CNA muestra corrupción detrás de tratamiento MAIZ

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- En su noveno informe de corrupción en tiempos de pandemia, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), ha detallado irregularidades en el proceso de adquisición de los fármacos que forman parte del tratamiento MAIZ, el cual es utilizado por autorización del Gobierno, como el tratamiento oficial para pacientes con COVID-19.

MAIZ surgió como una propuesta del doctor internista Omar Videa, quien con ayuda del Noticiero Hoy Mismo de la Corporación Televicentro, iniciaron una campaña mediática para convertir este fármaco en el instrumento oficial de combate a la enfermedad.

El tratamiento responde a los medicamentos Microdacyn, Azitromicina, Ivermectina y Zinc (MAIZ), el cual sin sustento científico sobre su efectividad en pacientes con COVID-19, fue adquirido en grandes cantidades por las autoridades sanitarias del país.

El CNA en su informe manifiesta al respecto: “de acuerdo con la información recibida dentro de la plataforma de denuncias del CNA, el medicamento MAIZ estaría siendo adquirido y distribuido de manera masiva por diferentes instituciones gubernamentales, bajo la implementación de procedimientos dudosos y sin prueba científica sustentable, que permita poder ser considerado como un medio de alivio a la salud, seguro y efectivo. Simultáneamente, en la denuncia ciudadana se indicó la aparente sobrevaloración en algunos compuestos de este polémico tratamiento”.

Hasta el momento, a nivel gubernamental se habla de la entrega a través de brigadas médicas y centros asistenciales a nivel nacional, de un aproximado de 23,900 tratamientos MAIZ, los que han estado bajo la dirección del Comisionado Especial para la Emergencia por COVID-19, Lisandro Rosales.

“Según las cifras de la Secretaría de Salud (Sesal) encontradas en su portal web, para el mes de junio de 2020, este organismo ya ha enviado una cantidad mínima de veinte mil (20,000) tratamientos, incluyendo MAIZ, para ser distribuidos a través de las regiones sanitarias y hospitales a nivel nacional. En el mismo artículo, se expone que la Secretaría de Salud dispone de medicamentos suficientes para realizar la entrega de ciento sesenta mil (160,000) tratamientos a nivel nacional que también incluyen MAIZ, donde se desconoce si esta cantidad concuerda con las adquisiciones hechas por Invest-H”, manifiesta el documento presentado por el CNA.

Según las investigaciones realizadas por el CNA, un total de tres sociedades mercantiles han sido las beneficiadas en la adquisición de medicamentos, en el caso particular de las compras ejecutadas por Invest-H y Copeco.

Las sociedades favorecidas son: Corporación Industrial Farmaceutica S.A. de C.V, Droguería Nacional y Mediteksa Pharma. En el caso de Corporación Industrial, ya ha sido denunciada por el CNA, por suponerla responsable de cometer diversos delitos en contra de la Administración pública en otros procesos de compras irregulares que terminaron provocando un perjuicio millonario para el Estado de Honduras, dicha denuncia fue presentada el 24 de abril de 2018 ante el Ministerio Público.

“Documentos de compras alojados en el portal web de transparencia para la emergencia del COVID-19 de Invest-H, en compras de medicamentos que forman el tratamiento MAIZ, se han ejecutado siete órdenes desde el 9 de abril hasta el 20 de junio de 2020 a cuatro diferentes proveedores tanto nacionales como extranjeros, por un monto total que asciende a veintiséis millones ochocientos treinta mil seiscientos noventa y tres lempiras con veinte centavos (L 26,830,693.20)”, cita el documento.

En la auditoría realizada por el CNA se tomaron varias órdenes de compra como puntos de la investigación, en las que se adquirieron 250 mil tabletas de Ivermectina de 6MG, por un monto que asciende a los tres millones ochenta y seis mil doscientos lempiras (3,086,200).

“A través de la documentación soporte de las compras de medicamentos que integran el tratamiento MAIZ proporcionados por Copeco, se logró verificar que se han ejecutado seis órdenes de compra desde el 18 al 29 de junio del presente año, a dos diferentes proveedores nacionales, por un monto total de doce millones novecientos cuarenta y ocho mil seiscientos setenta y cuatro lempiras (L 12,948,674.00)”, explica la auditoría.

Sobre los procesos realizados por Invest-H bajo el mandato de Marco Bográn, el informe dice: “después de procesar la documentación alojada en el portal de transparencia de Invest-H referente a los pagos realizados a los proveedores, se logró identificar que se ejecutaron tres transferencias bancarias a través del Sistema de Administración Financiera Integrada (SIAFI) de la Secretaría de Finanzas (Sefin), por un monto total de tres millones ochenta y seis mil doscientos lempiras (L 3,086,200.00).

Para interpretar los datos citados en el informe por el CNA, se realizaron comparaciones del costo en el mercado de los fármacos del tratamiento MAIZ. “Como resultado de este análisis comparativo de precios en las compras de Inves-H, se pudo identificar una clara diferencia por un valor de un millón ochocientos treinta y ocho mil setecientos lempiras (L 1,838,700.00), monto que equivale al 60 % del monto total pagado”.

Por medio del análisis comparativo de precios, se logró identificar que Invest-H compró cada tableta de Ivermectina de 6 mg a la sociedad mercantil Droguería Mediteksa Pharma a un precio unitario de veintisiete lempiras con diez centavos (L 27.10) y el fideicomiso del Banco de Occidente adquirió el mismo medicamento por un valor de cuatro lempiras con noventa y nueve centavos (L 4.99). Se puede concluir que en esta transacción comercial, Invest-H compró cada tableta a veintidós lempiras con once centavos (L 22.11), es decir, más caras.

En las compras de Ivermectina de 6 mg realizadas a la sociedad mercantil Corporación Industrial Farmacéutica S.A. de C.V., a un precio unitario de once lempiras con veinte centavos (L 11.20) y al compararlas con el fideicomiso del Banco de Occidente que las adquirió a cuatro lempiras con noventa y nueve centavos (L 4.99), se puede concluir que en esta transacción comercial Invest-H compró cada tableta a seis lempiras con veintiún centavos (L 6.21), como en el caso anterior, más caras.

El 27 de mayo de 2020, Invest-H emitió la orden de compra n.º 045-2020 a favor de la sociedad mercantil Corporación Industrial Farmacéutica S.A. de C.V. por la compra de ciento cincuenta mil (150,000) tabletas de Ivermectina de 6 mg a un precio unitario de quince lempiras (L 15.00) cada tableta, haciendo un monto total de dos millones doscientos cincuenta mil lempiras (L 2,250,000.00). Sin embargo, transcurridos dos días, es decir el 29 de mayo de 2020, la orden de compra fue cancelada porque el precio fue mejorado a un valor unitario por tableta de once lempiras con veinte centavos (L 11.20), mismo que es el que se encuentra sujeto a investigación en el presente informe.

En cuanto a las compras de Copeco, el CNA manifestó: “como resultado de este análisis comparativo de precios, se pudo equiparar una clara diferencia por un monto de novecientos setenta mil dos lempiras (L 970,002.00); total que equivale al 55 % de la cantidad pagada”.

El CNA concluyó en su informe que el Gobierno sin contar con el sustento científico del caso, procedió a aplicarlo como tratamiento oficial de COVID-19, además la administración pública incurrió en sobrevaloración de precios e irregularidades al entregar sin licitación previa contratos a empresas que antes habían sido denunciadas por actos ilícitos por el CNA en contra de la administración estatal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.