Asonog, Ciprodeh y MADJ, denuncian campaña criminal en su contra por parte de Aura Mineral/Minosa

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –La Asociación de Organismos No Gubernamentales (Asonog), el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) y el Centro de Investigación y Promoción de Derechos Humanos (Ciprodeh), denunciaron la mañana de este martes que son víctimas de una “campaña criminal” por parte de la empresa Aura Mineral, subsidiaria de Minerales de Occidente (Minosa).

La semana pasada empleados de Minosa portaron pancartas y denunciaron públicamente que las tres organizaciones, que realizan trabajos de defensoría de derechos humanos, se están oponiendo “al desarrollo” de la comunidad de Azacualpa, en el municipio de La Unión, en el occidental departamento de Copán, donde se explota una mina.

En conferencia de prensa los representantes de las tres organizaciones señalaron que están siendo objeto de una embestida de amenazas, calumnias y campañas de odio, a partir de la defensa de los habitantes del municipio de La Unión, Copán que exigen se les respete y garantice el derecho humano a la soberanía comunitaria y a la cultura, por parte de la empresa minera, que pretende exhumar los restos humanos del cementerio comunal de Azacualpa, para continuar la explotación de los recursos de la zona.

Noticia Relacionada: Minosa insiste con explotar cementerio en La Unión, Copán

Recordaron que su trabajo siempre ha generado incomodidades a los grupos de poder nacionales e internacionales que abusan de los bienes y recursos de del país. Sin embargo, que en esta oportunidad sus detractores no se han valido de las campañas sucias tradicionales, sino que han recurrido a una campaña criminal, porque “se han valido de la compra de voluntades de pobladores, compra de espacios y periodistas para incentivar el odio, utilización de mecanismos oficiales para la declaratoria de “non gratos” a nuestras organizaciones, y el señalamiento con nombres y apellidos de los representantes de nuestras organizaciones”.

Acusaron directamente a Minosa de haber movilizado gente el pasado 14 de agosto a la carretera internacional CA-4, a la altura de la comunidad de Cucuyagua. Estas personas portaban ese día pancartas y mensajes claros que “estigmatizan y criminalizan el trabajo de las y los defensores”, señalaron las organizaciones.

Asimismo, denunciaron la supuesta complicidad de la Municipalidad de La Unión en la campaña de criminalización en su contra y la complicidad en la destrucción de los recursos naturales del municipio de La Unión por parte del Ministerio Público, Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y la Secretaria de Recursos Naturales.

A juicio de los denunciantes, las autoridades de las instituciones antes citadas, tienen un concepto acomodado del desarrollo, una visión entreguista de los recursos que le pertenecen a la colectividad de la población y de exigencia a la población a que se conforme con las migajas y el despojo que provocan las empresas mineras.

Asonog, Ciprodeh y MADJ, denunciaron, además, que la contaminación generada por la actividad minera ha ocasionado la pérdida 14 fuentes de agua en la zona, de acuerdo a un estudio del Centro de Estudio para la Democracia (Cespad).

Asimismo, que existe desde 2012 una prohibición de la población de La Unión para que la minera explote el territorio del cementerio (confirmada en Cabildo Abierto en 2015), y que había una aceptación por parte de Minosa que posteriormente incumplió y que ante la denuncia y protesta de los mismos pobladores 19 personas fueron procesadas en 2014.

Noticia Relacionada: Agresiones contra defensores de cementerio en Azacualpa están a la orden del día por oponerse a la minería

Demandaron a los medios de comunicación que se han prestado para difundir la campaña de odio y criminalización, brinden los espacios correspondientes para exponer los argumentos técnicos que están negando la exhumación de cadáveres a Minosa.

Finalmente, responsabilizaron a Minosa y a las autoridades hondureñas por cualquier atentado en contra de sus organizaciones y sus integrantes, así como de los pobladores de la Unión opuestos a las pretensiones de exhumación de la minera.

Asimismo, exigieron responsabilidad y respeto a los países y a las casas matrices de las empresas internacionales involucradas en la actividad extractivista y la aplicación del rigor legal de los Estados a fin de castigar las violaciones a los derechos humanos que las empresas generan en Honduras.

El calvario de Azacualpa, La Unión, Copán

Por: Hugo Noé Pino

Los conflictos mineros, junto a los provenientes de la instalación de hidroeléctricas, se han multiplicado en el país; la razón principal de ello son las múltiples y arbitrarias concesiones otorgadas a empresas de parte del gobierno hondureño. Desde 2005 hasta comienzos de 2013, los gobiernos de esos períodos establecieron una moratoria al establecimiento de permisos de exploración y explotación, producto de los problemas sociales y ambientales producidos por la minería.

Sin embargo, a comienzos de 2013 se aprobó una nueva ley de minería bajo el ropaje de consenso de diferentes sectores, pero la cual reflejaba los intereses principales de las empresas mineras. Son tales los problemas de esa ley que siete de sus artículos (22, 27, 53, 56,68, 76, 77) han sido declarados inconstitucionales por la Corte Suprema de Justicia. Esto no ha impedido el aumento desproporcionado de concesiones.

Uno de los principales puntos en el caso de la minería y de las hidroeléctricas es que no se puede imponer a las comunidades el establecimiento de empresas que compiten con el uso de sus recursos naturales. Tanto las leyes nacionales (de tan difícil aplicación por la debilidad institucional de país), como tratados internacionales, establecen el derecho a la consulta a las comunidades antes de la aprobación de cualquier proyecto de esta naturaleza. No obstante, este es un requisito que ni el gobierno nacional, ni el gobierno local se preocupan por cumplir. Los conflictos derivados de estas arbitrariedades han costado sangre, sudor y lágrimas a muchas comunidades. El asesinato de Berta Cáceres y otros líderes ambientalistas lo muestran.

Las empresas, con falsas promesas de progreso económico, dividen las comunidades, afectando el capital social necesario para que puedan verdaderamente mejorar. La minería, no solo se lleva los recursos del subsuelo hondureño, sino que aporta mínimamente a la generación de empleo y muy poco a la generación de impuestos nacionales y locales. Estudios nacionales e internacionales muestran que la minería no alcanza a generar ni el 1% del PIB, su aporte a la creación de empleos es mínima, como también su contribución al fisco nacional y local.

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras, La Universidad de Clarck de Estados Unidos y Oxfam Internacional en el estudio titulado Territorios en Riesgo, Minería, tierra y agua en Honduras en el primer párrafo de su parte introductoria expresa “Los conflictos relacionados con la tierra y la escasez de agua están aumentando en todo el país. Los defensores del medio ambiente y de los derechos humanos siguen siendo atacados y criminalizados por el gobierno, las empresas y sus fuerzas de seguridad privadas”. (Estudio Territorios en Riesgo primer párrafo introductorio, página 7). 

En algunos lugares, como Azacualpa, municipio de la Unión, Copán, hasta el cementerio de la comunidad están levantando para explotar el cerro en que se encuentra. La negativa de pobladores a que profanen las tumbas de sus familiares, que afecten sus fuentes de agua y que contaminen el ambiente, ha sido respondida por la empresa Minerales de Occidente S.A. (MINOSA) con una campaña de división enfrentando a los empleados de la empresa contra otra parte de la comunidad. La campaña ha incluido ataques contra organizaciones no gubernamentales como el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) y la Asociación de Organismos No Gubernamentales (ASONOG), quien tiene una amplia trayectoria y prestigio nacional e internacional por su apoyo a proyectos de desarrollo no solo en el occidente, sino a nivel nacional.

Nota relacionada Foro sobre minería concluye que pobladores de Azacualpa, Copán son víctimas de violaciones sistemáticas

La solución a este problema de confrontación en la comunidad es sencilla ha dicho don José Ángel López, uno de los pobladores que se opone a la explotación del cerro el cementerio en Azacualpa: “solo se necesita que el señor Monty Wilian Reed, gerente de la empresa Aura Minerals de capital canadiense desista de su intención de explotar este cerro, y se evita el conflicto”.

Ante este clima de confrontación, que se está extendiendo en varias partes del país, las autoridades prefieren la política del avestruz, esconder la cabeza en la tierra. Funcionarios, como el flamante Comisionado de los Derechos Humanos, han visitado la zona, pero no han contribuido a encontrar una solución justa a los reclamos de los pobladores. Desde ya, hay que responsabilizar a la empresa y al gobierno por cualquier acto de violencia que lamentar, dado la falta de interés en resolver este problema.

Red Europea de Solidaridad con Honduras exigen se paren exhumaciones en cementerio de Azacualpa

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – La Red Europea de Solidaridad con Honduras en una carta pública dirigida al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ministra de Derechos Humanos, Comisionado Nacional de Derechos Humanos y al alcalde de La Unión, Copán que cesen las exhumaciones en el cementerio de la comunidad de Azacualpa.

Manifiestan además su preocupación por la integridad física y psíquica de los defensores de Derechos Humanos Martín Fernández y Oscar Martínez ya que ambos integrantes del MADJ han sufrido atentados contra su integridad y la vida misma.

En la misiva exigen al Estado de Honduras que reconozca la labor de los y las defensores de derechos humanos y que cese la campaña de difamación y tome medidas adecuadas para garantizar la protección y el respeto de la vida.

Reclaman al Estado de Honduras que cumpla con el convenio 169 de la OIT, respetando los derechos de los pueblos indígenas en las comunidades del municipio de La Unión.

Carta abierta respecto a las agresiones permanentes contra la comunidad de Azacualpa y las organizaciones acompañantes

Alemania 8 de agosto 2018

Estimados/as Señores y Señoras de la Municipalidad de La Unión/Copan:

Estimado Señor Rolando Argueta:

Estimada Señora Karla Cueva:

Estimado Señor Roberto Herrera:

Las organizaciones abajo firmantes conformadas en la red europea de solidaridad con Honduras elevamos nuestra voz de alerta frente a las sistemáticas violaciones de derechos humanos por parte del Gobierno de la República de Honduras y sus funcionarios/as, sobre los ciudadanos/as de la comunidad de Azacualpa, del municipio de La Unión del departamento de Copán.

De igual forma condenamos las agresiones sistemáticas que están enfrentado el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), la Asociación de Organizaciones No Gubernamentales de Honduras (ASONOG) y otras organizaciones ambientalistas por acompañar a las y los ciudadanos/as en defensa de su hábitat y en contra de la explotación del cerro El Cementerio. Que derivado de lo anterior se está promoviendo una campaña de desprestigio y confrontación entre la comunidad, actos promovidos por la empresa minera Minerales de Occidente S. A. (MINOSA). Que ha buscado la división y la generación de plataformas para instrumentalizar la participación ciudadana a favor de sus intereses, en detrimento de los intereses de la comunidad de Azacualpa.

Por lo tanto, exigimos al Estado de Honduras y a sus funcionarios/as cumplir con los amparos judiciales (de mayo 2018 y 27 de junio 2018) que no permiten las exhumaciónes y la explotación de cerro El Cementerio y ordenan a la municipalidad de La Unión: “INMEDIATO CESE Y HAGA CESAR las exhumaciones de difuntos inhumados en la comunidad para lo cual deberá usar todos los mecanismos legítimos contemplados en nuestra legislación”.

Minosa

La comunidad de Azacualpa y las 35 personas que presentaron el segundo amparo están representadas por el abogado Víctor Fernández y el equipo legal del MADJ. ASONOG, MADJ y las otras organizaciones ambientalistas acompañantes enfrentan una campaña de difamación en la cual se les está acusando de entorpecer el desarrollo del municipio de La Unión y de hacer injerencia en las comunidades. Estas organizaciones responden a la solicitud expresa de las mismas comunidades ante la represión militar y policial de la que han sido objeto a petición de la transnacional y en connivencia de la corporación municipal y entes de derechos humanos. A esto se suman los contingentes de seguridad de la compañía minera que en repetidas ocasiones han intimidado a los y las manifestantes.

La campaña de odio y desprestigio fue emprendida por la municipalidad de La Unión Copán, la empresa Aura Mineral subsidiaria de MINOSA y algunos medios de comunicación local y nacional que menosprecian y criminalizan las organizaciones y a los y las líderes locales.

Estamos preocupados/as por su integridad física y psíquica en vista del fallo del sistema judicial como por ejemplo en el caso de los defensores de Derechos Humanos Martín Fernández y Oscar Martínez. Los dos integrantes del MADJ han sufrido atentados contra su integridad y la vida misma.

El caso se encuentra sin investigar y judicializar a los perpetradores de estos actos a pesar que los victimarios fueron identificados. Este resultado de justicia dejó en total indefensión a los defensores para ejercer su labor.

Por lo tanto, exigimos al Estado de Honduras que reconozca la labor de los y las defensores de derechos humanos y que cese la campaña de difamación y tome medidas adecuadas para garantizar la protección y el respeto de la vida.

Nota relacionada Agresiones contra defensores de cementerio en Azacualpa están a la orden del día por oponerse a la minería

Además, exigimos al Estado de Honduras que cumpla con el convenio 169 de la OIT, respetando los derechos de los pueblos indígenas en las comunidades del municipio de La Unión. A los entes judiciales exhortamos que garanticen el cumplimiento de los amparos judiciales de mayo 2018 y junio 2018 que no permitan las exhumaciones y la explotación de cerro El Cementerio.

Por lo tanto, elevamos también nuestra voz de alerta a las diferentes delegaciones diplomáticas en Honduras de la Comunidad Europea a sostener su compromiso por velar por el cumplimento de los derechos humanos y por el respeto a la autodeterminación de los pueblos en sus territorios.

Atentamente,

Cadena de Derechos Humanos Honduras, Alemania

Collettivo Italia Centro América (CICA), Italia

Foro Honduras Suiza, Suiza Honduras

Delegación, Alemania Oficina Ecuménica por la Paz y la Justicia, Alemania Plataforma por Honduras en Madrid, España

Cc. Unidad de Protección Oficina de Alto Comisionado de Naciones Unidas en Honduras

Delegación de la Unión Europea en Honduras

Embajada en Alemania Embajada en el Estado español Consulado General en Italia Embajada en Suiza

Agresiones contra defensores de cementerio en Azacualpa están a la orden del día por oponerse a la minería

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Las agresiones contra los pobladores de la comunidad de Azacualpa en el municipio de la Unión, departamento de Copán son frecuentes contra quienes se oponen a desenterrar los muertos sin que las autoridades hagan algo, denuncia la Asociación de Organismos no Gubernamentales (ASONOG).

ASONOG hace un llamado urgente a las organizaciones del Estado de Honduras y a las organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los Derechos Humanos a intervenir inmediatamente la zona, para asegurar el bienestar comunitario y proteger a las poblaciones de estas acciones violentas.

COMUNICADO PÚBLICO

La Asociación de Organismos no Gubernamentales ASONOG, entidad sin fines de lucro que aglutina a 19 organizaciones no gubernamentales en el nivel nacional, ante los ataques violentos que han sufrido las y los defensores de la comunidad de Azacualpa, La Unión, Copán, por proteger su tierra, herencia cultural y sus derechos, durante la semana anterior, a la opinión pública local nacional e internacional hace saber:

Que el día 01 de agosto de 2018, el presidente del Patronato de Azacualpa, La Unión, Copán, Señor Orlando Rodríguez, llegó al sitio denominado Isla del Combustible y en un altercado y discusión tomó violentamente del cuello al Señor José Eduardo Pérez, quien se opone a la explotación del cementerio comunitario, ya que tiene a sus parientes sepultados allí.

Que el día 03 de agosto de 2018, el Señor Miguel Trigueros, en el sitio denominado Isla del Combustible, agredió violentamente a la joven Bersy Rivera, lanzándola al suelo y golpeándole en la cara, por oponerse a la explotación del cementerio comunitaria.

Que el día sábado 4 de agosto a eso de las 1:00 pm en un retén coordinado por el patronato de San Andrés se les obstaculizó el paso a los compañeros Abencio Fernández quien labora con CIPRODEH y el motorista quienes venían de acompañar una misión con la fiscalía de las etnias y la fiscalía del ambiente en la comunidad de Azacualpa agrediéndolos verbalmente y preguntándoles si ellos trabajaban para ASONOG pues estaban dispuestos a tomar justicia contra esta organización.

Que el día 05 de agosto de 2018, en la comunidad de Azacualpa, La Unión, Copán, a las 05:00 pm, se suscitó un nuevo acto de violencia. cuando el señor Olvin Omar Villanueva, atacó con machete al señor Rigoberto Ramírez, a quién le advirtió que lo atacaba por oponerse a la explotación del cementerio de la comunidad, situación que se ha derivado por la insistencia de la compañía MINOSA, subsidiaria de Aura Minerals, de explotar el cerro donde está ubicado en cementerio de Azacualpa, considerado un patrimonio ancestral de la comunidad.

Como ASONOG, repudiamos todo tipo de violencia y atribuimos estos hechos al clima de odio que la empresa Aura Minerals y MINOSA, a través de sus aliados están levantando en contra de los pobladores y contra ASONOG, en su avaricia por explotar hasta los lugares sagrados de las comunidades donde han insertado un conflicto social el cual ha llegado hasta la violencia verbal, cultural, moral y física.

Nota relacionada Foro sobre minería concluye que pobladores de Azacualpa, Copán son víctimas de violaciones sistemáticas

Hacemos un llamado urgente a las organizaciones del Estado de Honduras y a las organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los Derechos Humanos a intervenir inmediatamente la zona, para asegurar el bienestar comunitario y proteger a las poblaciones de estas acciones violentas.

La ASONOG de manera responsable y con su accionar en el marco de la ley, deja manifiesto su compromiso con la defensa de los pueblos. los Derechos Humanos y el medio ambiente.

TODA MINA CONTAMINA

ASONOG Santa Rosa de Copán, Honduras 06 de agosto de 2018.

Minosa insiste con explotar cementerio en La Unión, Copán

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Pese a la resistencia de los pobladores de las comunidades de Azacualpa, El Cedro y La Ceibita, en el municipio de La Unión, Copán, la empresa Aura Minerals, subsidiaria de Minerales de Occidente, S.A. (Minosa) insiste con explotar el cementerio que sirve de morada de los deudos de la zona.

Bety Vásquez, del Movimiento Ambientalista Santabarbarense, lamentó lo que sigue ocurriendo en el municipio de La Unión, Copán, especialmente por la insistencia en la explotación del cerro El Cementerio, donde se sigue irrespetando las costumbres de los pueblos mesoamericanos, al seguir con la exhumación de cadáveres, dijo.

La ambientalista apuntó que los ejecutivos de la empresa minera pagan entre 30 a 90 mil lempiras por fosa. El pago depende de las condiciones de los mausoleos, precisó Vásquez.

De acuerdo a la Coalición Nacional de Redes y Organizaciones Ambientalistas de Honduras (Conroa), hasta el momento se han efectuado 123 exhumaciones.

Noticia Relacionada: Empresas mineras Aura Minerals y MINOSA generan conflicto al desenterrar cuerpos en La Unión, Copán

Este miércoles durante una movilización en las calles de Tegucigalpa,  los pobladores denunciaron que el pasado 6 de julio el gerente general de Aura Minerals, Monty Wiliam Reed y el presidente del patronato de la comunidad de Azacualpa, Orlando Rodríguez, publicaron notas donde expresan su interés por explorar el cerro El Cementerio, pese a la oposición de los vecinos.

“Debido a estas publicaciones se ha generado un enfrentamiento entre ejecutivos de la empresa, contratistas y personas de otros lugares en contra de los vecinos que nos oponemos a la explotación considerando que allí descansan en paz nuestros seres queridos, además esta explotación dejaría en alto riesgo nuestra comunidad”, dicen los pobladores mediante un comunicado.

Los pobladores desautorizan a Orlando Rodríguez y dijeron que «tiene contratos firmados con la empresa minera» y es por eso que se está tomando atribuciones unilaterales con el ánimo de favorecer a Aura Minerals.

Recordaron que existen documentos firmados por los señores Monty Wiliam Reed y Orlando Rodríguez, donde ambos hacen constar que aceptan la postura de los pobladores en cuanto a la no explotación del cerro El Cementerio.

Los pobladores responsabilizan a Monty Wiliam Reed y Orlando Rodríguez, de las consecuencias que el conflicto pudiera generar en detrimento de la integridad física de los opositores a la explotación.

La insistencia de la empresa minera sobre la explotación del cerro El Cementerio, continúa pese a que le 11 de enero de 2015 hubo un cabildo abierto donde se acordó el no cierre del cementerio de la comunidad y por ende la no explotación.

Foro sobre minería concluye que pobladores de Azacualpa, Copán son víctimas de violaciones sistemáticas

Santa Rosa de Copán.-El Foro Dignidad Humana y Explotación Minera concluyó este lunes 9 de abril que los pobladores de la comunidad de Azacualpa, La Unión, en el departamento de Copán, son víctimas de violaciones sistemáticas a los derechos humanos.

 Foro sobre minería

La actividad fue organizada por la Asociación de Organismos No Gubernamentales (Asonog) y el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) y tuvo lugar en Santa Rosa de Copán, donde los organizadores y pobladores expusieron la realidad que enfrentan los pobladores de Azacualpa, donde viven alrededor de 400 familias.

Lea además: Honduras registra 302 concesiones mineras; Cortés y Olancho encabezan la lista (VIDEO)

Un grupo de abogados fue el responsable de exponer la perspectiva legal, así como la problemática que enfrentan ante la violación a sus derechos humanos. “No solo se trata de un cementerio, de afectaciones físicas o psicológicas. Las afectaciones son directas e incluyen la seguridad de los pobladores. La situación es grave en la comunidad” explicó Diego Aguilar del MADJ.

Noticia Relacionada: Coalición Ambientalista de Copán denuncia contaminación de río Lara por compañía minera

Fueron los pobladores que viven en la zona, los que compartieron sus testimonios, los que narraron cómo se les han violentado sus derechos por la disputa que se genera por un cementerio, donde la empresa Minerales de Occidente S. A. (Minosa), filial de Aura Minerals de capital canadiense quiere explotar esa área para extraer oro, plata y bronce. Todo comenzó en el año 2012, cuando la empresa hizo pública su intención de exhumar y remover unas 400 osamentas del cementerio que data desde hace 200 años y que pertenece tanto a Azacualpa como a otras comunidades aledañas.

Noticia Relacionada:Hasta cementerio quiere explotar compañía minera canadiense

“Hay dos eventos que marcan la ola de concesiones a nuestro país, la primera es con el huracán Mitch, y bajo el criterio de recuperar económicamente se concesionó de manera indiscriminada el territorio. Muchas de las concesiones afectaban zonas protegidas poniendo en conflicto la calidad del agua y eso fue lo que ha provocado la lucha para declarar inconstitucional la ley de minería. Y luego el golpe de Estado del 2009, también promovió la concesión de territorios y ni fueron consultadas las comunidades” explicó José Ramón Ávila, director de Asonog.

Son esas concesiones que ahora tienen en una encrucijada a la comunidad de Azacualpa. A la fecha son más de 100 cuerpos los que han sido extraídos de sus tumbas, algunos con la autorización de algunas familias por la necesidad económica y otros sin el consentimiento, los que fueron removidos de sus fosas. “Nos toca ver de lejos como la empresa saca a nuestros muertos, porque si nos acercamos al cementerio nos capturan o nos matan. Hay desunión, en las exhumaciones unas familias quieren y otras no. Es un conflicto grave el que se vive en la comunidad” expresó Miguel Ángel López, Presidente del Comité Ambientalista de Azacualpa

Ante esta problemática y luego de estudios, visitas, gestiones ante las autoridades gubernamentales, los pobladores evidencian la serie de violaciones que se cometen con el fin de extraer oro en esta zona. “Hay una violación sistemática a los derechos humanos de parte de la institucionalidad de Estado a los pobladores de esta comunidad” dijo Víctor Fernández del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ).

Las familias han entrado en conflicto, la mina ha dividido familias, así como lo que vivió la Familia Guerrero que entre el oro y la plata, decidió por su pariente para que no lo removieran de la fosa. Los pobladores se ven indefensos, no tiene protección estatal y mientras viven en silencio la problemática, están viendo cómo cada día los muertos de Azacualpa son sacados de sus tumbas. En silencio Azacualpa sufre los embates de una concesión que desde hace 20 años marcó las vidas de las cuatro comunidades en La Unión, Copán.

Otorgan sobreseimiento definitivo a pobladores de Copán que protestan contra contaminación provocada por minera canadiense

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Los juzgados de Letras Penal de Santa Rosa de Copán otorgaron sobreseimiento definitivo a cinco mujeres y 14 hombres que han realizado protestas en defensa de sus territorios, ante la indiscriminada explotación de sus recursos por parte una empresa minera de capital canadiense.

Los pobladores de Azacualpa han sido arrinconados a los tribunales de justicia durante los dos últimos años.

Los beneficiados con la decisión judicial son pobladores de la comunidad de Azacualpa, del municipio de La Unión, en el occidental departamento de Copán, quienes fueron procesados judicialmente por manifestarse públicamente en contra de la empresa Aura Mineral`s, que ahora pretende explotar hasta el cementerio de la zona.

Por dos años consecutivos los pobladores tuvieron que presentarse a firmar un libro cada semana y fueron objeto de ocho audiencias públicas celebradas en los Juzgados de letras Penal en Santa Rosa de Copán, lo que consideran persecución y represión judicial.

El 30 de junio del año pasado los pobladores de Azacualpa denunciaron a la firma canadiense de pretender exhumar los restos de sus deudos porque próximamente centraría sus operaciones en ese lugar para explotar minerales.

Imágenes de la conferencia de prensa realizada el año pasado.

Los habitantes hicieron la denuncia en la capital hondureña donde señalaron que la empresa canadiense Aura Mineral’s, subsidiaria de Minerales de Occidente S. A. MINOSA, “pretende exhumar los restos de más de 200 osamentas que son patrimonio de la comunidad de Azacualpa, con el fin de obtener la licencia ambiental y proceder a explotar esta área”.

También denunciaron que están siendo víctimas de actos de intimidación, persecución y guerra sicológica por parte de autoridades locales, el ejército y representantes de la empresa canadiense para obligarlos a firmar actas de conciliación.

En el año  2012 la comunidad de Azacualpa firmó bajo presión un acuerdo con la empresa canadiense Aura Mineral’s,  el cual contemplaba la construcción de 396 viviendas, ejecución de proyectos sociales y el respeto a la distancia de 200 metros del cementerio de la localidad donde descansan los restos de sus familiares. Sin embargo la empresa se encuentra actualmente explotando a 50, 23 y 27 metros del cementerio, acción que violenta los acuerdos firmados, señalaron los pobladores mediante un comunicado.

Mediante la misiva, denunciaron, además la explotación a cielo abierto que realiza la firma y que está ocasionando graves daños en la salud de los pobladores de la comunidad, donde hay daños producto de la contaminación que emana el arsénico, mercurio y plomo en sus cuerpos, además la destrucción y daños al medio ambiente, ya que existen alrededor de 14 fuentes de agua que se han secado y otras que están en riesgo de perderse.

https://criterio.hn/2016/06/30/cementerio-quiere-explotar-compania-minera-canadiense/