«Guardianes de la Patria» impulsa una cultura castrense y contraria a la paz: CIDH

La CIDH señala que ese programa impulsa una cultura castrense y contraria a la paz, además de estigmatizar y poner en riesgo a los niños y las niñas de determinados sectores sociales.  

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), reiteró su preocupación por el Plan Guardianes de la Patria, que introduce a las Fuerzas Armadas y la policía en el ámbito educativo, con el argumento de controlar la presencia de maras y pandillas en las escuelas, así como la venta y el consumo de drogas.

El Programa Guardianes de la Patria se imparte con charlas militares. En la imagen el CEB «Las Américas» de la colonia Centro América de Comyaguela.

La CIDH señala que ese programa impulsa una cultura castrense y contraria a la paz, además de estigmatizar y poner en riesgo a los niños y las niñas de determinados sectores sociales.  

la misión señaló que resulta preocupante el impacto que la situación socio-económica tiene en los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en su bienestar y en las oportunidades que tienen de desarrollarse plenamente.

La pobreza infantil en Honduras es la más severa en toda América Latina. De la población infantil de menos de 4 millones, hay 435.000 niñas y niños trabajando. Más de un millón de niños, niñas y adolescentes entre 3 y 17 años no acude regularmente a la escuela o se encuentran fuera del sistema educativo.

Los indicadores son aún más abrumadores en la niñez indígena, afrodescendiente y con discapacidad, y debe prestarse especial atención a la integración al sistema educativo de la niñez migrante retornada y la desplazada por la violencia.  

 La CIDH reiteró su preocupación por el Plan Guardianes de la Patria, que introduce a las Fuerzas Armadas y la policía en el ámbito educativo, con la finalidad de controlar la presencia de maras y pandillas en las escuelas, así como la venta y el consumo de drogas. Dicho programa impulsa una cultura castrense y contraria a la paz, además de estigmatizar y poner en riesgo a los niños y las niñas de determinados sectores sociales.  

 Por otra parte, el clima de inseguridad y violencia que se vive en el país es particularmente pernicioso para los niños, niñas y adolescentes. La niñez que vive en los barrios con fuerte presencia e implantación de las maras y las pandillas es uno de los grupos que más se ve afectado en el goce de sus derechos. La CIDH advierte que niñas, niños y adolescentes son expuestos a las presiones, amenazas, violencia y engaños por parte de las maras, y son utilizados y abusados para sus actividades. Además, son estigmatizados, discriminados y maltratados por los agentes del orden, ya que los ven como potenciales delincuentes.  Respecto de los niñas y niños que viven en situación de calle, preocupa a la CIDH su situación de extrema vulnerabilidad ante las denominadas operaciones de “limpieza social”. Este contexto de violencia incide en la decisión de migrar de muchas niñas, niños y adolescentes, y sus familias, así como en el desplazamiento interno. 

 Asimismo, la CIDH manifestó su preocupación por el elevado número de embarazos adolescentes y por el nivel de violencia sexual que experimentan las niñas y las adolescentes. Honduras es el segundo país con mayor embarazo adolescente en América Latina, con un promedio nacional de embarazo forzado adolescente en 24% entre las adolescentes de 15 y 19 años. Es alarmante que un porcentaje muy elevado de estos embarazos, cercano al 50%, sean producto de violaciones. El abuso sexual a la niñez es motivo de profunda preocupación y reclama esfuerzos prioritarios y urgentes por parte del Estado que incorporen una estrategia para la modificación de estereotipos de género en la sociedad, el empoderamiento de las niñas y las adolescentes en el conocimiento de sus derechos, y acceso a servicios como las líneas telefónicas de atención gratuita 24 horas. Durante la visita la CIDH fue informada del avance realizado en el 2017 por el Estado hondureño al modificar su legislación para no permitir el matrimonio de niños, niñas y adolescentes antes de cumplir los 18 años. Con el fin de prevenir el embarazo adolescente, la Comisión insta al Estado a incluir en la currícula escolar, materias relacionadas con la educación sexual y reproductiva.

En materia de justicia juvenil, la Comisión reconoció diferentes medidas adoptadas por el Estado, tales como la reforma de 2013 que busca que la justicia juvenil sea más especializada y ajustada a los estándares internacionales, y como la instauración del Instituto Nacional para la Atención a Menores Infractores (INAMI) como el órgano encargado de administrar el funcionamiento de los centros de detención de adolescentes en contacto con la ley penal.

Sin embargo, la CIDH advierte que la situación de los niños y adolescentes privados de su libertad sigue caracterizándose por precarias condiciones de encierro, uso excesivo de la prisión preventiva, escasos programas de reintegración social efectivos, y la necesidad de dotar el sistema de autoridades judiciales especializadas.

Respecto de los centros juveniles de detención, la información al alcance de la Comisión indica que se caracterizan por deficientes instalaciones, insalubridad, falta de programas socioeducativos que permitan una efectiva reinserción, e inseguridad e ingobernabilidad como consecuencia del control que las pandillas ejercerían al interior. Además de las condiciones deficientes que caracterizan los centros carcelarios en general, durante su visita a Renaciendo, la CIDH advirtió que únicamente se brinda educación hasta el sexto grado. Adicionalmente, y a pesar de las actividades de agricultura que están por iniciar en las siguientes semanas, la Comisión considera que no existen actividades educativas ni recreativas que garanticen una efectiva reinserción social a los adolescentes privados de su libertad en este centro. En este sentido, la CIDH observa que las condiciones de detención resultan contrarias a los estándares internacionales en materia de justicia juvenil, pues no brindan un tratamiento acorde al respeto y la dignidad humana, ni tienen como finalidad clara la reinserción efectiva y constructiva a la sociedad.

Los Garífunas: la cultura Matrifocal de Honduras que lucha contra su exterminio  

Por: Claudia Mendoza

Al amanecer, la quietud del lugar y los intensos colores de las ropas que siempre usan y que hacían comparsa al brillante sol que iluminaba, nos daban la bienvenida.  Era el día final de un encuentro que realizaron, durante una semana, mujeres indígenas y negras de Honduras, en una zona que los Garífunas recuperaron de las garras de los terratenientes. De hecho, en la comunidad de Vallecito, municipio de Limón, Colón, aún huele a lucha.

En Vallecito hay decenas de chozas hechas de bahareque las paredes y palmas de coco los techos. La zona es utilizada por las y los Garífunas como un lugar de encuentro entre las comunidades, pero también para la realización de sus ancestrales ritos. Por eso, aquella no era una reunión cualquiera y, de hecho, los tambores anunciaban el inicio de los ritos que estaba a punto de presenciar. Fue un privilegio observar cómo en una de las cabañas más grandes que se encuentra en el centro de la zona, convergían decenas de mujeres garífunas y en menor cantidad hombres, para comenzar la ceremonia.

El olor profundo a incienso pronto empezó a brotar a borbollones de aquella cabaña, al igual que los inconfundibles cánticos que le impregnaron misticismo al ambiente. Era imposible que los pelos no se pusieran de punta y que el escepticismo no asomara también, pues quien conoce medianamente de la cultura Garífuna sabe que los ritos y bailes son una evocación y un llamado a sus ancestros y ancestras, ya que esta cultura tiene arraigadas sus creencias y convicciones en que sus antepasados intervienen diariamente en sus vidas y en las acciones que como comunidad, de forma colectiva, realizan.

El Buyei, Chaman o médico espiritual, que es la persona que se encarga de determinar el origen de las enfermedades de quienes integran su comunidad y quien además es la mediadora entre los Garífunas y sus antepasados, estuvo presente en todo el rito del cual me pidió guardar distancia, pues sus ancestros serían quienes tendrían la última palabra para decidir si podía ingresar o no, a la cabaña. Como nunca lo autorizaron tuve que observar a cierta distancia, pero fue la suficiente para apreciar los diversos bailes y cantos que con vehemencia entonaban aquellas mujeres y hombres, mientras una capa de incienso que invadía el recinto, hacía mágico el momento.

En la cocina, entre tanto, hombres y mujeres preparaban los alimentos que antes de consumirse por los presentes, se ofrecerían en ofrenda a sus antepasados. Y así fue, mientras las mujeres y hombres seguían danzando y cantando, otro grupo ingresaba con la exquisita comida que recién acababan de preparar.

Nota relacionada Comunidades garífunas exigen cumplimiento de sentencia de la CIDH sobre sus territorios

Una de las características de este grupo y que se palpaba en el ambiente, es el fuerte arraigo al matriarcado, un aspecto importante de esta cultura que los convierte en el único grupo étnico Matriarcal o Matrifocal en Honduras. Y de hecho, la experiencia en Vallecito, más allá de textos y documentación alusiva que al respecto se podrían citar, dejó marcada esa diferencia existente entre los Garífunas y el resto de los grupos étnicos de Honduras.

Fui testigo de cómo los hombres y mujeres adultas, al igual que la generación joven, con una particular reverencia obedecían las peticiones, directrices, mandatos e instrucciones de las lideresas Garífunas. “Ellas son como nuestras madres”, decía un joven, de entre muchos que se encontraban en el evento y que coincidían al consultárseles su opinión sobre esa costumbre. Afirman que desde niños se les enseña a respetar a las mujeres, particularmente las de mayor edad que son, a la vez, las que se reúnen para adoptar decisiones importantes para sus comunidades, siempre guiadas por sus antepasados.

Este grupo ha forjado su destino sobre una vida de luchas por la defensa de sus territorios, por eso  realiza protestas públicas que se hacen con la consulta y la petición de acompañamiento de sus ancestros. De allí que es común ver a las y los Garífunas danzando, cantando y cargando incienso en los actos que realizan, pues están convencidos que los espíritus de sus antepasados vibran al son de los sonidos de sus tambores, de sus caracoles y de sus cantos. Ese, sostienen, es el puente a través del cual evocan su pasado para ayudar a moldear su presente y su futuro.

Con este escrito pretendo destacar parte de los aspectos culturales que caracterizan a los Garífunas, grupo poblacional que junto a los Tawakas (Olancho), Los Lencas (La Paz, Comayagua, Intibucá, Lempira y parte de Choluteca),  Los Maya-chorti (Copán y Ocotepeque), Los Tolupanes (Yoro y Francisco Morazán), Los Pech (Olancho y parte de Colón) y Los Miskitos (Gracias a Dios), conforman los 7 grupos étnicos oficiales en Honduras. Sin embargo, y lamentablemente, a diferencia de los demás grupos indígenas, los Garífunas sobresalen porque han sabido defender sus territorios, al igual que su cultura y tradiciones.

El respeto hacia las directrices y liderazgos femeninos es marcado y determinante en la toma de decisiones y acciones de defensa de sus derechos humanos, así como de las manifestaciones artísticas como las danzas, los cantos y su música. De hecho, es importante mencionar que la riqueza cultural que han sabido preservar, en particular las mujeres,  recibió el reconocimiento de la UNESCO en el año 2001, cuando se incluyó en la lista del Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.

Y así, en medio de resistencias pacíficas, procesos férreos de aculturación, invasión y despojo de sus territorios y el asesinato de líderes y lideresas, la comunidad Garífuna en Honduras ha sido el grupo más receloso con la preservación y respeto a su cultura y tradiciones. Allí radica el que haya logrado resistir en el tiempo, los embates de un mundo patriarcal que no desiste de exterminarlos.

Este texto lo sustraje de un encuentro entre mujeres negras indígenas que presencié, en diciembre del año 2016, para la realización del siguiente documento que hice para el Centro de Estudio para la Democracia –CESPAD-. Intitulado: «Punta Piedra: una comunidad que interpeló al sistema de justicia de Honduras por la defensa de sus territorios».

http://cespad.org.hn/2017/10/12/presentan-documento-punta-piedra-una-comunidad-que-interpelo-al-sistema-de-justicia-de-honduras-por-la-defensa-de-sus-territorios/

Seguiremos gritando por la paz y la cultura: Padre Melo a la rectora

El sacerdote jesuita le dice a Castellanos que lo  ha dejado expuesto a que lo desaparezcan o a que lo envíen al “Pozo”

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- “Seguiremos gritando por la paz y la cultura”, es parte de una carta pública  que ha dirigido esta tarde el director de Radio Progreso y del Equipo de Reflexión y Comunicación (ERIC) Ismael Moreno, más conocido como el padre Melo, a la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos.

“De mi parte, y desde mi equipo del ERIC y Radio Progreso, seguiremos en plena apertura al diálogo y a buscar respuestas racionales, por muy adverso que sea el ambiente”, expresó el sacerdote jesuita mediante la carta pública que  publicó en su muro de Facebook.

Moreno reaccionó luego que ayer Castellanos lo responsabilizara se sembrar la anarquía en la Universidad al haber patrocinado la semana pasada el concierto del grupo venezolano de música protesta, Los Guaraguao.

La rectora informó el viernes que el Consejo Universitario había resuelto suspender un convenio con el ERIC porque el sacerdote irrespetó la autoridad de la Alma Mater al no haber pedido permiso para que Los Guaraguao ofrecieran el concierto en Ciudad Universitaria.

Noticia Relacionada: Consejo Universitario rescinde contrato con jesuitas

Melo dice además en el escrito que “las acusaciones tan directas y amenazantes de doña Julieta, nos han dejado expuestos y mucho más vulnerables ante los poderes tan inmensos que hay detrás suya. Lo que podemos esperar tanto mi equipo como yo en particular, es una agresión física de fuerzas criminales, a que nos desaparezcan, a que nos sigan desprestigiando y estigmatizando de muy diversas maneras, o en el menor de los casos a que se nos demande y finalmente se nos sentencie a terminar en el pozo”.

Sigamos siendo promotores de la paz, la educación, la plena participación ciudadana en libertad y la democracia en un auténtico Estado de Derecho: Padre Melo

En horas de la mañana el sacerdote publicó otro texto mediante el cual le dice a la rectora universitaria que ella es  la responsable de “atizar” el conflicto en la UNAH.

A continuación el texto:

Doña Julieta

Usted está lazando sus ataques hacia afuera, quizás sin darse cuenta o sin reconocer que los principales responsables de la crisis universitaria están bastante lejos de nosotros, y probablemente demasiado cerca de Usted. Y en Usted misma, sin duda.

Usted Doña Julieta ha gozado durante muchos años de nuestro aprecio y reconocimiento. Pero esto no nos limita a expresarle que, desde nuestro punto de vista, la más alta responsabilidad para que la crisis universitaria haya llegado al estado actual, reside en Usted misma Doña Julieta. Creer o hacer sentir ante los demás que la razón y la verdad estaban solo de su parte en un país tan complejo como el nuestro, era impensable que no acabara revirtiéndose en su contra.

Usted ha de recordar que desde el inicio de las protestas estudiantiles en años anteriores, nosotros advertimos de la necesidad de escuchar, acercarse y buscar respuestas que más ayudaran a la Universidad. Tenemos los escritos y los audios. Y desde el inicio Usted vio más fantasmas en dichas protestas que realidades que exigían una atención seria y cercana de su parte. Ni por asomo atendió esta sugerencia.

Desde entonces las cosas se fueron complicando. Sin duda, hay diversas fuerzas políticas muy interesadas en sacar ventajas de las protestas estudiantiles. Pero en nada abona que ante cada demanda estudiantil, la respuesta constante sea acusar a otros de ser responsables de atizar conflictos y no ver a los estudiantes en su propia realidad identitaria. La que más ha atizado los conflictos internos ha sido Usted Doña Julieta.

Usted, Doña Julieta, está culminando su servicio en la UNAH. Y lo termina acusando. Es la peor manera de cerrar un ciclo en la vida. Como Radio Progreso y ERIC reiteramos que trataremos siempre de estar en apertura a la búsqueda de soluciones a los graves problemas de nuestro país, entre los que se encuentra la crisis universitaria.

UNAH abierta al arte y la cultura

El primer domingo de cada mes la máxima casa de estudios brindará un espacio de distracción para los hondureños

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El campus de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) fue escenario este domingo de una actividad artística, deportiva y cultural, que busca estrechar los lazos entre la academia y la sociedad.

La orquesta de cámara deleitó a los presentes con sus ritmos melódicos.

“Universidad Abierta” se denomina a la estrategia que a partir de la fecha se pondrá en práctica el primer domingo de cada mes de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde para promover el arte y la cultura y ofrecer nuevos espacios de esparcimiento a los hondureños.

La Librería Universitaria estuvo presente en la jornada,

Este domingo se desarrollaron talleres de papel mache para niños, curso de decoración de galletas y de chocolatería. Asimismo un concierto de la orquesta de cámara, cine, cuenta cuentos, yoga, zumba, exposición de carros clásicos, visitas al mariposario, herbario y museo de historia, ciclismo y senderismo, entre otras.

Estos carros clásicos fueron parte de la atracción.

El evento fue inaugurado por  la rectora, Julieta Castellanos, quien explicó que el proyecto permitirá que la ciudadanía conozca más a la UNAH, especialmente sobre el proceso de la reforma universitaria.

La rectora, Julieta Castellanos, inauguró el evento,

“Somos universidad pública, nos sostenemos con el 6% del presupuesto y queremos devolverle a la ciudadanía parte de lo que recibimos para funcionar”, expresó Castellanos.

La autoridad académica adelantó que a futuro se espera abrir los diferentes auditorios para alojar a más visitantes.

Galería fotográfica: