Un paciente renal muere a diario en el Seguro Social

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. La mañana de este jueves 23 de julio despertó con la prolongación de la dramática condición de pacientes con insuficiencia renal en Honduras, que sin una respuesta de las autoridades gubernamentales sigue transitando entre el luto y la tristeza.

Conteniendo las lágrimas y con la voz entrecortada por la tristeza y la impotencia, el presidente de la Asociación de Familiares y Pacientes con Enfermedad Renal, Daniel Mairena, desesperado por la precarización de la asistencia hospitalaria a pacientes con insuficiencia renal, inició desde tempranas horas de este día una huelga de hambre a las afueras del edificio de la Secretaría de Salud.

Mientras rompía en llanto, atado al portón principal del inmueble de la Secretaría de Salud con un fajo de cintas amarillas de precaución, como símbolo de protesta contra el olvido de los pacientes renales, Daniel Mairena, reclamó la decisión del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y Diálisis de Honduras que determinó disminuir las dosis de diálisis pasando de tres a dos suministros, lo que agravó la condición de los pacientes.

“Esta huelga de hambre y todo esto es por el mal manejo que se está dando a los enfermos renales”, consternó el representante de los enfermos renales minutos después de recibir la noticia sobre un nuevo deceso  de un paciente renal registrado esta mañana en el Seguro Social.

En dos meses, solo en el IHSS, se contabilizan 53 muertes de enfermos renales, es decir,  “un muerto renal diario en el Seguro Social”, lamentó Mairena quien pidió amparo a la comunidad internacional ante el olvido del sistema hospitalario del gobierno de Honduras. Pero en total, los decesos de pacientes renales ascienden a 250.

“Ya es hora de parar esto, un ente internacional que nos ayude  porque lo nacional ya no ayuda, ya llevamos nos han visto por más de dos meses de estar en protesta”, solicitó Mairena entre hartazgo y dolor. 

Desde mayo pasado, la Asociación de Familiares y Pacientes con Enfermedad Renal, ha denunciado la reincidencia en la precarización de la atención hospitalaria en el IHSS y Diálisis de Honduras.

Las dos entidades hospitalarias responsables en asegurar el suministro de diálisis a los enfermos renales, han incumplido al reducir la calidad en el tratamiento a sus pacientes, alegando que esas instituciones carecen de equipo vascular y de especialistas en nefrología, indispensable para garantizar un cuidado óptimo de los pacientes.  

Así lo ha denunciado, la Asociación de Familiares y Pacientes con Enfermedad Renal, que además reclama que la condición de los pacientes se ha pauperizado luego que las autoridades del IHSS dispusieran transformar el Hospital de Especialidades en un Hospital Covid-19, lo que ha aumentado la vulnerabilidad de los enfermos renales, señalan.

En mayo 28 pasado, el Congreso Nacional aprobó un decreto para “garantizar” la continuidad del actual tratamiento de hemodiálisis, que precisamente se efectúa a través del Seguro Social y Diálisis de Honduras. 

La decisión del Congreso se proponía robustecer la atención médica con la coordinación de la Secretaría de Salud y Diálisis de Honduras, en las unidades hospitalarias donde justamente los familiares de pacientes renales hoy denuncian la insuficiencia de personal y equipo hospitalario esencial.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.