Global.

Situación financiera del Seguro Social de Nicaragua es “terrible”

Compartir

Tomado de LaPrensa

El Instituo Nicaraguense de Seguridad Social (INSS), cerró el primer trimestre de este año con un aumento del 985.9 por ciento en su déficit financiero operativo, lo que revela —según un análisis del economista Adolfo Acevedo—, “el terrible cuadro financiero del INSS con el cual se encontró la misión del Fondo Monetario Internacional que visitó el país durante el mes pasado”.

Entre enero y marzo de este año el déficit operativo (ingresos totales menos gastos administrativos) del Seguro Social ascendió a 352.6 millones de córdobas, superior a los 32.5 millones de córdobas acumulados en déficit en similar periodo del 2016.

El déficit en el primer trimestre de este año del INSS se incrementa a 478.1 millones de córdobas, antes de donaciones, cuando se incorporan los gastos en activos no financieros.

Según el balance financiero publicado por el Banco Central de Nicaragua, en el primer trimestre el Seguro Social logró 5,739.9 millones de córdobas en ingresos insuficientes para cubrir sus gastos operativos que sumaron 6,092.5 millones de córdobas.

“Este crecimiento tan fuerte del déficit operativo obedeció principalmente a que los ingresos totales a marzo 2017 crecieron a una tasa interanual (13.3 por ciento) muy inferior a la observada a marzo de 2016 (16.4 por ciento), mientras que los gastos operativos crecieron a una tasa del 19.5 por ciento, bastante similar a la tasa del 19.7 por ciento que mostraron a marzo de 2016”, explica Acevedo en su análisis difundido este sábado entre sus contactos.

Y pese a la creciente fragilidad en las finanzas del Seguro Social, la nómina salarial siguió en crecimiento  (13.2 por ciento), aunque a menor ritmo comparado con similar periodo del año pasado (30 por ciento). “Sin mayores datos, no es posible saber si esta fuerte desaceleración obedece a un menor crecimiento del número de trabajadores o de los salarios promedio”, explica Acevedo.

En su última visita en mayo pasado, el Fondo Monetario Internacional le informó al Gobierno que recortaba de 2024 a 2019 la sostenibilidad de las finanzas del INSS y que si no lograba aplicar medidas dentro de año y medio habían riesgos de que el pago de pensiones pasara al Presupuesto General de la República, que de por sí opera con déficit.

El FMI puso sobre la mesa del Gobierno severas medidas para salvar al INSS, que incluyen aumentar la edad de jubilación, hacer recortes en las prestaciones sociales, incrementar las semanas cotizadas y el aporte de las empresas y trabajadores. Solo las medidas relacionadas con las semanas cotizadas y la edad de jubilación han sido descartadas por el Gobierno, tras fuerte presión pública.

Sin embargo, todo apunta a que el Ejecutivo, que lleva 10 años a cargo de las finanzas del INSS, puso en marcha desde hace un par de semanas la medida de recortar el gasto social. “El hecho de que el INSS haya cesado de suministrar medicamentos a los jubilados  refleja la voluntad de desacelerar el crecimiento de los costos de este rubro con el propósito de obtener, a fin de año, un déficit operativo y global, inferior al que hubiese sido en ausencia de esta medida”, señala Acevedo.

Los datos hasta marzo aún no reflejan el impacto que tendrá el recorte en la lista de medicinas a los jubilados. “La compra de bienes y servicios, que corresponde ante todo a la compra de servicios de atención médica a las entidades médicas previsionales, creció a una tasa de 20.4 por ciento, superior a la tasa del 19.1 por ciento a la cual estaba creciendo a marzo de 2016”, explica Acevedo.

Lo lamentable de esta situación, según el economista, es que mientras el INSS rechaza seguir proporcionando medicamentos a los jubilados, el Ministerio de Salud “tampoco posee la política y los medios y capacidades para atender las considerables necesidades específicas de atención en salud de una población de personas mayores que está creciendo con gran rapidez, crecimiento que además se está acelerando y se estará acelerando cada vez más”.

Acevedo advierte que la situación financiera del INSS se seguirá agravando en los próximos meses, tomando en cuenta que “en noviembre-diciembre los gastos operativos del INSS se incrementarán en más en 1,500 millones de córdobas adicionales, debido al pago del doble aguinaldo a los trabajadores del INSS (unos 260 millones de córdobas) y del decimotercer mes a los pensionados (unos 1,260 millones de córdobas), entonces quedará claro por qué el FMI estimó que el INSS finalizaría el año con un déficit de efectivo superior a los 1,800 millones de córdobas”.

 

2 comentarios en “Situación financiera del Seguro Social de Nicaragua es “terrible”

  1. LA SALUD ES UN SECTOR DE IMPORTANCIA PARA LA PRIVATIZACION…QUIEN PIDE REBAJA DE PRECIOS O REGATEA CUANDO UD O SU SER QUERIDO ESTA EN SITUACION CRITICA?…NADIE.UD VENDE O EMPEÑA LO QUE SEA POR OBTENER FONDOS.EN UNA CLINICA PRIVADA SINO PAGA UN ANTICIPO NO LO INTERNAN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.