Congresistas de EE. UU. piden apoyo para gobierno de Xiomara Castro

Xiomara Castro asume la presidencia de Honduras con la promesa de refundar una nación en quiebra

Compartir

Portada: La presidenta Xiomara Castro tomó posesión del cargo en medio de un ambiente de algarabía, contrastando con lo ocurrido en enero de 2018, cuando asumió el segundo mandato Juan Orlando Hernández que ordenó el cierre de las calles de Tegucigalpa ante el repudio de la gente por su ilegitima y fraudulenta reelección. (Foto: Fernando Destephen/Criterio.hn)

Por: Asael Barahona

Edición: Emy Padilla

Fotografías: Fernando Destephen

Tegucigalpa. – Xiomara Castro, asumió la presidencia de Honduras prometiendo refundar una nación que se encuentra inmersa en pobreza, endeudamiento y una crisis política que tendría repercusiones en su gobernabilidad.

Al grito de “sí se pudo” de miles de sus correligionarios del Partido Libertad y Refundación (Libre) que asistieron al estadio nacional de Tegucigalpa y acompañada de 57 delegaciones internacionales incluyendo la visita de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris y el Rey de España, Felipe VI, Castro se convirtió en la primera mujer en asumir la presidencia de Honduras.

Con un país en bancarrota y agobiado por la pobreza, tras doce años de gobierno del conservador Partido Nacional, Castro asumió la presidencia en medio de una crisis política en el Poder Legislativo al mando de dos facciones que se disputan el poder.

“Gracias pueblo hondureño, gracias por este honor y confianza”, expresó.

La mandataria prometió respetar la Constitución y demás leyes frente a una jueza de paz, y no frente al presidente del Congreso Nacional como ha ocurrido siempre. Esta variante se dio porque dos facciones a lo interno del Libre se han proclamado autoridades legítimas del Poder Legislativo generando una crisis por lo que este acto, que está contemplado en la Constitución, fue distinto en esta ocasión.

Con el compromiso de refundar la nación centroamericana y convertirla en un Estado socialista, Castro planteó reformar varias leyes nocivas aprobadas por el Partido Nacional, así como la puesta en marcha de nuevas leyes que garanticen la transformación del país.

La presidenta de Honduras se comprometió a emitir la Ley de Condena al Golpe de Estado que destruyó el hilo constitucional al derrocar a su esposo Manuel Zelaya Rosales en junio de 2009 y que dio origen a doce años de gobierno del Partido Nacional.

Además, contempla la puesta en marcha de la Ley de Condena a la Sentencia de Reelección Ilegal, que implica un delito de traición a la patria. La reelección fue promovida en 2015 por 15 diputados para beneficiar al exgobernante Juan Orlando Hernández, quien ahora está ante una inminente acusación por parte de la justicia de Estados Unidos por vinculaciones con el crimen organizado y la narcoactividad.

Xiomara Castro, toma la promesa de ley ante la jueza Karla Romero. La acompañan su nieta, Irene Melara Zelaya y el diputado Luis Redondo, presidente de una de las juntas paralelas del Congreso Nacional. (Foto: Fernando Destephen/Criterio.hn).

También lea: Congresista Torres pide al Departamento de Justicia se procese y extradite a Juan Orlando Hernández

Cumpliendo con su plan de gobierno, entregó en el acto el proyecto de decreto que contiene la derogación de la Ley de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) promovida por el régimen de Hernández y que implica la venta del territorio y la soberanía nacional.

“Convirtieron al Estado en opresor y violador de derechos humanos… venden el territorio como mercancía”, reprochó Castro en medio del respaldo del pueblo hondureño.

También, estableció un plazo de 60 días para derogar leyes orientadas a saquear las arcas públicas mediante contratos y fideicomisos lesivos a los intereses del país. Asimismo, derogar las reformas al Código Penal que criminalizan las protestas sociales y favorecen la corrupción.

Castro promete la promulgación de la Ley de Amnistía para los presos políticos y hondureños en el exilio para su retorno, pero en especial implementará el acompañamiento del pueblo a través de consultas populares incitando, en medio de su discurso, al Congreso Nacional para que apruebe la Ley para la Participación Ciudadana.

“No podemos estar atados a que tengamos que obtener 86 votos que sustituyen la voz del pueblo y que no nos permite hacer consulta”, amplió.

A renglón seguido, garantizó que se efectuará la primera consulta popular sobre reformas constitucionales y resaltó la instalación de una comisión nacional e internacional para el combate de la corrupción e impunidad con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Esta es una fecha que quedará en nuestra historia como la impronta de una generación que decidió ser libre y le heredará a las generaciones venideras la posibilidad de crecer creyendo en que un mundo mejor es posible”, dijo.

UN PAÍS EN QUIEBRA Y LA EXTERMINADA ESTATAL ELÉCTRICA

Con la promesa de cambiar la vida de los hondureños, la presidenta destacó que recibe, por parte de gobiernos nacionalistas, un país en quiebra, con una deuda pública impagable y con niveles de pobreza que convierten a la nación centroamericana en la más pobre de la región.

“Debemos de arrancar de raíz la corrupción de doce años de dictadura, tenemos el derecho de refundarnos sobre valores soberanos. La catástrofe económica que recibo no tiene parangón en la historia del país y su impacto en la vida de la gente se refleja en el aumento del 700% de la deuda, la pobreza se incrementó en 74% para convertirnos en el país más pobre de América Latina”, manifestó.

Cifras oficiales de la Comisión de Transición de Castro indican que la deuda interna de Honduras pasó de 20 mil millones de lempiras a 179 mil millones, mientras la deuda externa incrementó de 37 mil millones a 157 mil que absorben más del 50% del Presupuesto General de la República.

En tanto, los niveles de pobreza superan el 74% de la población y de estos el 53% vive en pobreza extrema con menos de cinco dólares al día por lo que Castro prometió restaurar el sistema económico sobre la base de la transparencia y la justicia social en la distribución de la riqueza.

“Con estas cifras es evidente que el Estado no tiene capacidad para sostener la estruendosa y bochornosa deuda que nos están heredando. Es prácticamente imposible cumplir con los vencimientos de la deuda la única forma es un proceso de restructuración integral mediante un acuerdo con acreedores privados y públicos”, expuso.

Sobre la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) aseguró que esta institución fue devastada por los doce años del gobierno del Partido Nacional siendo “una mancha que nos deja la dictadura y un agujero fiscal de dimensiones insalvables a corto plazo”.

La ENEE registra una deuda de más de 80 mil millones de lempiras, situación que trasciende de un problema energético a una crisis económica-social que promueve la desigualdad en los hogares y genera migración.

Castro recriminó que Hernández creó nuevas organizaciones como la Secretaría de Energía y otorgó contratos leoninos y lesivos como la concesión a la Empresa Energía Honduras (EEH) que tenía como finalidad reducir las pérdidas de la estatal, sin embargo, las aumentó.

Aseguró que implementará un verdadero plan de recuperación que acabe con contratos que socaban la estatal al tiempo que prometió que a partir de su investidura más de un millón de hondureños que consumen menos de 150 kilovatios de energía no pagarán la factura eléctrica y que estos costos serán subsidiados por los grandes consumidores.

Xiomara Castro
La presidenta Xiomara Castro resumió la caótica situación en la que recibe el país. (Foto: Fernando Destephen/Criterio.hn)

UNA LUCHA FRONTAL CONTRA LA CORRUPCIÓN

Uno de los flagelos que socaban el Estado de Honduras son los altos índices de corrupción e impunidad, a tal grado que el país se ubica en el cuatro lugar en América Latina con más corrupción superado únicamente por Haití, Venezuela y Nicaragua, según Transparencia Internacional.

Castro enfatizó que su gobernó no solo se va a caracterizar por “llamar a cuentas a aquellos que han sido responsables de que la imagen de nuestro país ande por los suelos, sujeta al desprecio mundial, sino que estamos comprometidas con nuestra propuesta del socialismo democrático, a sentar las bases del combate frontal a la corrupción para que estos hechos que nos han avergonzado jamás vuelvan a repetirse”.

Horas antes de su discurso, la congresista estadounidense Norma Torres envió una carta al Fiscal General de Estados Unidos, Merrick Garland, pidiendo al Departamento de Justicia extraditar y acusar por delitos relacionados con narcotráfico a “JOH” como popularmente se le conoce a Hernández.

Noticia destacada Juan Orlando Hernández y su espejismo en la reducción de la violencia y el narcotráfico

Este hecho se complementa con la presencia en Honduras de la vicepresidenta Kamala Harris y el respaldo que Estados Unidos ha ofrecido en la lucha contra la corrupción en Honduras, en especial, con la implementación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIH).

“No más narcotráfico ni crimen organizado”, declaró.

De igual manera, destacó que en la nación no habrá más escuadrones de la muerte dirigidos por estructuras de las fuerzas de seguridad del Estado, al tiempo que convertirá a la Policía Nacional en una institución preventiva, comunitaria, disciplinada y fraterna con sentido de servicio a la población.

“No más escuadrones de la muerte, no más silencio ante los feminicidios, no más sicariato”, prometió.

La toma de posesión de la presidenta Xiomara Castro se llevó a cabo en el estadio nacional de Tegucigalpa ante una multitud de simpatizantes del partido Libre. (Foto: Fernando Destephen/Criterio.hn)

Noticia destacada Congresista Torres pide al Departamento de Justicia se procese y extradite a Juan Orlando Hernández

OTRAS ACCIONES DENTRO DE SUS PRIMEROS CIEN DÍAS DE GOBIERNO

La mandataria afirmó que priorizará cuatro sectores sociales: educación, salud, seguridad y empleo, anclas para el progreso y desarrollo del pueblo.

Además, enviará un proyecto de ley para crear subsidio a los combustibles y lograr una reducción de los precios actuales. También, ordenó al Banco Central de Honduras (BCH) y la Secretaría de Finanzas crear mecanismos legales de mercado para disminuir intereses a la producción nacional.

Con acciones similares al gobierno de su esposo, Castro emplazó iniciar el año escolar con clases presenciales y prometió matrícula gratis, merienda escolar, mascarillas y vacunas anticovid-19, para los escolares.

Durante su mandato se comprometió a no otorgar más permisos para la explotación de minas a cielo abierto o explotaciones de ríos o cuencas hidrográficas, ubicadas en parques nacionales.

Habrá una estricta política fiscal y monetaria; precisará la atención a personas adultos mayores, con discapacidad, niñez y juventud, pueblos indígenas, miembros de la comunidad LGTBI y no más violencia contra la mujer, “mujeres hondureñas no les voy a fallar, cuenten conmigo”, exclamó.

Nota relacionada Libertad para Guapinol piden en toma de posesión de la presidenta Xiomara Castro en Honduras

Luchará por la libertad para los presos políticos de Guapinol y justicia por el asesinato de la reconocida ambientalista Berta Cáceres.

Renegociará las cláusulas del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los Estados Unidos, conocido como CAFTA, puesto en marcha en 2004. Mientras a las Fuerzas Armadas las utilizará para la protección del medio ambiente.

Castro se convirtió en la primera mujer hondureña en asumir la presidencia de Honduras tras 200 años de historia desde su independencia con España en 1821.

Con la promesa de beneficiar a los más pobres, Xiomara Castro, asumió la presidencia de Honduras, un país sumergido en la bancarrota y con una crisis política a lo interno del Poder Legislativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.