Ambiente y Extractivismo|Noticias Destacadas

ARCAH denuncia a empresa avícola “El Cortijo” por  intenciones de manipulación y agresiones sistemáticas  

ARCAH denuncia a empresa avícola “El Cortijo”

Christhopher Castillo, coordinador de ARCAH hizo el llamado a la protesta este martes.

Compartir

Por: Viena Hernández

Tegucigalpa. – Los ambientalistas que integran la Alternativa de Reivindicación Comunitaria y Ambientalista de Honduras (ARCAH) realizaron una aclaración y denuncia pública contra la empresa avícola El Cortijo, por las agresiones sistemáticas y la compra de conciencias para quitar de su camino a los luchadores que buscan detener la contaminación y la destrucción del río Choluteca.

A través de un documento expresaron su constante lucha por la defensa del río Choluteca y repudiaron que la empresa avícola El Cortijo, sea responsable parcial, a conciencia y con premeditación de la contaminación de esa corriente natural de agua.

 

Denunciaron que El Cortijo, aprovechándose de la falta de recursos y las carencias que sufren las personas, han encaminado recientemente acciones para comprar la voluntad de las personas de la comunidad.

De esa forma, intentan convencer a los pobladores de olvidarse de la defensa y el rescate del río Choluteca con el fin de dar rienda suelta a la contaminación que han mantenido con toda permisión de las autoridades que deberían proteger el medio ambiente y sus recursos naturales.

Lea también: ARCAH exige que no entre en vigencia decreto para construcción de 14 represas y pide a alcaldes rechazar proyectos

“El Cortijo solo reconoce la dignidad cuando intenta comprarla”, expresó ARCAH, al tiempo que apuntaron que esas intenciones son tan podridas como la contaminación del Río y el capital que acumulan a cuestas de la destrucción del líquido vital.

Los defensores del ambiente explican que esa contaminación del río Choluteca que mantiene la empresa se encuentra a la altura de la comunidad de Loarque, en Tegucigalpa. Ese irrespeto por la naturaleza ha provocado destrucción, muerte de animales, produciendo olores fétidos provenientes de las descargas de los desechos tóxicos.

Los integrantes del organismo defensor del río llamaron a las personas a mantener su dignidad, evitando ponerle precio y, en cambio, arreciar la lucha por la vida, la búsqueda de la justicia, la defensa de las comunidades, el respeto a la dignidad e ir en contra de la impunidad que resguarda a El Cortijo.

Ante esto, aclaran que deslegitiman y desconocen cualquier proceso de “diálogo o negociación”, al igual que todo tipo de acciones dirigidas por “la criminal empresa avícola El Cortijo”, por lo cual estarán listos para desmentirlos en público.

Expresaron que las operaciones destructivas de la empresa violentan las leyes de protección al ambiente, haciendo evidente que con toda intención dañan la salud de los residentes de esa zona y las aledañas.

Lastimosamente continúan destruyendo el río Choluteca bajo el manto de la impunidad, porque hasta el momento nadie ha realizado acciones para detener ese daño al medio ambiente y sus seres vivos.

Por esas razones, fueron contundentes al hacer un llamado al gobierno y los organismos nacionales e internacionales, garantizando que jamás abordarán procesos de negociación, ni volverán monetizable el río y la resistencia que han mantenido para liberarlo de la atroz destrucción.

Lea también: Rescate del río Choluteca va más allá de una reforestación: ARCAH

LUCHA INCANSABLE ANTE LA IMPUNIDAD QUE PROTEGE A EL CORTIJO

Gozando de la ausencia de la justicia que les facilita su inclinación por la corrupción, El Cortijo incluso llegó a criminalizar a los siete militantes de la ARCAH: Christopher Castillo, Jeffry Suazo, Michael Aguilar, Víctor Hernández, Patricia Godoy, María Valladares y Fernando Hernández.

Lo anterior, ocurrió mientras incluso frente a las declaraciones de organizaciones nacionales e internacionales que, repetidamente, reconocieron y condenaron los actos de corrupción de El Cortijo.

En reiteradas ocasiones, incansablemente, los defensores ambientalistas han denunciado que la empresa procesadora de pollos está contaminando el río Choluteca con las descargas de aguas sucias sin ningún tipo de sanción por parte de las instituciones de sanidad del Estado.

Christopher Castillo, coordinador general ARCAH, explicó que la procesadora fue instalada en el 2017, sin embargo, la granja en general opera desde hace más de 20 años, afectando a las comunidades con olores pestilentes.

Las comunidades más afectadas son la Aldea de Germania, Yaguacire, Mimbres, Lomas de Germania y la Aldea de Loarque, por tanto, los pobladores exigen que cierren la planta procesadora de desechos donde queman las vísceras, plumas y todos los sobrantes de las aves.

Por reclamar sus derechos, estas personas y los integrantes de ARCAH, han sufrido persecución, agresiones y amenazas que se formalizan en el Ministerio Público y se difunden informando sobre la problemática, no obstante, las entidades de sanidad y quienes mantienen contrato con la empresa ignoran estas violaciones.

Lea también: Front Line Defenders pide al gobierno de Honduras retirar cargos contra ambientalistas de ARCAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.