Simple y Llanamente Forjando Identidad Nacional Relevante

Por: Irma Becerra

John Maxwell en su libro “Vivir intencionalmente. Escoja una vida relevante”, nos indica la importancia de preguntar ¿por qué? y lo define como “el propósito en la vida mientras que el camino es la senda que tomamos: cuando usted encuentra su por qué, su camino automáticamente tiene propósito”. Ello porque junto a este autor, estamos convencidos de que la mayoría de la gente quiere vivir una vida con propósito. Como señaló, Rick Warren, “los humanos fueron hechos para tener significado. Sin propósito, la vida no tiene significado. Una vida sin significado es una vida sin esperanza o trascendencia”.

Según el autor citado todos tenemos un ¿por qué? ya que:

«Cada persona fue creada y ha evolucionado para hacer su parte para mejorar a la Humanidad. Y eso nos incluye a todos.

Cada persona tiene talentos que la ayudarán a mejorar a la Humanidad.

A cada persona se le da la oportunidad de mejorar a la Humanidad. ¡Eso lo incluye a usted!

Cada persona tiene un propósito para el que fue creada y ha evolucionado por lo que tiene forzosamente que desarrollarse hacia adelante.

Cada persona debe buscar dentro de sí para descubrir su propósito».

Una vida con propósito universal y significado de resiliencia humana es decisiva para afrontar las adversidades y los bombardeos mediáticos negativistas y destructivos. Eso significa una vida ganada al radicalismo, a la vulgaridad, a la superficialidad y al mal ejemplo; es una vida con significado mediador que puede basarse en principios de esclarecimiento de la historia de forma pacífica porque ni la formación de guerrillero ni la formación de terrorista de Estado son suficientes ni han sido nunca suficientes para elaborar propuestas significativas universales y locales.

El desconocimiento de la dialéctica interna de la sociedad, la historia y la conciencia no es excusa para seguir despotricando contra la permanente evolución humana, y solo denota una vida de pobreza interior. El vicioso, el mafufo, el violador, el picaflor, en fin, el criminal carece de fantasía porque cree que todas las demás personas no tienen una voz de la conciencia que les indica lo que es lo correcto, y por eso los criminales son incapaces de imaginar un mundo distinto al que tenemos por lo que necesitan rehabilitación continua para poder preguntar ¿por qué? en la historia.

La importancia de peguntar ¿por qué? reside en el hecho de enfocarnos en las causas y los efectos de las cosas, ir más allá de las simples apariencias hasta el núcleo o la esencia misma de las situaciones y los fenómenos. Si queremos forjar una identidad nacional de relevancia que convierta a Honduras en la conciencia de la Humanidad debemos esforzarnos por darle significado a nuestras vidas y reconciliarnos con el tiempo histórico para el cual la justicia es siempre objetiva y no pierde su razón de verdad ya que es independiente, si es verdadera, de las percepciones subjetivas y las múltiples interpretaciones individuales. El ¿por qué? de la justicia en Historia para crear Identidad Nacional Relevante implica fortalecer la verdad de las personas honestas y crear una Ética de interpelación de la conciencia histórica para la cual los delitos no prescriban por lo que tienen que ser removidos de la historia misma a través de la educación continua ciudadana para sellar la cloaca de inmundicia corrupta que amenaza con impedirnos ser la Conciencia de la Humanidad y hacer un trabajo propositivo y creador.

Lo anterior es determinante para escoger un camino personal y político con propósito y significado relevante de mediación de una mejor convivencia con los demás ya que tanto la ultraizquierda como la ultraderecha se encuentran fascinadas por la violencia y la impunidad que argumentan por igual acerca del fin de la historia en tanto incapacidad de la Humanidad y los pueblos de transformar la realidad. Por esa razón dichas fuerzas políticas no constituyen una opción de identidad nacional relevante por lo que el camino a seguir es el intermedio rechazando toda forma de violación de los derechos humanos para buscar de ese modo significados trascendentales que vayan más allá de lo dado y se pregunten siempre ¿cómo avanzar hacia mejor si todo está provisto de fuerza progresiva? Hagamos, entonces, periodismo de alcance universal y no estemos continuamente diciendo que los hondureños y las hondureñas carecen de una identidad nacional positiva y son simples haraganes regresivos de turno que no pueden tener ni alcanzar relevancia planetaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.