Activista lenca hondureño pide detener ayuda militar a Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

El activista quiere la asistencia del senador federal Dick Durbin para esclarecer el asesinato de la activista Berta Cáceres.

CHICAGO — Un activista hondureño visitó el miércoles Chicago para pedir ayuda a un senador federal en la investigación por el asesinato de la activista Berta Cáceres y para abogar por los derechos humanos en ese país centroamericano.

Tomás Gómez coordinador COPINH
Tomás Gómez coordinador COPINH

Se trata de Tomás Gómez Membreño, coordinador general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), explicó así su visita y entrega de la carta en la del senador federal,  Dick Durbin en Chicago.

“En esta carta exigimos al senador que le corte la ayuda militar y logística que (Estados Unidos) le da al Ejército hondureño, ya que esta ayuda es (usada) para asesinar a compañeros y compañeras que defienden los bienes comunes de la naturaleza o que se oponen a proyectos de concesionamiento o de despojo de nuestros territorios”, dijo Gómez afuera de la Plaza Federal de Chicago.

Dick Durbin
Dick Durbin

“Nosotros creemos que él tiene un poder de decisión y por eso le traemos esta petición para que pueda tomar decisiones en beneficio de la población hondureña”, indicó el activista, miembro de COPINH.

Cáceres fue cofundadora del COPINH y era una de las defensoras de los derechos indígenas, reconocida internacionalmente, y fue asesinada el 2 de marzo del 2016.

Varios sujetos, incluidos dos militares —uno activo y uno retirado— fueron detenidos a inicios de mayo por el asesinato de Cáceres, según autoridades de ese país.

El Ministerio Público hondureño los identificó como Douglas Geovanny Bustillo, Mariano Díaz Chávez, Edilson Duarte Meza y Sergio Rodríguez Orellana. Los cuales encaran cargos de homicidio e intento de homicidio.

Sin embargo, Gómez señaló que quieren el esclarecimiento total del asesinato de Cáceres y caigan a la cárcel “no sólo los autores materiales, sino también los intelectuales del asesinato”.

Su organización también solicita en la carta una investigación independiente del asesinato de Cáceres a cargo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y no de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH).

Según la carta, “MACCIH también es simplemente un órgano consultivo y no tiene poder para poner en práctica cualquiera de sus recomendaciones”.

Gómez fue acompañado en Chicago por miembros de las organizaciones Chicago Religious Leadership Network on Latin America (CRLN) y La Voz de Los de Abajo-Chicago.

Hasta el cierre de esta edición, una portavoz del senador Durbin no había respondido para comentar sobre la carta del activista hondureño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.