siempre lo ha hecho con sus pingües negocios y para ello se buscó un halcón agresivo y casi demente como Consejero de Seguridad Nacional al que pudiese hacer a un lado en cualquier momento sin menoscabo de su carrera diplomática, y el elegido fue el halcón Bolton al que sacó  de su retiro incendiario, haciendo de pirómano por todo el mundo dando la imagen del policía malo (consciente o no, qué más da) que, al momento de su destierro le permitiese a Trump erigirse como el policía bueno haciendo al mundo el bien de la paz con su obligada renuncia y asegurándose las simpatías de los votantes para elevar las encuestas a su favor pensando en su reelección.

Con la renuncia obligada del halcón Bolton se recogen varias cosechas alrededor del mundo en favor de POTUS. Con respecto de Honduras, hay un paso más que no dejará pasar Trump y que le puede redimir algunos votos adicionales en buen momento, puede decir ahora que su halcón, en contra de sus deseos, sostenía en el poder al gorrión narcotraficante en la presidencia de Honduras (llámese JOH) en detrimento de una izquierda que acecha.

Si ya obtuvo comentarios acertados sobre la destitución del halcón pirómano Bolton, llevar extraditado a un presidente delincuente promotor de narcotráfico y muerte en Honduras, debe ser motivo de gestación en los círculos cercanos a su campaña política y mediática en su nido blanco en Washington D.C. y con ello otro empujón a sus deseos de reelección.

Por lo pronto la estrategia de control de daños del ÁGUILA, que ya dio el paso de jubilar a un peligroso HALCÓN, se encamina a mandar a la cárcel de por vida al prescindible GORRIÓN azul.

Y en este zoológico de la geopolítica y la política de Honduras falta ver a quién nombra el águila como sucesor del gorrión narcotraficante, aunque por lo pronto parece que al próximo prospecto animal azul, se lo está comiendo una TIGRA.

2 comentarios en “De águila, halcones y gorrión

  • el septiembre 24, 2019 a las 9:37 pm
    Permalink

    Creo que el FMI es el que mas daño le ha hecho a las, coincido en que los demás entes supranacionales yanquis también han dominado a las naciones desde su creación. El imperio va en decadencia al igual que la derecha latina. Muy buen articulo. Saludos!!!

    Respuesta
  • el septiembre 23, 2019 a las 5:43 pm
    Permalink

    excelente forma de relacionar los hechos geopoliticos hasta aterrizar en JOH…FUERA JOH

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.