Salud pública oculta alerta epidemiológica por Leptospirosis en Honduras

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Ilustración de portada: EMS solutions international

Tegucigalpa.-  La situación sanitaria tiende a agravarse para la población más vulnerable, ante la inoperancia y la lentitud del gobierno como de las autoridades de la Secretaría de Salud Pública.

La población que ya enfrenta la crisis por la pandemia de Covid-19, la devastación del huracán Eta y ahora parece enfrentar una nueva epidemia de una enfermedad que puede ser mortal como es la Leptospirosis, ante la que poco o nada se hecho como hoy sucede ante el avance del patógeno bacteriano en lugares que albergan a desplazados por las lluvias.

Las denuncias del abandono en el que se encuentran miles de desplazados por las lluvias de Eta, van desde la falta de comida, camas y colchonetas, medicinas y mascarillas, entre otros materiales, a las que ahora se suma la necesidad de que las autoridades ejerzan vigilancia epidemiológica para mascotas, perros vagabundos, el ganado y control de roedores.

Una alerta epidemiológica de la Unidad de Vigilancia de la salud de la Secretaría de Salud advierte que la población más afectada por las lluvias se expone a contagiarse de Leptospirosis, una enfermedad recurrente con las lluvias y el contacto con orina de roedores, animales domésticos y el ganado.

El pasado 3 de noviembre la Unidad de Vigilancia de la Salud alertó a jefes regionales, directores de hospitales y a los responsables del área epidemiológica de todo el país sobre la posible epidemia de leptospirosis sin que esto trascienda a la población.

La instrucción incluye campañas publicitarias para advertir a la población el riesgo de este mal y las medidas para prevenir el contagio, pese a que la misma no ha trascendido con la urgencia requerida.

El año antepasado hubo un brote de leptospirosis en el hospital regional de Tocoa, donde siete empleados resultaron con contagiados y otras 77 personas fueron reportadas como sospechosos de la enfermedad, en este caso a causa de una plaga de roedores en el centro asistencial, al que se le hizo un cerco epidemiológico y descontaminado.

El doctor Carlos Umaña, director de los médicos del Seguro Social en San Pedro Sula, advirtió en un video en su página de Facebook sobre el brote de Leptospirosis y brindó algunas recomendaciones a la población para evitar el contagio de esa enfermedad que es producida por las ratas y que en tras las inundaciones del huracán Eta han salido de sus refugios.

El informe “Situación Epidemiológica de la Leptospirosis Humana, Honduras 2007-2013”, destaca que a partir de 1999 esta enfermedad es “de notificación inmediata”, sin que esto se cumpla en un contexto de extrema gravedad sanitaria como la pandemia de Covid-19, inmensas inundaciones y las secuelas humanas del fenómeno climatológico por Eta.

En 2013 la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud alertaron a los gobiernos que “la leptospirosis emerge como un problema de salud pública en poblaciones más vulnerables en países tropicales y subtropicales”.

La enfermedad se adquiere generalmente por contacto directo con la orina de animales infectados o en un ambiente contaminado por orina.

Muestra una amplia variedad de manifestaciones clínicas, de forma leve se parece al dengue y la influenza, etapa en la cual requiere de pruebas de laboratorio para evitar su agravamiento y termine en un desenlace fatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.