A tu criterio|Noticias Destacadas

Sueño seco de abril, con efemérides inconexas

Compartir

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

 

Abril es el mes de las mutaciones primaverales, en ciclos que se repiten. Los campesinos dicen que ya la tierra se ha calentado. Hay que quemar la broza o romper el suelo de la parcela y esperar las primeras aguas de mayo. (Ojalá no huracán que vomita agua de muerte). Fili me da solamente 13 días de abril para derrocar a JOH, por la vía de la insurrección, porque, si no, amenaza ¡él se va como candidato con Doris en la Gran Alianza que ahora Melo dice que es la única alternativa! Mis compañeros LIBRES están felices con la indubitable victoria de Xiomara y de compas como Hugo Noe y Ramón Barrios, de Omar Menjivar en San Pedro. Así que les pido su venia porque, para no desentonar, tendré que extremarme en el vitriolo, la fuga, la tangente y la hipérbole.

Bien puede ser. Abril ha sido un mes azaroso en las modernas efemérides políticas nacionales. En abril de 1903 triunfó, contra Dr. Juan A. Arias, la revolución de Manuel Bonilla quien, después de un descalabro, de nuevo se hizo con el poder, en abril de 1907. La Primera Guerra Civil estalló luego de que, en abril de 1919, ganara fraudulentamente las elecciones el cuñado del Sr. presidente. En abril de 1923, la Convención del Partido Nacional, proclamó la candidatura del Gral. Tiburcio Carías, que llevaría a la Segunda Guerra Civil, en abril de 1924, y que culminó con batallas sangrientas -aún se acostumbraba la carga a machete-. A fines de abril de 1931, ante los descalabros provocados en la economía bananera por el Crack de fines del 29, estallaron las revoluciones de Filiberto Díaz Zelaya, Arturo Ordóñez y el liberal Gregorio Ferrera, asesinado poco después. El 24 de abril, en los muelles de Tela, estalló la inquietud que llevaría a la formación del primer Comité y a la Gran Huelga de 1954. El 22 de abril de 1975, Melgar Castro dio un golpe contra López Arellano, luego del escándalo del Bananagate, y el 20 de abril de 1980 ¡se convocó a la elección de una Asamblea Nacional Constituyente!

El año antepasado, en este mes de abril, luego de perder sus cosechas por sequía, una movilización del pueblo lenca viajó desde la Sierra hasta Tegucigalpa, para presentarse ante el gobierno a explicar que estaban amenazados por la hambruna, y a excusarse de pagar sus deudas de a centavo al banco agrícola que, bajo mejor circunstancia, a los grandes latifundistas les ha conmutado millones. Ningún funcionario gubernamental salió a recibirlos o hablar con ellos, ni tú Rocío. CNN titulaba en abril del año pasado (2020): el gobierno de EUA señala al presidente de Honduras por narcotráfico. Esta semana en cambio, esa cadena independiente titula lo contrario, y sin importarles Harris, Zúñiga y González anuncian que ya están trabajando con el gobierno de Honduras comprometido a detener a los migrantes, en especial a los niños. Lo que más les preocupa son los güirros, emblemáticos.

De modo que ¿hemos regresado? a la concepción que años atrás buscó resolver el ¿problema migratorio? convirtiendo al país en ¿una olla de presión? ¿O hemos vuelto tres siglos atrás? A cuando ante las quejas de los ingleses de que los irlandeses se reproducían demasiado rápido, generando un problema, miseria pordiosera y raterismo, el matemático y literato irlandés Jonathan Swift publicó en 1729, el ensayo titulado Una modesta propuesta para resolver el problema de los niños pobres (irlandeses), en que proponía, al final, que sus padres que no los pudieran mantener, los vendieran a los ingleses, para comerlos, cocinados al vapor. O como fuera. ¡Un manjar delicioso!

Se cuenta que cuando en Papúa, Nueva Guinea, Vuanatu y otros archipiélagos de la paradisíaca Gran Oceanía -que desaparecerán pronto bajo el mar- florecieron, de 1919 a 1922, los cultos del carguero, luego de matar a sus cerdos y abandonar sus huertos, porque ya no los necesitarían, los isleños de morenos cuerpos perfectos celebraban, en abril, las ceremonias de la Vaillala, comunión, danzas temblorosas y desfiles marciales con rifles de palo pintado, las que propiciaban el retorno anhelado del Carguero, rebosante de tesoros, que les pertenecían, pero tiempo ha, les habían sido secuestrados por crueles blancos. Aunque según la profecía, un día, para delirio universal, si se cumplían los rituales, regresaría, piloteado por los fantasmas de los ancestros, a desembuchar sobre la playa su cornucopia de cuchillos, joyas, comida enlatada y hasta rifles, para sacar al colono.

El culto del carguero decayó después hasta casi desaparecer a inicio de los 40´s en la segunda Guerra. Abril, decía por ese entonces Thomas S. Eliot, es el mes más cruel. Supongo ¿por qué siendo inicio de la primavera, temporada que celebra la luz y el calor, la vida y la abundancia, cuando estamos confrontados más bien con la muerte y la violencia, la hambruna y el engaño? ¿Va a ser acaso abril el mes en que por fin caiga en cuenta el pueblo de Honduras, de qué se engañó solo, cuando se imaginó que como el carguero vendría el avión de la DEA para liberarlo de JOH u los cuarenta cachurecos? El mes de la declaratoria de candidatos por el CNE, luego de que este, finalmente se coordinara, para hacer indubitables correctivos y proclamar su propia apoteosis, acaso sin entender su contradicción, ser juez y parte. ¿El mes en que entienda por fin este pobre pueblo que siempre estuvo solo frente a la dictadura? Y que la libertad -como el carguero- no llega sola, ni por pantomimas y elecciones tramposas bajo ley y control de los candidatos, sino que hay que conquistarla palmo a palmo, como decía Winston, sin proclama, todos juntos.

Este abril, asimismo, se conmemora (no hay nada que celebrar, dice OFRANEH) el Bicentenario más 24 años, de la llegada a Honduras, en 1797 de los garífunas. Que en tanto tiempo una sociedad criolla profundamente racista no solo no integra si no aun acosa. De modo que, se ha expulsado a su población de la Costa desde hace medio siglo, y cuando los que quedan se resisten a abandonar su territorio y su cultura, el régimen se dispone a hacer lo que sea para desalojarlos: y la etnia cuenta ya docenas de mártires. Al igual que la de los lencas que ¿no han podido conseguir que la comunidad nacional o mundial reflexione sobre la transferencia de un millón de dólares del banquero de la empresa designada al militar asesino, dos días antes de que matara a Berta, quien ya tenía un rosario de mártires?

Este infierno de la impunidad y la corrupción, de los asesinatos, de las elecciones de corruptos y los continuismos asegurados tiene ya más de cien años, desde que estalló la Revolución del 19. ¿Hasta cuando hondureño? ¿Qué nuevo abril esperas para despertar, para darte cuenta? ¿Para pronunciarte en Primavera? ¡Se necesitan 50 mil hartos, dice La Patria, para rodear en Tegus, la casa de JOH! Los demás se van solos.

Un comentario en “Sueño seco de abril, con efemérides inconexas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.