Policía hondureña detienen a caravana de migrantes

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La Policía Nacional de Honduras detuvo a un grupo de personas de la caravana de 30 migrantes que, ante la ahogante crisis económica, rompió el confinamiento saliendo este martes en horas de la madrugada desde la terminal de San Pedro Sula con destino a los Estados Unidos.

Lea también: Pese a corrupción, EE. UU. amplia asistencia monetaria a Honduras para frenar la migración  

En horas de la mañana, cuando el colectivo migrante conformado por hombres, mujeres, jóvenes y niños atravesaba el sector de Baracoa, en el departamento de Cortés, fue interceptado por una unidad de agentes policiales que procedieron a detenerlos.

De acuerdo con la información trascendida, hubo un grupo que evadió los agentes policiales y siguió su marcha dirigiéndose hacia la frontera de Corinto en Omoa, Cortés, para luego llegar a Guatemala, su destino más próximo. 

De manera preliminar trasciende que hay varios operativos montados en esa zona fronteriza que estarían esperando la llegada del nuevo grupo migrante.

Entre las razones mencionadas por el nuevo grupo migrante que ha desafiado la pandemia del Covid-19, figura la pobreza, la inseguridad y la criminalidad, causas que también han sido motivo de las anteriores caravanas de migrantes hondureños.

La semana pasada el Departamento de Estado de los Estados Unidos informó que proporcionará $ 252 millones en asistencia externa adicional a Honduras, El Salvador y Guatemala para promover su seguridad nacional y reducir la inmigración ilegal en estos tres países centroamericanos.

Policía hiere de gravedad a adolescente durante operativo

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Tegucigalpa. –Una adolescente se debate entre la vida y la muerte tras recibir el impacto de una bala en la cabeza, en un repudiable incidente que involucra a elementos policiales.

De acuerdo a las denuncias, Celenia Durón, una estudiante de educación secundaria recibió el impacto de una bala en el cráneo, luego que el vehículo en el que se conducía no hizo la parada en el lugar indicado por los policías que realizaban un operativo de rutina en el anillo periférico de Tegucigalpa, a la altura de la Fuerza Aérea Hondureña.

Aparentemente, los policías dispararon al ver que el conductor del vehículo hizo caso omiso a sus indicaciones, con la fatal consecuencia que hirieron a la joven que de inmediato fue remitida a un centro hospitalario.

El médico Eduardo Nazar, testificó del hecho al pronunciarse en las redes sociales. El viernes 20 de septiembre el galeno escribió en su Twitter: “Hoy operé a una adolescente con herida por arma de fuego en cráneo porque el auto donde se transportaba no se detuvo en un retén. Hay maneras de hacer las cosas. Ya no hay respeto por la vida”.

La noticia sobre este caso ha trascendido masivamente en las redes sociales, por lo que la Policía Nacional emitió un comunicado dando la versión del hecho.

La institución uniformada confirma que la adolescente recibió el impacto de bala en la cabeza, pero no precisa quién habría disparado y en una clara acción por evadir su responsabilidad, argumenta que se constató que el conductor donde se conducía la joven andaba en estado de ebriedad.

Finalmente, establece que el director de la Policía Nacional “instruyó a los agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI) rendir un informe completo que determine si existe o no algún grado de responsabilidad de los policías que atendieron la escena”.

Según la policía, previo al violento hecho, el vehículo en el que se conducía la víctima fue protagonista de un accidente.

Las acciones violentas de la policía hondureña son reiterativas. En ocasiones anteriores, se han visto involucrados también los elementos de la Policía Militar del Orden Público. El 27 de mayo de 2012, el militar Eleazar Rodríguez disparó y dio muerte a Ebed Yanez, durante un operativo en la colonia Villa Vieja de la capital.

Noticia Relacionada: Militares disparan y matan a hombre en Gracias, Lempira

Yanez se conducía en una motocicleta y en virtud que no portaba licencia de conducir huyó del operativo, con tan mala suerte que los uniformados lo persiguieron y le dieron muerte.

La sociólogo y experta en temas de seguridad, Leticia Salomón, condenó el crimen de Celenia Durón.

Según la socióloga, “adultos y menores se sienten aterrorizados al ver un retén como esos porque no saben lo que van a encontrar ahí ya que esa policía deformada en lugar de infundir respeto inspira terror”.

En ocasiones anteriores, la Policía Militar del Orden Público se ha amparado en la “ley de secretos” para proteger a sus elementos involucrados en crímenes.

Comunicado de la Policía Nacional:

policía

Tras reunión con alcalde capitalino, policía reprime con bala y bombas lacrimógenas a defensores de La Tigra

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –Tras una reunión de cabildo abierto con el alcalde del Distrito Central, Nasry Asfura, la Policía Nacional hirió de bala a un hombre y reprimió a un grupo de pobladores que exigía la cancelación de un millonario proyecto habitacional que se construye en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra.

La periodista ambientalista Dolores Valenzuela, luego de la reunión con el alcalde capitalino Nasry Asfura manifestó no sentirse satisfecha y a la vez confundida por el plazo entre 15 días y 2 meses que se dio al edil para celebrar un cabildo abierto con los pobladores de la zona de La Tigra.

Señaló estar inconforme porque darle alas al gobierno es darle chance para que ejecuten las acciones que quieren hacer y que desde el Congreso Nacional comiencen a agregarle delitos al nuevo Código Penal para frenar a la gente que protesta en contra del proyecto habitacional.

La represión se produjo en horas del mediodía en la comunidad de El Hatillo, en el Distrito Central, a pocos metros donde esta mañana se realizó una reunión de cabildo abierto con el alcalde capitalino para exigirle el cierre definitivo del proyecto, que podría dejar sin agua a miles de familias que se abastecen de la cuenca que proviene del Parque Nacional, ubicado en la parte nororiental Tegucigalpa.

Durante la reunión de este martes los representantes de los pobladores acordaron dar un lapso de espera al alcalde de entre 15 días y dos meses, para que se proceda a realizar reuniones de cabildo abierto con las comunidades para llegar a un acuerdo final sobre el controvertido proyecto inmobiliario.

Los pobladores, en su mayoría, no aceptaron el compás de espera que se le brindó a la alcaldía municipal, pues argumentan que no hay nada que negociar y que la única salida que existe es la cancelación definitiva del proyecto.

La Tigra
La represión contra lo pobladores que defienden el Parque Nacional La Tigra, se sigue registrando pese a que las autoridades municipales se han comprometido a escuchar los planteamientos. Hasta el momento la alcaldía ha ordenado suspender temporalmente el proyecto inmobiliario que ha generado el conflicto. (Foto: Vía Campesina).

Represión

Al ver que los pobladores se resistían a abandonar una toma en una vía pública de El Hatillo, los policías sacaron sus armas y dispararon, hiriendo en el hombro derecho a uno de los manifestantes, que de inmediato fue trasladado a un centro asistencial.

Los uniformados lanzaron a discreción gases lacrimógenos contra los manifestantes, que aseguraron que pese a la represión seguirán protestando hasta lograr la cancelación definitiva del proyecto. La represión policial se registró además en la carretera que de Tegucigalpa conduce al departamento de Olancho, a la altura del kilómetro 13 donde tres jóvenes fueron brutalmente golpeados por los agentes de seguridad del Estado.

La represión contra los defensores de La Tigra se viene registrando desde hace dos semanas en diferentes puntos del municipio del Distrito Central.

Lea además: Policía de Honduras dispara sus armas contra pobladores que defienden el derecho al agua

Poderío económico

 El controversial proyecto inmobiliario es propiedad del Grupo Midence Soto Pierrefeu (Grupo MSP) y Condado Santa María, cuyo principal accionista es el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Guy de Pierrefeu. En el grupo desarrollador figura además el empresario de la construcción y actual diputado por el Partido Liberal, Elvin Ernesto Santos.

El gigantesco proyecto, denominado “Condado Santa María”, se construye en un área de 499.72 hectáreas de las cuales, 96.21 están ubicadas en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra, área protegida, según decreto legislativo No 976-80. La construcción consta de 2.500 casas entre construcciones modestas para clase media y de lujo para clase media-alta y 29 centros comerciales (áreas de recreación, hotel, escuela y club ecuestre) cuyo valor es de mil millones 321 mil 370 lempiras, estimada a concluir en unos 20 años en tres etapas. La primera, bautizada como Portal Los Tarragones y Jilgueros ya comenzó con apertura de carretera en la zona El Chimbo, a unos cuatro kilómetros al oriente de la capital hondureña. Para esta fase se comenzó a descombrar la zona.

Hasta el momento el alcalde del Distrito Central, Nasry Asfura, ha mantenido una actitud de defensa hacia proyecto y argumenta que solo extendió un permiso para la remoción de tierra. Asfura, que es cuestionado por descombrar la vegetación de la capital, ha asegurado que el proyecto representa un eje de desarrollo para la ciudad de Tegucigalpa.

Pese a que el proyecto se ubica en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra, la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (MiAmbiente) entregó en el año 2016 la licencia ambiental. El documento fue firmado por el entonces titular de dicha cartera ministerial, Luis Galdames, quien la semana pasada fue destituido públicamente del cargo por el jefe de gobierno, Juan Hernández, luego que el funcionario anunciara la cancelación del proyecto. La destitución de Galdames ha sido interpretada por muchos sectores como un castigo por oponerse a una obra impulsada por un sector económicamente poderoso.

Después de gaseada: niños y niñas del CIIE enfrentan estrés post traumático (vídeo)

 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – Niños y niñas del Centro de Investigación e Innovación Educativa (CIIE), de la Universidad Pedagógica Nacional “Francisco Morazán” (UPNFM), tendrán que ser evaluadas y atendidas por psicólogos y psiquiatras luego de la situación enfrentada cuando la Policía Nacional y la Policía Militar lanzaron bombas lacrimógenas en el centro educativo.

La Mesa Temática de la Niñez de la Plataforma por la Defensa de la Educación y la Salud realizó un estudio en el Centro educativo (CIIE), para conocer la experiencia vivida por los niños y adolescentes la semana recién pasada, explicó Alejandra Munguía, especialista en Psiquiatría Infantil.

Nota relacionada Mesa de DD.HH. condena represión de las fuerzas de seguridad del Estado contra niñez y juventud

Munguía explicó que hay una serie de efectos sicológicos y emocionales que presentan los niños y niñas y que fueron relatados por los alumnos sin pedirles nombre ni edades por su seguridad y para no profundizar más el daño que han sufrido.

Este es uno de los dibujos de uno de los niños del CIIE donde detalla lo vivido

Presentaron algunos testimonios de los y las alumnas del centro experimental de la UPNFM, donde relatan lo que vivieron ese día y que viene a desmentir lo expresado por el ministro de seguridad Julián Pacheco quien negó que el incidente hubiese ocurrido.

Uno de los testimonios dice: “La policía sin comprensión, ese ha sido uno de los peores días que he tenido en mi vida”.

Otro dice: “El gas lacrimógeno se sentía muy fuerte, parecía que iba a venir el apocalipsis, era muy feo todos los niños estaban corriendo con pañuelos, yo no aguantaba los ojos y los labios, me daba mucha tristeza porque había niños llorando”.

En los testimonios se encontraron las siguientes consignas que se repiten en los escritos de los alumnos:

Menos gas y más educación

Más educación y menos gas

Policías sin comprensión mejorar el método

Menos gas y más sonrisas

No al gas lacrimógeno

Vea el vídeo Completo…

Así fue este día de protestas en Tegucigalpa

Por: Redacción CRITERIO

Fotografías de: Paul Carbajal

Tegucigalpa.- La cámara del foto periodista Paul Carbajal recorrió las manifestaciones este marte en la capital de  Honduras y recoge un reportaje gráfico de lo ocurrido hoy cuando el Congreso Nacional hondureño se vio obligado a retroceder en sus pretensiones de aprobar leyes para despedir médicos y profesores a su antojo, irrespetando los contratos colectivos y los derechos adquiridos por los trabajadores de ambos gremios.

La sede del Poder Legislativo está militarizada desde el pasado jueves 25 de abril 

En un principio policías y manifestantes se miran de frente y en paz, pero minutos después

les llega la orden de atacar y se vuelven fieras contra el pueblo hondureño

Los manifestantes queman llantas frente a los contingentes policiales

Periodistas y defensores de derechos humanos auxilian a los ancianos que son gaseados por la policía

Los empleados de los comercios del centro de la ciudad cierran las tiendas para no ser victimas de los gases lacrimógenos 

Las mujeres que se ganan la vida vendiendo «chucherías» o productos para el hogar son víctimas de la represión policial

La policia ve como este vehiculo toma fuego. Al final la placa es fantasma, aunque el automotor tiene dueño

Los policías son victimas de sus mismo gases porque el viento sopla a su favor

En su accionar represivo la policía no respeta a los defensores de los derechos humanos y los golpea con salvajismo

Detienen  menores de edad, mujeres y ancianos

 

Siempre hay lugar para el amor y para protestar en pareja

Los jóvenes se defienden con piedras ante el ataque de gases de la policía 

Los fotoperiodistas hacen su trabajo en medio del humo de las bombas lacrimógenas

Los policías parecen «robocops» con su indumentaria para reprimir y golpear a los manifestantes

 

Nadie exige explicación sobre civiles que dispararon contra manifestantes

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Pese a que ya han pasado varias horas que trascendiera en las redes sociales y en algunos medios de comunicación sobre la participación de civiles disparando contra los manifestantes este lunes en Tegucigalpa, no hay ninguna organización defensora de los derechos humanos que se haya expresado al respecto.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) emitió esta tarde un comunicado en el que se limita en repudiar “la violencia que dejó heridos y daños a la propiedad”.

El texto divulgado, refiere que el ombudsman hondureño, Roberto Herrera Cáceres, se quejó porque las fuerzas de seguridad del Estado no le permitieron el ingreso al personal del Conadeh  al epicentro de la protesta en el centro de Tegucigalpa, “lo que impidió interceder y moderar los ánimos y así en lo posible prevenir enfrentamientos entre autoridades y manifestantes”.

La misiva, que habla de varias cosas, como de la agresión hacia un sector de la prensa por parte de manifestantes, soslaya los videos que se han compartido en las redes sociales y algunos medios digitales, sobre la presencia de civiles disparando contra los manifestantes.

Noticia Relacionada: Vídeo de UneTV muestra a hombres disparando en protesta en medio de policías

OACNUDH

De momento la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) tampoco se ha pronunciado sobre el tema.

Policía se lava las manos

Entre tanto, la Policía Nacional emitió un comunicado para desmarcase de las acciones criminales de los hombres que acompañaban a los elementos policiales y que dispararon contra la multitud de manifestantes.

La policía tampoco explica por qué los hombres civiles dispararon y por qué no fueron desarmados y arrestados por sus elementos.

Tampoco explica por qué se dio ese acompañamiento evidente y que ha quedado plasmado en los videos.

Contrario a dar un argumento convincente, la institución afirma que civiles dispararon contra los policías y que harán una investigación para saber quiénes son las personas que dispararon.

Comunicado de la Policía Nacional:

 

Nadie exige explicación

Policía reprime con gases entierro de joven que ellos asesinaron en Choluteca (+vídeo)

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Las actuaciones de la Policía Nacional en Choluteca han llegado a lo más extremo y esta tarde mientras se desarrollaba el sepelio del joven Wilfredo de Jesús Ramírez Moncada llegaron a reprimir con gases a quienes acompañan a los familiares en el entierro de su pariente.

No hubo disturbios, no hubo enfrentamientos, pero los policías desenfundaron sus armas de fuego amenazando a los pobladores que iba en el sepelio y luego procedieron a lanzar gases lacrimógenos en contra de quienes iban en el entierro.

La policía acordonó la calle que da acceso al canal TVS canal 42 propiedad de  Samuel Aguilera quien se ha dedicado a estigmatizar las protestas y fue precisamente frente a esa calle que se asesinó al joven Wilfredo Ramírez Moncada.

Cuando la gente que va en el entierro intentó pasar por la mencionada vía de comunicación, fue cuando los policías comenzaron a amenazar con sus armas a los pobladores y dispararon gases lacrimógenos desde varios puntos.

Nota relacionada Muere joven manifestante al que la policía le disparó en Choluteca

El joven Wilfredo de Jesús Moncada fue asesinado mediante un disparo en la cabeza a manos de la policía según testigos que lo acompañaban durante la protesta del pasado miércoles 10 de abril.

El joven falleció la madrugada del jueves 11 en el Hospital Escuela Universitario en la ciudad de Tegucigalpa y las autoridades de medicina forense han manifestado que su caso sigue en estudio para establecer las causas de su muerte aun y cuando ingreso con un disparo en su cabeza.

 

Con artimañas actúan juzgados y policía en Choluteca para encarcelar 8 defensores del ambiente

 

 “Nos citaron como testigos, pero era para traernos a detenernos, y nos acusan de daños a la empresa de energía solar fotovoltaica, nosotros somos inocentes, pero la situación de este país nos persigue”, lamentó el joven comunicador, Felix Pastrana, Coordinador de la radio comunitaria Estereo Namasigüe.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Ocho defensores del medio ambiente fueron citados hoy por la Dirección Policial de Investigación (DPI), en calidad de testigos, pero cuando se trasladaron de sus comunidades hasta la ciudad fueron encarcelados ya que el Juzgado de Letra de la ciudad de Choluteca extendió la citatoria a detención.

 “Se está complicando la persecución contra los defensores de los derechos, desde la crisis con el asesinato del joven Wilfredo Moncada ayer en una manifestación y hoy amanecemos con la noticia de que enviaron a la cárcel a ocho defensores del medio ambiente que ya habían sido criminalizados desde el 2017, 2018 y el presente año se les abrió otro expediente”, denunció la abogada, Denia Castillo, de la Red de Abogados Defensores del Sur.

Además, la profesional del derecho calificó como “lamentable” que personas de la tercera edad están siendo enviados a la cárcel y toda una familia está criminalizada por defender sus territorios en los que se criaron.

Los defensores del medio ambiente criminalizados son: Nelson Gómez Erasmo Pastrana, Kelvin Gómez Félix Pastrana, Marlene Pastrana, Carina Aguilar, Ancelma Escobar, Sulema Mendoza, de las comunidades de, Rancherías, Costa Azul, Guamerú.

Jenny Aguilar, defensora de la naturaleza, criminalizada le quitaron su bebé de nueve meses al ser capturada, afortunadamente fue entregado a la psicóloga de la Asociación para un Ciudadanía Participativa ACI-Participa.

En el caluroso municipio de Namasigüe, desde hace tres años los pobladores se oponen a la instalación de un parque fotovoltaico, de la empresa Scatec Solares, puesto que están causando deforestación y privando el acceso al río a los pobladores.

Ese proyecto de energía fotovoltaica, ha causado enfrentamientos entre pobladores, división de la comunidad y criminalización, los ciudadanos se resisten a la instalación total del parque puesto que la deforestación está causando que el calor incremente en la comunidad.

 “Nos citaron como testigos, pero era para traernos a detenernos, y nos acusan de daños a la empresa de energía solar fotovoltaica, nosotros somos inocentes, pero la situación de este país nos persigue”, lamentó el joven comunicador, Félix Pastrana, Coordinador de la radio comunitaria Estereo Namasigüe.(Con información de Conexhion.hn)

Policía dice que fue atacada por manifestantes en Choluteca

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- En un confuso y contradictorio comunicado la Secretaría de Seguridad manifiesta que el joven que resultó muerto en la ciudad de Choluteca es producto de que los manifestantes atacaron a los policías con bombas Molotov.

En el comunicado, donde nunca señalan que fueron los agentes policiales quienes dispararon, se contradicen al manifestar que los agentes policiales fueron atacados por los manifestantes y que se oyeron disparos, entonces la pregunta que queda en el aire es: quienes dispararon al «verse atacados».

Finalmente señalan que ellos mismos se van a investigar, porque así lo ha ordenado el alto mando de la Policía Nacional, que en ningún momento lamentan en el comunicado la muerte del joven de 17 años Wilfredo de Jesús Moncada.

Portada: foto de archivo

 

Muere joven manifestante al que la policía le disparó en Choluteca

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El joven Wilfredo de Jesús Moncada de 17 años de edad que fue herido por la Policía Nacional en la ciudad de Choluteca, falleció esta madrugada en el Hospital Escuela Universitario.

Moncada resultó herido cuando protestaba junto a otros pobladores en el barrio El Estadio de aquella ciudad y fue trasladado la noche de ayer a la ciudad capital en un intento por salvarle la vida pero el disparo fue en su cabeza y desde ayer cayó en coma para morir unas horas después.

Anoche se dio una falsa noticia que el joven herido había fallecido en el camino a los pocos minutos de haber salido de Choluteca fue entonces cuando los pobladores, amigos y familiares de Wilfredo de Jesús Moncada,  se enardecieron y se dirigieron a las instalaciones del hospital con la finalidad de prenderle fuego en señal de protesta por no atender debidamente al muchacho.

Nota relacionada Policía de Honduras hiere de muerte a joven que protestaba

Un grupo de defensores de derechos humanos trataron de detener a los pobladores, pero fue imposible y estos le prendieron fuego y atacaron con piedras y palos el área de pediatría, farmacia y la zona de emergencia.

La Policía Nacional ha salido este día con un comunicado donde manifiesta que ellos fueron atacados por los manifestantes con bombas molotov en las afueras de un medio de comunicación donde se oyeron disparos y fue donde resultó herido el joven ahora fallecido.