JOH aprovecha nebulosa de marero para exigir las reformas al Código Penal

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Nuevamente culpa a la oposición política de oponerse a su plan con el que supuestamente busca endurecer las penas.

Tegucigalpa.-El presidente de Honduras, Juan Hernández, urgió nuevamente este jueves la aprobación  de las reformas al Código Procesal Penal.

En esta oportunidad, Hernández se aprovechó de la nebulosa con la que se está manejando el caso del marero Cristián Ariel Cálix Hernández, alias “Little Sam”.

El pandillero de la Mara 18, quien se encontraba en libertad por una resolución judicial,  fue capturado ayer miércoles por suponerlo  partícipe del asesinato del periodista, Igor Padilla, pero en noviembre de 2016 quedó en libre, tras recibir  una carta definitiva de libertad y la suspensión condicional de la pena, por dos delitos por los cuales había sido recluido en el centro penal de máxima seguridad de Ilama, Santa Bárbara, conocido como “El Pozo”.

“Esas son las cosas que hay que revisar, porque miren (…) en cuestión de semanas estaba realizando (Little Sam) algo que nadie se hubiera esperado. Eso es lo que está de por medio”, dijo Hernández al referirse a sus anheladas reformas al Código Procesal Penal.

Las reformas que urge el gobernante han sido rechazadas por la oposición política y por organizaciones defensores de los derechos humanos, al considerar que violentan los derechos fundamentales, porque criminaliza hasta la protesta social.

“Aquí hay gente, que por razones de orden político, de oposición o gente  porque desconoce lo que realmente está ocurriendo o quiere ver otra realidad diferente a lo que está viviendo el pueblo hondureño, no está queriendo apoyar la reforma”, apuntó Hernández.

El gobernante pretende manipular la realidad ya que la acción judicial que puso en libertad al pandillero se dio porque el Ministerio Público presentó dos acusaciones menores, como lo es el delito de posesión de drogas y portación ilegal de arma comercial.

Cabe señalar que el Ministerio Público nunca lo acusó por el delito de asociación ilícito y también resulta paradójico que haya sido remitido a “El Pozo”, cuando de acuerdo a las acusaciones no representaba ser un reo de alta peligrosidad.

En los últimos meses, el Presidente Hernández ha emprendido una campaña mediática sobre la  cárcel de “El Pozo”, a tal grado que se ha dado a la tarea de encabezar casi todos los trasladados de reclusos.

Poder Judicial confirma que marero que salió de «El Pozo» recibió carta de libertad

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Este caso ha dejado al descubierto la inoperancia y la confabulación con el crimen por parte de los operadores de justicia y la PGR.

Tegucigalpa.-La Corte Suprema de Justicia (CSJ) confirmó la tarde de este jueves que el marero Cristián Ariel Cálix Hernández, alias “Little Sam”, recibió una carta definitiva de libertad y la suspensión condicionada de la pena, por dos delitos por los cuales había sido recluido en el centro penal de máxima seguridad de Ilama, Santa Bárbara, conocido como “El Pozo”.

La versión del Poder Judicial coincide con la revelado en horas de la mañana por el juez José Dimas Agüero Echenique, quien detalló las razones por las que el miembro de la Mara 18 se encontraba fuera de la prisión ayer miércoles cuando lo capturó en la ciudad de San Pedro Sula  la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), por suponerlo responsable, junto a otros 17 miembros de la referida pandilla, del asesinato del periodista, Igor Padilla.

El comunicado de la Corte detalla que el expediente de Cálix Hernández, número 3982-2015, fue manejado por el Juzgado Unificado de Letras Penal de Tegucigalpa,  en consecuencia a un requerimiento fiscal presentado el 21 de diciembre de 2015 por el Ministerio Público por los delitos de portación ilegal de arma comercial y posesión de drogas.

El comunicado especifica que el 24 de noviembre de 2015, tras el pago de 20 mil lempiras a la Procuraduría  General de la República, el juzgado le entregó  una carta de libertad definitiva por el delito de posesión de drogas, y decretó ese mismo día, suspensión condicional de la pena por el delito de portación ilegal de arma comercial.

A continuación el comunicado del Poder Judicial:

Ante la reciente aprehensión del joven Cristian Ariel Cálix Hernández, en un operativo realizado en la ciudad de San Pedro Sula, y siendo que el detenido ya había sido procesado por otros delitos en el sistema de justicia específicamente en el Juzgado Unificado de Letras Penal de la Sección Judicial de Tegucigalpa, Francisco Morazán, a la opinión pública se informa lo siguiente:

El expediente de Cristian Ariel Cálix Hernández se formó en esa judicatura bajo el número 3982-2015 en consecuencia del Requerimiento Fiscal presentado por el Ministerio Público por los delitos de portación ilegal de arma comercial y posesión de drogas, el 21 de diciembre 2015.

El 21 de julio de 2016, la Procuraduría General de la República (PGR) accedió al mecanismo de Conciliación solicitado por el defensor del acusado por el delito de posesión de drogas y aceptó la reparación del daño mediante un pago de 20,000 Lempiras; Sin embargo, no se ordenó su excarcelación inmediata por tener pendiente el delito de portación ilegal de arma comercial.

El 17 de noviembre de 2016, se realizó la Audiencia de Procedimiento Abreviado por la portación ilegal de arma comercial y el 18 de noviembre de 2016 se le dictó Sentencia Condenatoria aplicándole la pena mínima de 2 años 3 meses de reclusión y las penas accesorias de inhabilitación especial e interdicción civil. Dicho Proceso Abreviado, en cuanto a avalar el cumplimiento de los requisitos legales (Art. 403 CPP), fue presentado por el Ministerio Público y la Defensa.

Realizado el pago establecido (L. 20,000.00), el 24 de noviembre 2016 se celebró la Audiencia de Extinción de la Acción Penal contemplada en al Capítulo V del Título II del Código Procesal Penal, por el delito de posesión de drogas, sujeto de la Conciliación aprobada por la PGR y se le dictó sobreseimiento definitivo, ya que el delito había sido conciliado, extendiéndole por consiguiente la correspondiente carta de libertad.

En la misma fecha (24 de noviembre de 2016) se realizó la Suspensión Condicional de la Ejecución de la Pena, solicitada por su defensa por el delito de portación de arma comercial en  acuerdo con el Ministerio Público y fundamentada en el artículo 70 del Código Penal, acuerdo entre las partes que fue homologado por el Juez de la causa.

El 2 de diciembre de 2016,el expediente fue trasladado al Juzgado de Ejecución de la Pena, donde actualmente se encuentra, permitiendo la ley procesal,  al juez y al Ministerio Público, así como a la PGR, la revisión del expediente, en ocasión de la detención de  que fue objeto el día de ayer Cristian Ariel Cálix Hernández, en apego al condicionamiento establecido como período de prueba señalado en 5 años, cuando presumiblemente se materialicen o infrinjan los presupuestos enlistados en la ley (Articulo 38 C.P.P).

De acuerdo a la información recabada y a la vista de la legislación nacional, se infiere que los distintos entes de justicia tomaron cada cual sus decisiones en el marco de sus competencias legales dadas esencialmente por las medidas alternas del proceso (Artículos 36, 45 y 403 del C.P.P; y 70 del C.P).

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

PODER JUDICIAL DE HONDURAS


¿Por qué marero fue sacado del pozo cuando ya había sido sentenciado por dos delitos?

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

A medida pasan las horas, el caso del asesinato del periodista  Igor Padilla se enreda por el tratamiento errático que le están dando las autoridades.

Tegucigalpa.- El marero que fue capturado este miércoles en la ciudad de San Pedro Sula como uno de los supuestos responsables del asesinato del periodista, Igor Padilla, fue liberado de la cárcel de máxima seguridad conocida como “El Pozo”, pese a haber sido sentenciado en  noviembre del año pasado.

En la búsqueda de más elementos, Criterio.hn encontró en la web un comunicado publicado el 1 de diciembre de 2016 por la unidad de Relaciones Públicas del Ministerio Pública,  que establece que Cristián Ariel Cálix Hernández, alias “Little Sam”, recibió sentencia condenatoria en el mes de noviembre del año pasado por el delito de portación ilegal de armas y tráfico ilícito de estupefacientes.

Lea el comunicado del Ministerio Público:

https://www.mp.hn/index.php/author-login/49-diciembre/1030-fiscales-contra-los-delitos-comunes-en-continua-actividad-ante-los-tribunales-de-la-republica

El texto atribuye la acción judicial a las gestiones de la Fiscalía Especial Contra Delitos Comunes de Francisco Morazán. Sin embargo el Instituto Nacional Penitenciario emitió un comunicado la noche del miércoles mediante el cual aseveró que el pandillero de la Mara 18, estuvo recluido en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto en Támara, Francisco Morazán desde el 20 de Diciembre del año 2015,  pero que el 20 de octubre de 2016 fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad  de Ilama Santa Bárbara, precisamente  a las celdas de » El Pozo”.

Aclaró que el privado de libertad  no se escapó sino que fue dejado en libertad en los juzgados por un juez que conocía la causa.

Lo aseverado por la  institución encargada de rectorar la política penitenciaria de Honduras, pone en duda el sistema judicial porque la liberación de un privado de libertad no se puede dar cuando éste ya ha sido sentenciado y el marero Cálix Hernández, ya había sido sentenciado, según lo informó en diciembre pasado el Ministerio Público.

El pandillero de la Mara 18 Cristián Ariel Cálix Hernández, alias «Little Sam», fue sentenciado en noviembre del año pasado por los delitos de portación ilegal de armas y tráfico ilícito de estupefacientes.

El caso se enreda aún más con un comunicado emitido la mañana de este jueves por la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) mediante el cual se informa a la opinión pública en general que:

“Cristián Ariel Cálix Hernández 0801-1995-06351, originario de Tegucigalpa y residente en la colonia Centroamérica. Detenido por el delito de extorsión en el año 2013 y en fecha 19-2-2015 por los delitos de portación ilegal de armas y posesión de drogas.

Cuando fue detenido por el delito de extorsión y por ser menor de edad, los tribunales de justicia le aplicaron la pena de dos años y fue tratado en el Juzgado de la Niñez, como tal.

En el año 2015 que fue recapturado por la FNA por el delito de portación ilegal de armas, este delito es conciliable por lo que fue dejado en libertad.

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional, reitera el compromiso que tiene con el pueblo hondureño de mantener el orden y la tranquilidad en el país.

El comunicado de Fusina pone nuevamente al descubierto las incongruencias con  las que se  está  manejando el caso, porque no es cierto que la ley permita la conciliación para una persona reincidente como lo expone la misma institución en el texto que compartió esta mañana en la red social de Facebook.

Cabe señalar que todos los comunicados emitidos por los órganos operadores de justicia sobre el asesinato de Igor Padilla están siendo publicados en las redes sociales sin logo ni distintivos oficiales de la institución respectiva.

¿Qué procede ante tanta incertidumbre?

Para el presidente de la Asociación de Jueces por la Democracia, Mario Díaz, lo que procede ante tanta incertidumbre es que se haga una investigación del caso para saber exactamente qué es lo que ha ocurrido y cuál es la resolución que permitió que el privado de libertad saliera o ingresara al centro penal de máxima seguridad.

“La investigación dirá si existe alguna irregularidad o no, sobre esa base se debe partir”, dijo Díaz.

El abogado manifestó que de todos es conocido, las carencias por las que enfrenta el sistema penitenciario y judicial, por lo que es urgente aplicar los correctivos.

Por otra parte apuntó que no es posible que se esté remitiendo a “El Pozo” a personas que no han sido sentenciadas, porque se supone que es un centro penal de máxima seguridad para recluir a los delincuentes de alta peligrosidad.

“El Pozo” se le conoce a las celdas de máxima seguridad de la cárcel de Ilama, Santa Bárbara, en el occidente de Honduras y donde, se supone, se encuentran recluidos los reos de alta peligrosidad.

IGOR PADILLA

El periodista Igor Padilla, quien laboraba para el canal de televisión Hable Como Habla (HCH), fue asesinado el pasado martes en la ciudad de San Pedro Sula.

Hasta el momento la policía maneja que el hecho criminal fue cometido por miembros de la Mara 18, entre los que se encuentra Cristián Ariel Cálix Hernández y otros 17 más, los que supuestamente fueron capturados por la Fusina ayer martes en San Pedro Sula.

Listado de los supuestos 18 miembros de la Mara 18, capturados el miércoles 18 de enero:

1.Aaron Alessan Aguilar Alemán, alias “Aaron
2. David René Benitez Sarmientos, alias Hell Bo
3. Ángel Donald Matamoros García, alias “Barbero”
4. Keysa Yosahira Burgos Sagastume, alias “Keysa”
5. Alex Beltrand Moncada Gómez, alicas “Chacula”
6. Eduin Josué Muñoz Rodríguez, alias “Sierra”
7. Darwin Adolfo Miranda Serrano, alias “Morro”
8. Antonio Alexander Chávez Díaz.
9. José Adelmo Corea Hernández, alias Trigueño
10. Jairo Nahún Cálix Hernández, alias “El Negrito»
11. Wendy Dominic Manchamé Hernández, alias “Chaparra”
12. Nazzie Okelly Meléndez Pineda, alias “La China”
13. José Ramón Hernández Rivera, alias “Quieto”.
14. Nixon Yoel Meléndez Rodríguez, alias “Yoel”
15. Carlos Enríque Maradiaga, alias “Tayne”
16. Eva Sailyn Cisnado, alias “Shakira”
17. Arlis Carminda Torres interiano, alias “Arlis”
18. Cristian Ariel, alias “Little Sam”