Noticias Destacadas|Opinion

Todo el mundo quiere elecciones limpias ¿O no?

Compartir

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

                            al diputado Nelson Márquez jefe de la bancada del PNH

Lo escucho –diputado- declarar que todo el mundo quiere elecciones limpias, pero me queda la duda. ¡No cuadra! Si Uds. también quieren elecciones ¿por qué tanto brinco en lo parejo? (Pasan recogiendo y fichando mareros por extorsión, pero los diputados de El Congreso Nacional ejercen el arte fino del chantaje para mantener el control del estado rehén, y la ciudadanía bajo su dominio Lo han mandado aquí a mentir, Márquez, porque conserva la vieja habilidad, de decir lo contrario de lo que piensa sin que nadie lo entienda, aunque parezca muy claro). Permítame preguntar unas cuantas cosillas, diputado. Si las quieren, ¿Cómo se quejan connotados líderes nacionalistas de que las elecciones son demasiado caras? Aunque nunca les preocupó lo cara que resulta la corrupción, que se les imputa fehacientemente, sin que se les pueda acusar, ¿Por qué se blindaron?

Si creen que serán reelectos estos trúhanes ¿por que se rehusaron -por dos meses- a dar los financiamientos para que se cumpla la ley electoral que Ustedes mismos, aunque a regañadientes, promulgaron? Para los equipos y mecanismos que protejan los resultados, la eficacia, la transparencia y confiabilidad del sistema electoral. ¿Por qué querrían estorbar que hablaran las magistradas, caray? ¿Prohibir que desde la mesa receptora -conformada con sus representantes- se trasmitiese la cuenta final del escrutinio a la autoridad electoral y al público, por vía digital, como se hace casi todo hoy y en todo el mundo? ¿No será que querían celebrar un simulacro, para otra vez taparle el ojo al macho, pero que de ninguna manera se conociera el resultado, antes que lo pudieran arreglar? ¿Negociar? Si no era una maniobra, Márquez ¿por qué aplazar y luego dejar vencer los plazos, una y otra vez, para atrasar la habilitación del sistema? ¿Por qué perder el tiempo así? ¿Procrastinar? ¿Es que aún faltaba dinero para comprar mesas suficientes? ¡No los estoy acusando de hacerse los pendejos y tomarnos por idiotas! No digo que sean fraudulentos de nacimiento o por vocación, o estén empeñados en derrotar otra vez al pueblo. No los acuso, diputado. Solo pido que me expliquen, quizá Anduray pueda, mándemelo.

Y ¡qué bueno que por fin ayer cedió el Congreso Nacional y que habrá los recursos para las elecciones y la trasmisión del acta, Sra. Magistrada! y que LIBRE haya votado también por esa ampliación de presupuesto, ¡nada más faltaba! ¡Qué bueno que Uds. en el CNE asuman ese reto como dice, y que los Partidos les manden gente honrada, que integrarán las mesas con credencial, acta, con identidad y huella dactilar, hoy sí papa, aunque quizá no todos manden sus datos previamente! Y como todo tiene dos lados, ¡qué mal que hayan quedado tan confundidos los mismos diputados, que el día después se expresan incoherentemente al respecto, incluidos varios de la oposición, los más listos y los más tontos igual, ellas y ellos!¡Cómo que nadie entiende o sabe explicar bien lo que pasó y como!

¿Por qué son tan tramposos, diputado? Porque me consta que, aunque algunos están al borde de un ataque de nervios, los nuevos partidos y alianzas de oposición se hacen ilusiones, y quieren tener elecciones justas. Y creo que muchos hondureños quieren elecciones confiables, y aun me consta que los amigos de la comunidad internacional aseguran que buscan eso mismo, y a muchos se les puede creer, menos a quienes nunca les ha interesado la elección limpia. Y aun el nuevo Subsecretario estadounidense Ricardo Zúñiga -de estirpe cachureca- avisa ¡que está observando el proceso electoral! Aunque le dan los dólares, los republicanos y Biden y la vacuna. Pero, faltan Ustedes. ¿Qué piensan?

Los gringos ¿de verdad los van a apoyar para que se perpetúen en el poder?[1]¿Con quién cuentan, a ver, todavía? ¿Los paniaguados? ¿Con el Cohep? Pues algunos magnates ya se les dieron vuelta. La Prensa y El Heraldo. ¿Será que alguien no se ha dado cuenta, que son hojas de anuncios del régimen y no cuentan las redes? ¿Los votos de la Andeph les van a salvar las urnas? Los violadores si y los asesinos. ¿Pero están seguros  que los soldados y oficiales honestos de la milicia y la policía obedecerán a los altos mandos que Uds. han corrompido, cuando otra vez les ordenen disparar contra el pueblo desarmado, compuesto por sus parientes indignados? ¿De veras no se dan cuenta, anticipan, o no creen lo que todos vislumbramos que va a pasar si siguen maniobrando y otra vez cometen fraude? ¿Están provocando deliberadamente al pueblo, al que tienen hambreado y muriendo de peste, como a un can hambriento encadenado? ¿Acaso no pueden imaginarse, sus propios cuerpos apestosos colgados de los postes de luz, porque pinos ya no han dejado en pie? ¡Uds. no quieren elecciones! Márquez. Porque saben que las van a perder. Perder, ya no pueden evitar perder una elección limpia. ¿Quieren maniobrar para mitigar? ¿Controlar un poco el daño? Porque el problema ya es ¡la dimensión catastrófica del descalabro, en que los deja JOH el predestinado! Ya no saben qué hacer con la magnitud de su derrota. Nadie se traga el cuento de la propaganda.  Las bolsas, las piñatas, los paneles y los bonos ya no alcanzan, las becas, ni las chambas. Aunque murió Carolina, hay gente valiosa pero el Partido Liberal tampoco tiene ya futuro con Segura.

Tuvieron que aplicar las vacunas. Nada le pueden ofrecer ya a la victima, para compensar. La gente quiere un cambio, casi toda. Esta vez tienen en contra la correlación de fuerzas, diputado, incluso divididas la novel derecha empresarial parcial de Nasralla, y más la izquierda popular de LIBRE ampliada, son fuerzas mayores de lo que le queda como clientela al bipartidismo reducido a polvo y ceniza. ¿Reducido a cartel expuesto? Incluso a pesar de nuestra fragmentación, la deriva de nuestras desgracias ha terminado por construir una mayoría política que se apropia de una decisión histórica. La interpretación se convierte en una fuerza material cuando se posesiona de la imaginación de la masa. Deviene un sueño colectivo. ¡Sacar a la dictadura maquillada! Aunque sea organizados en Divisiones distintas, del Sur y del Norte, de arriba y de abajo, de Oriente y de Occidente, convergiendo. Apenas acaba de empezar el tercero, pero ya queremos cambiar de milenio. Y aunque Uds. no quieran, elecciones habrá Nelson. Y expresarán este magma de indignación colectiva que romperá todos los diques, resistencias, inundará todos los bunkers incluidos los que están en el décimo piso. Eliminará alimañas.

Uds. no saben qué hacer con esa papa caliente, ninguno. Alguna vez tuve amigos y parientes cachurecos dignos, Sebastián Pastor Z. y Luis Fasquelle O. mi tío abuelo, eran leales seguidores de Juan Manuel Gálvez, hombre digno. El cachureco Luis A. Sánchez fue un hombre honorable y un colega querido que quiso a Maduro. Tuve un secretario general que era un hombre cabal. Vivos me quedan Carlos que anda por ahí alterado y está Luis Cosenza (chapeau) que no sé como han sobrevivido. De ahí para el real Solo quedan ladrones y asesinos, lo decía ya el Capi. Y no encuentran sombra, refugio, agua corriente. Han comenzado a cruzar un desierto que no tiene otra orilla. Serán muchos las presas de los buitres de hielo y todos caerán en deshonra, aunque salgan impunes. Hable hoy, honorable ¡o calle para siempre!  ¿Hay alguien en el Partido Nacional de Honduras que simplemente pida una disculpa? Quizá no estaríamos inclinados o dispuestos a perdonarlo, Márquez, pero ¡le franquearíamos una salida! ¡Se nos pasará el enojo!

Yo soy de los escépticos diputado. Las elecciones no van a resolver las calamidades que deja atrás la dictadura para todo el país, no solo para el Partido Nacional. Honduras tiene que replantearse un destino. El día después que caigan JOH y su camarilla partidaria, todavía estarán ahí los pandoros, Jorgito y Guillermo y otras aves de rapiña. Sus escuadrones secretos no se habrán disuelto aún, el virus les hará las rondas a los no vacunados. Todavía proliferarán el hambre, el desempleo y la gana de salir corriendo.  Habrá aún diferencias entre nosotros, y necesidad de aprender a dirimirlas. Pero mandaremos a volar a los intransigentes. Celebraremos una fiesta en las calles ya sin miedo, bailaremos diputado, con todas las banderas y las varas altas y bajas. Mojados y felices, bajo el chubasco de noviembre. Reventaremos luces de bengala y cuetes prohibidos. Cantaremos el Himno a la alegría. Y gritaremos vivas al porvenir, a la Constituyente. Y a la Virgen María ¡Sí Señor!

El Carmen, San Pedro Sula, agosto 5, 2021

[1] Michael Paalberg, Why is America Cooperating with militaries running Criminal Racketts?, Foreign Policy agosto, 2021 cita el caso de los militares que sostienen a JOH como ejemplo de cartel criminal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.