Nación.

Ni ataques de DESA detienen peregrinaje del pueblo Lenca

Los presentes aseguraron que continuarán su lucha por la defensa de los bienes comunes.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Las actividades del pueblo Lenca exigiendo justicia en el asesinato de la lideresa Berta Cáceres Flores y defendiendo sus territorios no se detiene y este 15 y 16 de mayo emprendieron la peregrinación al Río Gualcarque.

Los ancianos y el alcalde de la Auxiliaría de la Vara Alta encabezaron la peregrinación
Los ancianos y el alcalde de la Auxiliaría de la Vara Alta encabezaron la peregrinación

El primer día de peregrinaje culminó con una ceremonia maya y con una misa, no hubo alimentos para los peregrinos porque los paramilitares de la empresa  DESA les machetearon los víveres. La mayoría de gente había hecho un día entero de camino, relató Olivia Marcela Zúniga

El Consejo de Ancianos de la Auxiliaría de la Vara Alta,  de San Francisco de Opalaca, La Red de Jóvenes Morazanistas de Occidente y la Coordinadora Indígena del Poder Popular de Honduras CInPH se movilizaron en defensa del territorio lenca y del Río Gualcarque, enfrentando la violencia de los paramilitares de la Empresa Desarrollos Energéticos S. A.

El Pueblo que caminó bajo el radiante y fuerte Sol un día completo sin un paso atrás, caminando firme a pesar de las intimidaciones, atropellos, destrucción de todos los víveres, amenazas de parte de grupos paramilitares de DESA que hicieron todo cuanto pudieron para detener este pueblo humilde, consciente y luchador.

Celebración, reflexión y promesa constante en el Río Gualcarque
Celebración, reflexión y promesa constante en el Río Gualcarque

Donde el pueblo valiente y luchador de San Francisco de Opalaca emprendió la larga jornada al son de los  tambores y el sonido del caracol.

El segundo día de peregrinaje en defensa del río Gualcarque,  el Consejo de Ancianos de la Vara Alta,  las  comunidades eclesiales de base,  la CInPH y la Red de Jóvenes Morazanistas de Occidente se movilizaron venciendo con una resistencia pacífica,  pero contundente al paramilitarismo de DESA.

Durante ese segundo día, el valiente sacerdote Efraín Romero celebró la misa en el río a pesar de las amenazas y de la violencia a este pueblo que avanza y no se detiene, dijo Zúniga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.