Últimas Palabras sobre Trump Vs Biden

Por John Moran Robleda, MA

Hace poco vi un “estudio” y “análisis” (comas son deliberadas en caso de que crean que están allí por error, ok) en el show de televisión llamado “Frente a Frente” sobre las elecciones entre el presidente Donald J Trump y el ex VP Joe Biden.  Con ansias deseaba ver ese paladín de periodismo Renato Álvarez y con igual de ansias ver los “eruditos” quienes lo acompañaba para iluminarme y a la ciudadanía hondureña. ¡Oh, el éxtasis! ¡La anticipación! ¡Es Renato Álvarez!

Bueno, la verdad es que lo único que vi era lo que esperé de antemano – narrativa “Fake News”. Sabía que la narrativa promocionada por el oficialismo acá – desde sus patéticas versiones de “derecha” e “izquierda” – iba a reflejarse en el “análisis”:

  • Poner a algún “erudito” como “fanboy” para Biden y defender el Plan Biden (o Plan Colombia 2.0) ante los hondureños- CHECK. Sucedió
  • Poner a algún erudito que no fuera “Trumpista” (por óptica) decir “Trump va a ganar, pero es porque es campaña de reelección. Nada más”- CHECK. Sucedió
  • Diseminar la narrativa de desinformación que “Nada va a cambiar entre los dos con Honduras.” O, “Whatever”. Etc. CHECK. Sucedió.
  • Poner un “erudito” Criollo, un político con gran sabiduría demostrar que honduras si tiene intelectuales. Quien más que “Mr Chocollo”.

Todo lo contrario en mi última columna “Trump vs Biden, parte II” donde expliqué la VERDADERA razón porque va a ganar Trump (Demócratas, como “Trumpistas” y Republicanos rehusando contestar encuestas, creando resultados falsos o engañosas; Los republicanos están ganando la batalla del inscripción de votantes; Los votantes negros y latinos no están entusiasmados con Joe Biden y por una buena razón; y que progresistas adinerados y los sindicatos no están de acuerdo con la “Revolución” de Kamala Harris, ANTIFA, BLM, #MeToo, etc. que destruirá a los EE.UU. que ellos aún aman – son muy “burgueses”. Etc.)

También lo contrario sobre como el resultado afecta a Honduras y el beneficio de un gane Trump – el GARANTIZADO fin del narco régimen impuesto por el “Deep State” desde 2009.

Para mí es INSÓLITO que no reconozcan todo que ha hecho Trump y aliados contra el “Deep State” y sus secuaces en Honduras. Primero contra Yani (2017) y luego contra Tony Hernández (2019-19). El “Shadow War” o Guerra Silenciosa llevado a cabo estos 4 años. NADA de eso hubiera sucedido con un presidente Clinton (y dejará de suceder con un Presidente Biden).

El típico modus operandi: los hechos pueden ignorarse, y la «verdad» se puede establecer mediante la repetición, como hemos visto en numerosas ocasiones.

A medida que nos acercamos al día de las elecciones, si creemos en los medios tarifados, Trump tiene las probabilidades en su contra. Y aunque tengan la razón, y es un gran NO, su victoria de hecho esta cerca. Michael Moore piensa de esa manera, y ODIA Trump.

https://www.foxnews.com/media/michael-moore-says-dont-believe-the-polls-showing-biden-ahead-the-trump-vote-is-always-being-undercounted

Sin embargo, la combinación de la censura en Internet, el flagrante sesgo de los medios corporativos y la evidencia de un posible fraude electoral siguen siendo obstáculos serios. El mismo Biden y el “Deep State” lo admite:

«Hemos reunido. . . la organización de fraude electoral más amplia e inclusiva en la historia de la política estadounidense».

Ahora ha dicho a los votantes que él no necesita sus votos, que él va a ser presidente como sea. Escúchelo aquí:

http://www.voterig.com/bidenvotefraud.mp4

No olviden que no existe voto popular en los EE. UU a nivel federal. Existe 50 votos populares porque hay 50 estados, todos distintos en tamaño, socioeconómico, demográfica, etc. Y en cada estado el voto popular se manifiesta en las urnas. Pero solo es considerado como un indicador para un consejo de notables (Electoral College en inglés) quienes deciden si ese ESTADO vota por lo que el voto popular manifestó. Tienen el poder de escoger a cualquier persona para presidente y no están obligados de escoger a quienes el voto popular escoge.  Por respeto al principio de democracia y al concepto de voluntad popular escogen al que el voto popular decidió. Pero no obligados de hacerlo. Son los ESTADOS miembros de la federación que escogen. El presidente federal es nada más que un “Rey entre Reyes” por decir.

Sumando 50 votos populares y decir “X candidato ganó el voto popular.   “es erróneo y desinformación. Texas no es Oregón. Nueva York no es Mississippi. Vermont no es California. Todos diferentes.

En esta columna deseo agregar lo que los “eruditos” en programas como “Doble Vía” y “Frente a Frente” no pudieron o no quisieron, sobre porque una victoria de Trump es buena para Honduras aparte de continuar con el derrocamiento del narco gobierno ya puesto en marcha desde 2016-1017.

* Primero, la tiranía que vendrá es global. El narco gobierno, impuesto por el “Deep State” en 2009, está encargado de imponerlo sobre los hondureños.

Parte del plan es la demolición definitiva de lo que queda de los EE. UU histórico, para dar paso al nuevo hegemon, China. Sería la nueva sede del Cabal. A China el Cabal se les dijo que, si Joe Biden era elegido, entonces se les daría su sueño de ser el nuevo Estados Unidos del mundo. En otras palabras, la facción de Rockefeller y compañía que usan a Biden repitió la promesa hecha por Hillary Clinton. Es decir, entregarán Japón, Taiwán, ASEAN y la península de Corea a China si estuvieran en el poder.

Noticia relacionada Trump vs Biden, Parte II – la avalancha que está por venir

Que conste, deseo enfatizar a mis lectores, que este no es solo un caso de Estados Unidos contra China o Trump contra Biden. O Republicanos vs Demócratas. Trasciende las fronteras tradicionales. Además, en la China también es un campo de batalla entre dos facciones, el que colabora con Trump y sus aliados, y los que están con Biden y el “Deep State” por la promesa que les dieron.

Deseo enfatizar que el mundo en su corazón de corazones no quiere verse obligado a elegir entre una dictadura estadounidense de neocons y fanáticos sionistas o china.

* Segundo, para las personas que quieren vivir una vida libre es hora de reconocer que vivimos en una nueva era de tiranía. No viene, ya está aquí. Los acontecimientos de los últimos nueve meses lo han demostrado. A raíz de una falsa pandemia, tenemos los encierros; se han cerrado más de un millón de empresas; por tanto, millones de vidas han sido destruidas o llevadas al borde de la destrucción. Y no ha terminado. Ni por asomo. En un abrir y cerrar de ojos, se pueden imponer nuevos bloqueos. Pero comprenda que la sociedad humana pasa por estos episodios y periodos de tiranía. Estamos en uno ahora. No somos inmunes.

Recuerde, estamos tratando con dos visiones en competencia para el futuro del planeta. Uno, controlado Cabal, que exige eliminar al 90% de la humanidad y esclavizar al resto. El otro pide una gran campaña para acabar con la pobreza, detener la destrucción del medio ambiente y explorar el universo.

* Tercero, los períodos de tiranía vienen de la derecha y de la izquierda. Sin embargo, el de ahora viene del marxismo cultural con su LGBT, feminismo, “Identidades”, odio racial hacia los europeos/Euro-descendientes, etc. Pero cuando todo está dicho y hecho, todas las tiranías, sin importar su disfraz, sin importar su tipo de retórica, provienen del poder en la cima. Y el poder en la cima no tiene ideología política. La ideología es simplemente una herramienta de propaganda y control mental.

O sea, lectores míos, si desean como hondureños, un mundo más pro-humano, un rumbo mejor para los hondureños, Biden, el escogido del Cabal no debe ganar. Trump, por cuantas fallas que tenga como persona – y las tenemos todos como seres humanos, fruto del pecado original – representa una facción dentro de los salones del poder mundial que no desea eso para los norteamericanos o para los hondureños, o africanos, etc.

Cuarto, es posible que un gobierno no es dueño oficialmente de corporaciones y empresas, como en la definición clásica de socialismo, pero en la cima, el gobierno y las corporaciones más grandes están cooperando, como uno solo. Así es a nivel global. Es así en Honduras.

Los oligarcas globales, que promueven esto, son Globalistas (sin naciones, sin fronteras, gobernanza global). Quieren enriquecerse, y uno de ellos es a través de inundaciones de inmigrantes al Primer Mundo. Sus compinches son oligarcas en países clientelas como Honduras quienes se encargan que sus países son tan insostenibles que migración es la única solución y se enriquecen de la miseria de esta gente y los “premios” que les dan por ser tan leales. Son secuaces. Feudalismo Globalista. Estos tipos no están pensando en «hacer lo correcto». Tienen agentes de propaganda para decir eso de ellos ante las masas.

No se deje atrapar en el juego de palabras que confunde el comunismo, el socialismo, el Estado corporativo, el fascismo y el capitalismo neoliberal. Cuando pones todos estos términos en el lavado, salen con el mismo aspecto. Significa poder en la cima.

Quinto, la élite global y el “Deep State” quieren el fin de la soberanía nacional y que los gobiernos sean responsables ante el pueblo, y se oponen a que los estados nacionales vuelvan a ser grandes. Y eso es malo para Honduras. Eso es Biden. Eso es el mundo que Biden y socios desean imponer sobre el mundo.

Si Trump pierde o le roban la elección, es probable que sea acusado de cargos falsos para completar la lección para todos los futuros candidatos políticos estadounidenses de que no se tolera representar al pueblo en lugar del Grupo de poder. Washington tiene una larga experiencia en enseñar esta lección a gobiernos extranjeros —Honduras, Venezuela, Ecuador, Bolivia— y está trayendo la lección a los mismos norteamericanos.

En conclusión, en esta elección, el Cabal juega para victoria total. Si ganan, los estadounidenses pierden. Honduras pierde. No olviden que las próximas elecciones presidenciales en los EE.UU., contrario que dice los de “Fake News” y los “eruditos”, tienen que ver con el control de todo el planeta, ya que Trump (sea su opinión de él o su trastorno hacia él) es el último hombre que se interpone en el camino de ese Cabal que adora a Satanás que cosecha adrenocromo a escala global de los niños secuestrados (tema para otras columnas).

Recuerde que estas personas están tratando activamente de asesinarlo o esclavizarlo a usted y a sus seres queridos. Este no es el momento de sentarse en la valla. Esta es una batalla entre quienes quieren que la humanidad sea libre y quienes quieren que seamos esclavizados. Y como hondureños, deben de asegurar que la oposición contra el narco dictadura no es más de lo mismo y realmente genuinos, y más que todo – SER HONESTOS CON EL PUEBLO Y DECIRLES LA VERDAD Y NO ESCONDERLA O IGNORARLA.

Como se ha dicho Grupo Q y Q+ – “Estamos en esto juntos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.