Cuarenta años de activismo LGBTI y VIH/SIDA han sido reconocidos

El luchador social José Zambrano se alzó con el premio Derechos Humanos Francoalemán 2020.

El hondureño es defensor de los derechos de la comunidad Lésbica, Gay, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGBTI) y de las personas afectadas por el VIH/SIDA y miembro fundador de la Asociación para una Vida Mejor de Personas Infectadas y Afectadas por el VIH/SIDA en Honduras (APUVIMEH) y la Casa Refugio Renacer.

Texto: Signy Fiallos

Portada: Reynaldo López

Tegucigalpa. – El activista de derechos humanos, José Antonio Zambrano Munguía, es el primer hondureño galardonado con el premio de Derechos Humanos Francoalemán que otorgan anualmente los gobiernos de Francia y Alemania.

La discriminación y el sufrimiento que padecen las personas que viven con el VIH-SIDA ha llevado al activista, Zambrano Munguía, a defender durante 40 años los derechos humanos de estas personas en Honduras. Desde el primer caso de VIH-SIDA que se detectó en 1985 en este país centroamericano, inició su lucha junto al fallecido Evelio Pineda Soto.

En aquella época participó en el primer estudio multicéntrico de la prevalencia de VIH en la comunidad LGTBI en Honduras. Su deseo de servir a los discriminados por el VIH/Sida lo llevó a convertir su casa, durante diez años, en refugio de personas gays, que eran expulsadas de sus hogares por tener VIH. Asimismo, junto a ellas luchó por sus derechos a la salud y a la vida, realizando varias marchas y plantones exigiéndole al Estado la compra de antirretrovirales.

También lea: Pandemia complica delicada situación de la comunidad LGBTI de Honduras

Derechos Humanos Honduras

SU ACTIVISMO

Por su involucramiento en la defensa de los derechos humanos de las personas gays, José Zambrano, fue nombrado miembro fundador de diferentes colectivos entre ellos la Asociación Hondureña de Homosexuales contra el Sida (Ahhcos) 1986-1996, pero las autoridades le denegaron la personería jurídica.

En el año 1996 sufrí un fuerte dolor por la pérdida de su hermano Juan de Dios y otros compañeros que también murieron a causa del VIH-SIDA, pero dicha situación le dio más fuerzas y lo llevó a convertirse en un constante defensor de los derechos humanos de los contagiados con esta enfermedad.

En ese mismo año fundó el grupo de autoapoyo de personas viviendo con VIH, conocido como Renacer que lo integraban hombres gays infectados.

Durante sus 40 años de activismo, José Zambrano ha sido miembro de muchas organizaciones nacionales de la comunidad LGBTI en Honduras, fue representante ante la Comisión Nacional para la Prevención y el Control del VIH/SIDA (Conasida) y de la Red Centroamericana de Personas (VIH- REDCA), del Mecanismo Coordinador de País (MCP). 

También participó como voluntario de la Naciones Unidas, miembro de la conformación de la ASONPAVSIDAH y actualmente es el presidente de la Asociación para Una Vida Mejor de Personas Infectadas-Afectadas por el VIH-SIDA en Honduras (APUVIMEH), coordinador de Proyecto Internacional de Prevención en ITS-VIH-Sida (AYA HUMA) y del Grupo de Autoapoyo Renacer de personas VIH positivo de la comunidad gay.

El activista de derechos humanos ha fungido como uno de los representantes claves de la comunidad LGBTI en el diálogo con el Gobierno, elaborando planes inclusivos de política pública en el campo de los derechos LGBTI y en la prevención del SIDA.

El galardonado ha recibido el premio con dolor por la muerte de su madre, María Munguía, por Covid-19 en julio anterior.

José Antonio Zambrano Munguía, nació el 20 de septiembre de 1963 en la ciudad de Tegucigalpa, hijo de José Baltasar Zambrano, María Munguía, ambos campesinos (ya fallecidos) que llegaron a la capital en busca de mejor vida. Estudió la educación primaria en la Escuela Simón Bolívar, la secundaria en el Instituto “Central” Vicente Cáceres donde obtuvo el título de Perito Mercantil y Contador Público y en 1983 continúo con sus estudios en la Universidad Nacional Autónoma de (UNAH) en la carrera de psicología.

Los embajadores de Alemania en Honduras, Jens Janik, y el Embajador de Francia, Emmanuel Pineda, entregaron personalmente el premio en una ceremonia que se realizó el pasado 22 de diciembre en la residencia del Embajador de Alemania, en Tegucigalpa.

Este premio es conferido por los dos países europeos desde hace más de 11 años, pero Honduras participa desde el 2016 y la elección la realizan en ocasión del Día de los Derechos Humanos el 10 de diciembre de cada año.

Para el año 2020 el Ministro Federal de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, y el ministro de Europa y Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, premiaron a 15 activistas de diferentes países, quienes a diario luchan por los derechos humanos y el estado de derecho en sus países.

Un comentario en “Cuarenta años de activismo LGBTI y VIH/SIDA han sido reconocidos

  • el enero 8, 2021 a las 9:19 am
    Permalink

    Recordar con mucho amor a las y los compañeros gue dieron su granito de apoyo en la lucha,muchos gue no recibieron un tratamiento medico,ni antirretrovirales,pues se excluyeron en un principio,alcohólicos,drogadictos,incluyendo,gay y trans,la prioridad en los primeros tratamiento antirretrovirales dinados a mujeres y niños,gue estaba bien ,pero excluyente a otras poblaciones de riesgo y vulnerabilidad.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.